Cara y cruz para el Tesla Model S y el Fisker Karma

 |  @vfdezd  | 

Fisker Karma en el Salón de París

Esta misma semana han surgido dos noticias que tienen como protagonistas a dos grandes berlinas eléctricas concebidas en California. Se trata del Tesla Model S y el Fisker Karma, dos modelos que deberían salir a la venta a lo largo de 2011. Hacía tiempo que no hablábamos de ellos, y ya es casualidad de que sean novedad a la vez, aunque a continuación veremos que se debe a motivos muy dispares.

Comencemos por el Fisker Karma, que recientemente vimos en el Salón de París. Unos meses antes de que sea lanazdo a la venta, la compañía ha sorprendido anunciando una espectacular subida del precio del coche en EEUU, que será el primer mercado en el que se ofrezca. Sin motivo aparente, las tarifas se han incrementado unos 8.000 dólares, y ahora el precio base del Karma parte de los 95.900 $ (frente a los 87.900 $ de antes).

Ya es la segunda ocasión que la firma anuncia una subida de precio. Los primeros detalles anunciaban que costaría 80.000 dólares, pero finalmente esa cifra subió 8.000 dólares de un golpe y otros 8.000 esta misma semana. En total, supone un incremento de precio de más de un 20% respecto a las primeras intenciones, por lo que podría pasar factura a los planes de venta de la marca. El Fisker Karma llegará a los primeros concesionarios estadounidenes en febrero de 2011, y la introducción en el mercado será paulatina a lo largo de ese año.

La otra cara de la moneda la representa el Tesla Model S, que está siendo todo un éxito para la compañía californiana. Buena parte de su futuro pasa por la buena acogida en el mercado de este modelo y, a tenor de las reservas ya realizadas por los clientes interesados, la cosa va por buen camino. Recientemente se ha sabido que se han registrado más de 3.000 reservas del Model S, lo que sitúa la demanda dentro de las previsiones más optimistas anunciadas por Tesla.

Tesla Model S

Además, estas reservas no son sólo un simple medio para presumir de éxito, sino que representan una modesta fuente de financiación para la expansión de la firma. Cada cliente que haya reservado una unidad ha tenido que depositar 5.000 dólares, lo que supone un colchón de dinero de 15 millones de dólares para sus proyectos futuros. Estos depósitos son además un voto de confianza por parte de los clientes, ya que el Tesla Model S acumula varios meses de retraso, y puede que las primeras unidades no se entreguen hasta 2012 a pesar de que la intención era la de lanzarlo a mediados de 2011.

Como vemos, ambas compañías tienen sus problemas a la hora de desarrollar sus estandartes pero Tesla lo tiene más fácil puesto que cuenta con el respaldo de miles de clientes, y además tiene a Daimler y Toyota como socios. En el caso de Fisker las cosas no están yendo como quisieran debido a ese doloroso incremento de precios que han tenido que realizar, aunque el proyecto sigue en marcha y sólo una hecatombe lo detendría.

Vía: Green Car Reports | Autoblog Green
En Diariomotor: Fisker Karma Plug-in Hybrid en el Salón de París | Fisker Karma, un deportivo de diseño innovador | Tesla Model S | Prueba del Fisker Karma

Lee a continuación: Fisker Karma Plug-in Hybrid en el Salón de París

Solicita tu oferta