ART Mercedes-Benz G Streetline Edition Sterling, el horror

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Generalmente solemos fruncir el ceño cuando hablamos de tuning de origen ruso o procedente de Oriente Medio. Y lo hacemos con fundamento, porque podemos citar unos cuantos ejemplos cuando menos escalofriantes, como cromados imposibles o locomotoras con ruedas. Pero hoy nos quedamos en Alemania, con una preparación que responde al nombre de ART Mercedes-Benz G Streetline Edition Sterling, basada en un pobre Mercedes Clase G, que ignoraba su incierto destino al salir de las líneas de producción.

Desconocía que iba a acabar travestido, cual híbrido de persiana y maquinilla de afeitar desechable. Y han sido sus propios compatriotas, alemanes que deberían reconocer y respetar a un auténtico Clase G, con una brillante herencia todoterreno de más de tres décadas. Para empezar, han cortado sus alas instalando unas llantas monoART1, de 22 pulgadas de diámetro. Con semejantes rodillos va a tener difícil incluso subir bordillos. Pero no hay comparación con lo que han hecho con su cara.

ART Mercedes-Benz G Streetline Edition Sterling, el horror
ART Mercedes-Benz G Streetline Edition Sterling, el horror

La habitual calandra con el logotipo de Mercedes da paso a un enrejado tan basto como una persiana, seis faros antiniebla y abundantes luces diurnas tipo LED, no sea que no nos vayan a ver. La distancia libre al suelo es más bien escasa, así que me temo que los tres diferenciales bloqueables van a quedarse sin bloquear nada en conducción off-road. La altura también se reduce con unos grandes faldones en los que se alojan seis salidas de escape, tres por cada lado.

El Bugatti Type 57 tenía seis tubos de escape, pero las comparaciones son odiosas. En la zaga hay más luces diurnas, pero es el único exceso. La carrocería es bitono, combinando plateado y color negro. Para gustos los colores, personalmente tampoco me gusta la tapicería verde escogida para el habitáculo, aunque siempre se puede encargar en otro color. El tapizado alcanza consola central, asientos y puerta, y también hay inserciones en fibra de carbono verde en algunas molduras.

El toque de “clase” lo pone un portabebidas retroiluminado con LEDs verdes. Por mí, se va a la hoguera de cabeza, ¿pero que hay de vuestra opinión?

ART Mercedes-Benz G Streetline Edition Sterling, el horror

Vía: Serious Wheels
En Diariomotor: Mercedes ML ART Tunning, hasta 500 cv | Mercedes Clase S bitono, por ART Tuning | El Mercedes Clase G más amenazador: Brabus G-K8

Vídeo destacado del Mercedes Clase G

Lee a continuación: Brabus Ride Control, suspensiones adaptativas para el Mercedes Clase G

Toda la información que necesitas sobre el modelo Mercedes Clase G: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

Ver todos los comentarios 20