CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tuning

2 MIN

G-Tech Abarth 500 RS-S: más verde, por favor

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 23 Jul 2010

El Abarth 500 es un juguete de lo más apetecible, capaz de moverse por carreteras reviradas con una facilidad envidiable por deportivos de alta gama. Con 135 CV extraídos de un motor 1.4 T-Jet, podríamos decir que no le falta potencia. Los chicos de G-Tech opinan que sí le falta potencia, así que han decidido cargarlo con un espectacular kit de potenciación. Para su aspecto exterior han pintado ciertas partes de color verde. Verde, el color del que se pondrá todo el que intente superar a esta pelotilla tan racing.

Bajo el capó, el motor 1.4 T-Jet desarrollado íntegramente por Fiat recibe un nuevo turbo Garrett, nuevos inyectores de más capacidad, buevas bujías y una nueva línea de escape. Nuevos aires que elevan la potencia máxima el Abarth 500 hasta los 210 CV y 310 Nm de par máximo. Es un incremento de 75 CV y 104 Nm de par con respecto a la configuración de serie, que permite bajar el 0 a 100 km/h hasta los 6.9 segundos. La velocidad máxima crece hasta los 226 km/h, donde se limita electrónicamente por nuestra seguridad.

La preparación del Abarth 500 RS-S termina con la instalación de nuevos coilovers ajustables y el citado kit estético verde, compuesto por el pintado de las llantas de 17 pulgadas, carenado verde de los retrovisores y la aplicación de un vinilo del mismo color a lo largo de la carrocería. El precio de este vehículo en concreto es de 29.360€ (coche incluido), más de 10.000€ adicionales sobre el precio de un Abarth 500 “pelado”. ¿Merece la pena? Desde luego no es el 500 más radical que hemos visto, eso se lo dejamos a Hamann o a cierto especial de competicion.

Desde luego sonar, suena de maravilla.

Vía: WCF En Diariomotor: Fiat 500 Abarth, nuevos kits de potencia Hamann hasta 275 CV | Fiat 500 Abarth con 360 CV para la Italian Endurance Race, un tanque en miniatura | Atomik 500, un “Abarth” con 215 CV y cero emisiones | Pogea Racing riza el rizo con el un 500 Abarth que supera al 695 Tributo Ferrari