comscore
MENÚ
Diariomotor
Volkswagen

3 MIN

Este New Beetle funciona con excrementos humanos

He mirado la fecha para ver si era 28 de diciembre o 1 de abril pero no, de todas formas el titular tiene su “trampa”. Una compañía ha creado el Bio-Bug o, lo que es lo mismo, un New Beetle modificado para utilizar gas metano además de gasolina.

Este gas metano puede provenir de muchas fuentes y entre ellas está la descomposición de excrementos humanos, algo que por lo visto se realiza de forma controlada en diferentes instalaciones. El resultado es gas metano con algo más y se le llama biogás. Después de ser filtrado mediante diferentes elementos ya es apto para mover las ruedas del New Beetle. Llegados a este punto queda claro que el titular es simplemente una forma de llamar la atención.

El motor empleado por el Bio-Bug es el gasolina de 2.0 litros y 115 CV convenientemente modificado para funcionar tanto con gasolina convencional de 95 octanos como con biogás. Por lo visto es difícil distinguir por el sonido y la fuerza de motor si se está usando uno u otro combustible si bien tras el arranque en frío funciona con gasolina antes de trabajar con metano debido a temas de eficiencia energética.

Preferentemente utiliza metano cuando el motor se encuentra ya a cierta temperatura hasta que éste se termina y es necesario utilizar la gasolina. Las ventajas que aporta este sistema son la mayor autonomía del conjunto y que funcionando con el biogás modificado la emisión de CO2 por kilómetro es mucho menor. Una de las desventajas, al menos por ahora, son que el Bio-Bug pierde espacio del maletero para albergar el doble depósito de metano.

¿Y cuánto consume este New Beetle? Nos lo cuentan de una manera bastante peculiar: el biogás recolectado por lo que se “dejan” en el baño 70 hombres es suficiente para que el coche recorra 16.000 kilómetros. No suena nada mal pero nos falta algún dato como el coste de refinamiento por ejemplo. De ser un coste bajo estaríamos ante una energía alternativa más que renovable…(ahora es el momento de las bromas).

Desde luego el biogás no es el método de propulsión más curioso. Mención especial merecen el Carpuccino, que funciona con café o aquel Fórmula 3000 preparado para moverse con chocolate. Desde luego parece más razonable nuestro pequeño insecto biopropulsado que los otros dos.

Vía: WorldcarfansSWNS

En Diariomotor: Los coches que se movían quemando madera de los árbolesCarpuccino, el coche que usa café como combustibleNuevos motores 1.4 turbo gasolina y 1.6 turbo a gas natural de General Motors