El Rally Dakar recibirá la “chispa” de dos eléctricos

 |  @davidvillarreal  | 

El Rally Dakar es uno de los retos automovilísticos más importantes que puede encarar un piloto, ya sea por las dificultades físicas a las que se tendrá que enfrentar como por las exigencias con que se encontrará la mecánica de su vehículo. Por no hablar de la suerte… Cada año son muchos los que lo intentan y muy pocos los que han llegado al Lago Rosa en Dakar (tras su traslado a América la última etapa ha sido en Buenos Aires y el año próximo será en Lima).

Imaginémonos entonces el reto de enfrentarse al rally-raid más complicado del mundo con un vehículo eléctrico. Esa precisamente será la aventura de dos equipos que pretenden ser los pioneros y pasar a la historia como los primeros en completar el Rally Dakar al volante de vehículos eléctricos (o semi-eléctricos) ya que uno de ellos será en realidad un híbrido de autonomía extendida, lo cual tampoco le resta méritos.

El equipo letón Team Latvia acaba de presentar su nuevo OSCar eO, un vehículo de raids que cuenta con un motor eléctrico única y exclusivamente para desplazarse. Su potencia es de 180 kW (241 CV) y es capaz de alcanzar los 140 km/h. Cuenta con un sistema especial de Overboost que permite desarrollar 315 kW (422 CV) de potencia durante unos 45 segundos para superar dificultades como una duna demasiado alta.

El OSCar eO no podría enfrentarse a una etapa del Dakar sin el apoyo de un motor de combustión (será de origen Nissan) que irá recargando las baterías. Gracias a este su autonomía se extiende hasta los 150 kilómetros, pudiendo llegar a los 300 kilómetros en etapas favorables y enlaces. Además de frenada regenerativa incluirá un sistema que recuperará energía de las suspensiones por los impactos en las irregularidades del terreno.

El segundo será el McRae Buggy eléctrico que tratará de completar el Dakar con su apuesta de vehículo muy ligero de tipo buggy dotado de un motor de 80 kW (107 CV) de potencia y una batería compacta de 54 kWh. Su baza principal será el ahorro de peso mediante el empleo de materiales ligeros, su aerodinámica optimizada y por último también un sistema de recuperación de energía en los amortiguadores.

¿Será 2012 el año en que veamos por primera vez cruzar la meta del Rally Dakar a un vehículo que no emita más ruido que el del contacto de sus ruedas con el pavimento?

Fuente: Motorpasión | OSC Race Car Engineering | McRae Team
En Diariomotor: EV Cup, el primer campeonato de eléctricos | Carlos Sainz gana el Rally Dakar 2010

Lee a continuación: Volkswagen Polo R WRC, primeras imágenes de la vuelta de Volkswagen al WRC