Mugen avala una edición limitada a 10 unidades del Ariel Atom

 |  @sergioalvarez88  | 

Mugen es el preparador oficial de Honda, encargado de auténticas obras de arte sobre ruedas con motor atmosférico. Porque no nos engañemos, Mugen es un especialista en motores y dinámica, no en estética o pintura. Siempre que Mugen mete mano a algún Honda el resultado es espectacular, no hay más que ver el impresionante Mugen Type-RR, o la edición limitada del Civic Type R europeo cuyo motor K20 fue llevado hasta los 240 CV sin emplear ningún tipo de sobrealimentación.

Entonces, ¿que pinta Mugen en un Ariel Atom? Pues mucho, o debería mejor decir, lo suficiente. Y es que amigos, el Ariel Atom lleva un motor K20Z fabricado por Honda montado en posición central-trasera. Este propulsor atmosférico – reputado como uno de los mejores atmosféricos del mundo – normalmente entrega 245 CV a 8.200 rpm, y ya va bastante retocado por Ariel. Lo que Mugen ha hecho es llevar hasta los 270 CV el K20Z. 25 CV adicionales que se desatan a todo volumen cuando el motor gira a 8.600 rpm.

Una potencia específica de 135 CV/litro y un par máximo de 255 Nm a 6.200 rpm se consigue mediante un meticuloso proceso de preparación. En primer lugar, el motor recibe nuevas levas, nuevos pistones forjados, bujías de competición, admisión directa, tapa de válvulas de fibra de carbon y un nuevo volante de inercia equilibrado. Se eleva también la compresión del motor y se ajusta ligeramente la electrónica. Cada motor implica siete días de trabajo artesanal más horas y horas de prueba en dinamómetros.

Se hace un rodaje personalizado en banco a cada motor y tras el rodaje es desmontado e inspeccionado. El motor ya está listo para su montaje. Se podría sacar más potencia al K20Z, pero se ha querido vigilar la fiabilidad, primando un motor redondo sobre una unidad explosiva que necesitase una reconstrucción cada 10.000 km. Esta forma de trabajar de los cuarteles europeos de Mugen (en Northampton, Gran Bretaña) es similar al proceder de Cosworth en preparaciones como el Impreza STI CS400.

No es la única modificación del Ariel Atom que conmemora los 10 años de producción y 1.000 unidades producidas. Los esquemas de suspensión y reglajes del chasis provienen del radical Atom V8. La suspensión es ajustable y se han equipado llantas de magnesio blancas de aleación ligera, con neumáticos Yokohama AO48. El coche está muy bien calzado. Acelera de 0 a 100 km/h en sólo 2.9 segundos, casi tan rápido como un Bugatti Veyron. Su velocidad punta es de 240 km/h.

Esta edición limita a solo 10 unidades también es distinguible en su exterior, con chasis rojo y carrocería con los colores de guerra y logotipos de Mugen.

Vía: Autoblog
En Diariomotor: Ariel Atom V8, Autocar lo prueba en vídeo | Ariel Atom, ahora con parabrisas | Ariel Atom V8, una bomba ligera de 500 CV

Lee a continuación: Ariel Atom V8, Autocar lo prueba en vídeo

Ver todos los comentarios 4
  • ramon

    sencillamente un trabajo sublime el de mugen
    una preparacion muy exclusiva,y un coche muy eficaz,dudo que por esa potencia encuentres algun coche mas eficaz,solo quizas el lotus 2-eleven

  • Anónimo

    Joder esto sí que es un coche para los fines de semana.

  • Anónimo

    que lindo

  • Pingback: BAC Mono, el Ariel Atom con corazón Cosworth()