Mercedes B55 AMG, sólo para pasar el rato

 |  @vfdezd  | 

El viernes veíamos que el próximo Mercedes Clase A podría contar con una versión AMG de 320 CV, y curiosamente pocas horas después apareció en la red el extraño prototipo Mercedes B55 AMG. Como su nombre indica, se trata de la versión más radical del Mercedes Clase B, aunque no se trata de un modelo de producción sino una simple diversión de los ingenieros de la firma.

El coche ha sido creado sin más intención que la de mostrar que es posible implantar un motor V8 en el vano motor del pequeño monovolumen. Para ello, tomaron como base una unidad del B200 CDI y eliminaron su bloque diésel para dar cabida a un 5.5 V8 de de 388 CV, un viejo conocido de las versiones “500” de varios modelos de la firma. El nuevo motor implica un aumento de potencia de 248 CV y un incremento de par motor de 230 Nm (de 300 a 530 Nm).

Para absorber este nuevo caudal de potencia, los ingenieros se han visto obligados a realizar cambios mecánicos sustanciales. Ahora la fuerza se transmite a las ruedas traseras, una solución mucho más acorde a un coche de tanta potencia. Para ello, han sustituido el eje trasero por el de un viejo Mercedes E430 Estate, y además han instalado una caja de cambios automática de siete velocidades 7G-Tronic de nueva hornada.

Las suspensiones han sido retocadas para mejorar el comportamiento deportivo del coche, y también tienen como función extra absorber los 180 kg suplementarios (un total de 1.620 kg) que pesa el B55 AMG frente al B200 CDI. Las llantas son ahora de 18 pulgadas, y van calzadas en neumáticos 235/40 en el eje delantero y 255/35. Los discos de freno son ahora de 345 y 300 mm respectivamente.

Estéticamente no hay muchos cambios, salvo las citadas llantas, las ópticas delanteras oscurecidas y la presencia de una doble salida de escape centrada en la zaga. En el interior han puesto un nuevo tablero de insturmentos postizo adecuado a las prestaciones del modelo, que están a la altura de lo que su motor dicta: acelera de 0 a 100 km/h en 5.2 segundos y supera los 250 km/h de velocidad máxima. No son tan radicales como el Renault Espace F1, pero sirven para dar miedo.

Como decía, este prototipo no va más allá de querer demostrar al mundo que los monovolúmenes no tienen por qué ser aburridos. No hay absolutamenten inguna intención de lanzarlo a la producción, no creo que ningún padre de familia fuera a comprar un monovolumen V8. Además, la próxima generación del Clase B será presentada en 2011 por lo que no tendría mucho sentido desarrollar un modelo así a estas alturas.

(*) Actualización 4/2/2011: añadidas varias imágenes a la galería.

Vía: Autocar
En Diariomotor: Recordando prototipos rompedores: Renault Espace F1 | Mercedes Clase B 2010

Lee a continuación: ¿Es este el nuevo Mercedes Clase B?

Solicita tu oferta desde 27.200 €
  • Japo

    Me encantan este tipo de preparaciones

  • chicos, m aburro, q hacemos???
    vamos a preparar un B200 CDI y a meterle un V8
    joder, que envidia.
    YO QUIERO DIVERTIRME IGUAL QUE ESOS INGENIEROS !!!!!

  • Hondero

    Están locos estos germanos.

  • ramon

    brutal preparacion,ojala algun dia se haga realidad algo parecido como dijeron con el futuro clase a

  • Victor, como dices ya que va a salir en breves la nueva generación no tendría sentido, pero sin embargo ahí tienes el RS3 de Audi… por cierto, estos coches, qué acaban en un museo Mercedes-Benz?

  • El perfecto destructor de Golf R, RS3 y cia…

    Eso si, ni en un Clase B bajan los MB AMG de los 1,500kg XD

  • ferf1

    Supongo que es tracción trasera y no delantera como los clase B de serie.

  • Pingback: BMW Brutus, un Frankenstein de 48 litros de cilindrada y 750 CV — Diariomotor()

  • Pingback: BMW Brutus()

  • Pingback: AMG pretende ampliar su gama deportiva por la parte baja()