Toyota Stickerfix, adhesivos para disimular pequeños arañazos

Fran López  | 

¿Qué pasa cuando en nuestro coche aparece por casualidad un arañazo en la carrocería, dañando la pintura e incluso dejando alguna zona con la chapa al descubierto? Hasta ahora no había demasiadas opciones: si el arañazo era superficial (alcanzando únicamente la laca de la pintura), con un buen pulido a mano o a máquina se puede disimular o incluso eliminar por completo, dejando un acabado casi perfecto.

El mayor problema viene cuando el arañazo es tan profundo que con un simple pulimento apenas podemos arreglar nada, porque no hay pintura en esa zona y la chapa está al aire. Por ejemplo, lo que suele pasar cuando rozamos contra la columna de un garaje, cuando golpeamos con la puerta contra otro objeto o los arañazos con llave que algunos hijos de mala madre pueden dejar como regalo. En esos casos, la única solución sería llevar el coche al taller y repintar la parte afectada, pero ahora Toyota presenta una interesante idea para proteger la chapa, disimular estos desperfectos y poder salir del paso de forma barata y sencilla.

Toyota Stickerfix, que así se llama el invento, se comercializará como accesorio original en los servicios posventa de la marca japonesa y es en realidad una lámina adhesiva en tamaño A5, con 33 formas prefiguradas de diferentes tamaños, para que así se puede adaptar el “parche” a nuestras necesidades. Por el momento estará disponible a un precio de 29.48 euros (más IVA), en 29 colores idénticos a los de la gama cromática de origen de sus modelos.

No hace falta intervención del taller, puesto que con limpiar la zona afectada, pegar el adhesivo y repasarlo para que no se formen burbujas los arañazos quedarán muy disimulados, aunque su aspecto y acabado (debido a su naturaleza plástica) nunca será perfectamente idéntico a la pintura de origen. Protegerán frente al óxido y además es de suponer que resistan adecuadamente el agua o los sucesivos lavados. Se pueden retirar sin residuos con aplicar calor en la zona (con un secador de pelo, por ejemplo) durante apenas un par de minutos.

Una alternativa a estos adhesivos más barata y presente en casi todos los fabricantes son los pinceles de retoque, que también con el mismo código de pintura de nuestro coche permiten retocar con pintura y pincel (y un poco más de maña y trabajo) aquellos arañazos más o menos profundos, dejando también un resultado razonablemente bueno si somos un poco hábiles y cuidadosos.

Vía: Toyota
En Diariomotor: Nueva pintura autorregenerativa de Toyota

Lee a continuación: Así han acabado los Ferraris del ex-presidente tunecino

Ver todos los comentarios 17