Lexus CT200h en el Salón de París

 |  @davidvillarreal  | 

Aunque ya en el Salón de Ginebra en marzo tuvimos ocasión de vernos las caras con el nuevo compacto híbrido de Lexus, no ha sido hasta ahora, durante el transcurso del Salón de París, cuando hemos tenido ocasión de subirnos al habitáculo de un compacto premium que tendrá como objetivo, entre otras cosas, captar al atención de un cliente más joven que busca compactos distinguidos del resto, bien equipados y con bastante tecnología a bordo.

A priori, las comparaciones entre Lexus CT200h y Toyota Auris Hybrid se hacen imprescindibles. No obstante y aunque ambos utilicen la mecánica híbrida de Toyota con sus 134 CV de potencia combinada, lo cierto es que son pocos los detalles que ambos tienen en común. El de Lexus se decanta por un diseño deportivo muy japonés para el exterior, pensemos en Subaru Impreza y Mazda 3, y un toque de calidad de nivel bastante alto para el interior.

Las dos unidades de Lexus CT200h a las que pude acceder estaban tapizadas con piel en asientos y paneles, así como plástico de calidad, agradable al tacto y visualmente atractivo. Una de las diferencias que aprecio respecto del compacto de Toyota es la sustitución de la consola central heredada del Prius por una nueva consola central mucho más elegante pero que a nivel práctico dispone de menos espacio para dejar objetos (bajo la consola central del Prius cabía prácticamente una mochila).

El acceso a la mayoría de las funciones se practica desde las interfaces instaladas en el centro de la consola. Ahí tenemos el selector de modo de conducción, que oscila entre el modo EV (eléctrico 100%), Eco, Normal y Sport. Ahí también se ha instalado el selector de marcha del cambio automático CVT y el freno de mano eléctrico, una solución mucho más elegante que el freno de pie del Prius.

Como ya salta a la vista la calidad de los tapizados de piel está a la altura de un vehículo de su posicionamiento. Las plazas traseras cuentan con espacio suficiente para tres pasajeros, aunque la comodidad del tercero situado en la plaza central se reduce por la dureza del respaldo y una base ligeramente elevada respecto a los asientos laterales.

Me sorprendió realmente que el espacio de carga con que cuenta el Lexus CT200h sea similar al de cualquier otro compacto no híbrido. Son 385 litros de volumen incluyendo el espacio que encontramos bajo el suelo del maletero y que nos obliga a prescindir de rueda de repuesto. Aún contando con ella y sin el espacio adicional que encontramos bajo el suelo sigue siendo bastante amplio.

Personalmente me ha dejado un buen sabor de boca. Ahora habrá que ver hasta que punto consigue calar la esencia del Lexus CT200h en los compradores y hasta que punto será capaz de arrebatarle ventas a los Audi A3, BMW Serie 1 y demás.

Lexus CT200h en el Salón de París

En Diariomotor: Lexus CT200h | Lexus CT200h, a fondo | Lexus CT200h, premiere en Ginebra

Lee a continuación: Chevrolet Cruze Hatchback en el Salón de París

Solicita tu oferta desde 22.750 €
  • humberto

    Feo feo feo feo feo…

  • AB

    ¿Por qué será que cada vez que oigo la palabra “hibrido” me pongo de los nervios? Quizá me estoy haciendo mayor…

    No creo que esta cosa le quite muchas ventas a nadie, si acaso a Toyota…

    (Pero en definitiva, ¿esto es un Toyota Auris Hibrid vestido de seda o es otro coche?)

  • humberto

    Vestido de seda, y no creo que le quite nada a nadie en cuanto a ventas se refiere en su categoría.

    Es un lo más feo que ha parido madre.

  • me lo parece ami o las plazas traseras son justitas de espacio para las piernas???o esque el asiento del conductor esta muy inclinado hacia atras,nose.salu2

  • Anónimo

    esto le pasa alo que a un a3 , ni es premium ni es ná.

  • FER

    Peca de no llevar motores normalitos y corrientes

    Este motor debería ser una versión mas, como ocurre con el Auris HSD, que luego están los Auris de gasolina y diesel.

    Si quieren que este coche triunfe deberian lanzar mas mecánicas

  • juan

    lo de que lleva freno de mano electrico al contrario que el Toyota Prius es mentira ya que he visto claramente que lleva uno de pedal y ademas este sistema deberia estar terminantemente prohibido por anticuado y peligroso en caso de accidente y ademas al coche le falta reposabrazos trasero

  • OPTIMUSPRIE

    En mi opinion y no quiero que nadie se sienta ofendido, lo veo como un auris disfrazado de Lexus. Aunque hasta que no se haga una prueba del vehiculo en carretera de forma exautiva no sabremos nada respecto a su comportamiento en cuanto a motor o estabilidad ya veremos, pero sera bastante parecido en ello al Auris.

  • Luis

    Para comprar esta basura ajaponesada prefiero otra cosa… porque seguro que vale un pastón por llarmarse “Lexus” y encima ser “Hibryd”… ¬¬ vaya rollos

  • Otro Jesus

    A mi lo que me parece es poco potente. Pero el resto esta muy bien

  • dmptuning

    “A mi lo que me parece es poco potente.”

    134cv poco potente? Recuerda que es un compacto y además híbrido. Más potencia implica más gasto, cosa que no tendría lógica en un híbrido.

    “lo veo como un auris disfrazado de Lexus”

    Como se suele decir, “depende con el cristal que se mire”, pero esque vosotros debéis estar mirando por un caleidoscopio…

    El Auris se parece al CT200h lo que un elefante a una zapatilla. Esque ni tiene la misma forma de carrocería, ni tamaño, ni motores, ni calidad, etc.

  • humberto

    dmptuning graduate la vista. Ahora tienes en la óptica Alain Afflelou buenas ofertas:

    http://www.alainafflelou.es/

    Aparte de que es un Auris más caro, 134 Cv de potencia está bien cuando el coche no pesa tanto como esta carraca. El Honda CR-Z si tiene una buena relación potencia-peso.

  • dmptuning

    https://www.diariomotor.com/2010/09/29/lexus-ct200h-a-fondo/

    https://www.diariomotor.com/2010/06/02/toyota-auris-hibrido-a-fondo-opcion-frente-al-prius-desde-20-950-euros/

    Ni tienen el mismo maletero (375l frente a 350), mucho menos la misma forma, el Lexus toma la forma de sedán cortado de A3 y BMW S1, mientras que el Auris es el típico “huevo”. Las cifras y consumos tampoco son iguales, etc.

    Lo dicho, como un elefante a una zapatilla.