Suzuki Swift 1.3 DDIS GLX, a prueba (III)

 |  @vfdezd  | 

Llega el momento de poner punto y final a la prueba del Suzuki Swift 1.3 DDIS GLX de cinco puertas. En la primera parte echamos un rápido al aspecto del coche y determinamos que su habitabilidad es muy correcta para un coche de su segmento. En la segunda entrega comprobamos que los 75 CV del modesto turbodiésel de 1.3 litros son suficientes para moverse por ciudad e incluso permitirse escapadas por carreteras abiertas.

Ahora toca conocer el equipamiento de serie que incluye, el precio y los rivales directos que nos podemos encontrar en el mercado español. En la primera parte de la prueba ya comentamos que el acabado GLX es el más alto de cuantos se ofrecen en la gama, incluye de serie un buen arsenal de dispositivos que ojalá se ofrecieran en todos los coches de su segmento, y además no resulta excesivamente caro.

Equipamiento

Siguiendo la filosofía asiática, la gama del Swift está configurada en tres niveles de equipamiento bien definidos y prácticamente cerrados. El acabado GLX sólo tiene como opción la pintura metalizada a un coste de 336 euros.

  • ABS
  • ESP
  • Dirección asistida
  • Faros antiniebla delantero y trasero
  • Airbags delanteros, laterales, de cortina y de rodilla
  • Anclajes ISOFIX
  • Cuatro elevalunas eléctricos
  • Climatizador monozona
  • Radio CD + MP3 + Bluetooth + puerto USB
  • Acceso y arranque sin llave
  • Volante multifución de cuero ajustable en altura y profundidad

  • Ordenador de a bordo: la pantalla de visualización va situada entre el velocímetro y el cuentarrevoluciones. Tiene dos odómetros parciales en los cuales se pueden consultar la distancia recorrida, la autonomía restante, el consumo medio y el consumo instantáneo. El manejo se a través de una ruleta situada en el propio tablero de instrumentación, por lo que es poco recomendable usarlo mientras se conduce ya que hay que introducir la mano a través del volante.
  • Encendido automático de faros
  • Encendido automático de limpiaparabrisas
  • Control de crucero
  • Asientos de tela
  • Asientos traseros abatibles 60/40
  • Llantas de 16 pulgadas
  • Rueda de repuesto de acero de 15 pulgadas
  • Cristales traseros tintados

Seguridad

El Suzuki Swift fue testado por EuroNCAP en 2010 y obtuvo un resultado de cinco estrellas, convirtiéndose en uno de los utilitarios más seguros del mercado español. En protección para adultos en caso de impacto frontal o lateral obtiene una buena nota, así como en la protección a niños. Como suele ocurrir, los mayores defectos se encontraron en la protección a peatones. Incluye ESP y aviso del uso del cinturón en todas las plazas para todas las variantes, algo imprescindible para obtener las cinco estrellas.

Precio y rivales

El precio base estipulado este mes para el Suzuki Swift 1.3 DDIS GLX es de 16.530 euros, si bien este mes cuenta con un descuento de 2.000 euros que deja la tarifa final en 14.530 euros. Nuestra unidad sólo contaba como opción con la pintura metalizada, que suma 336 euros más. Por tanto, la unidad probada tiene un precio final de 14.866 euros, una cifra ligeramente superior a sus rivales más directos por concepto.

Con sus 3,85 metros, el Suzuki Swift a medio camino entre un urbano puro como el Kia Picanto (longitudes cercanas a los 3.6 metros) y los utilitarios como el Seat Ibiza o el Ford Fiesta (con longitudes que rondan los cuatro metros). Entre sus rivales más directos tenemos que echar un vistazo a la competencia proveniente de Japón, con modelos de filosofías muy parecidas.

El rival más directo probablemente sea el Mitsubishi Colt, un utilitario de estética atractiva que ya lleva en el mercado varios años, algo que está pasando factura a sus ventas en los últimos tiempos. No cuenta con motorizaciones diésel, tan sólo hay motores gasolina de 75 y 95 CV. El primero de ellos se ofrece por 10.110 euros en el acabado intermedio Invite, ya que con el acabado superior ni siquiera se ofrece. El equipamiento de serie no es tan abultado, pero los casi 4.800 euros de menos probablemente compensen las diferencias.

Otro rival encarnizado es el Mazda2, el pequeño utilitario de la firma japonesa. Tampoco tiene motores diésel, tan sólo gasolina de 75 y 102 CV.Al igual que con el Mitsu, el motor de 75 CV como mucho se puede ligar al acabado intermedio Style+ a un precio que parte de los 12.514 euros. El Honda Jazz tiene un concepto algo diferente, pero por tamaño y equipamiento podría robar ventas al Swift. No obstante, no tiene motores diésel y el gasolina menos potente ya se va hasta los 90 CV.

No podemos pasar por alto el incombustible Peugeot 206+, un modelo que podría ser rival para los acabados más bajos del Suzuki Swift, ya que su equipamiento de serie está muy por debajo del que trae el Swift GLX. Se puede adquirir con el motor 1.4 HDI turbodiésel de 70 CV a un precio de 10.350 euros, 4.000 euros menos que en este caso también podrían compensar al potencial comprador.

No hay que olvidarse del motor gasolina del Suzuki Swift. El propulsor 1.2 de 94 CV ha recibido recientemente el dispositivo Start/Stop, gracias al cual el consumo medio se ha visto reducido hasta los 4,9 litros. Por 13.330 euros se puede conseguir un Swift 1.2 Start/Stop, unos 1.500 euros más barato y que sobre el papel es más prestacional que el diésel.

Conclusiones

Todo lo descrito anteriormente sobre el Suzuki Swift DDIS nos lleva a pensar que es un coche utilitario pensado mayoritariamente para utilizar en ciudad, pero que no sufrirá ningún apuro en autopista e incluso puede sacarnos una sonrisa si intentamos divertirnos con él. Los 75 CV resultan muy limitantes, pero el tirón que el coche posee a partir de 1.800 hace que nos olvidemos de tan escasa potencia, únicamente si vamos solos en el vehículo. Los consumos de ficha son fácilmente alcanzables.

Por su concepción es un vehículo con pocos rivales directos en el mercado, de ahí que esté registrando unas buenas ventas para toda aquella gente que quiera todas las ventajas de los actuales polivalentes de cuatro metros sin tener que acudir a un precio más elevado, a costa de sacrificar algo de espacio. Probablemente la mayor desventaja de este propulsor sea la competencia del propio motor gasolina de 94 CV del Swift.

A destacar

  • Plazas traseras amplias en relación a su tamaño
  • Consumos bajos
  • Chasis prometedor

A mejorar

  • Rumorosidad con el motor en frío
  • Falta de fuerza por debajo de 1.800 rpm
  • Política de equipamiento cerrada

En Diariomotor: En Diariomotor: Suzuki Swift | Suzuki Swift 1.3 DDIS y 1.2 VVT Start/Stop, presentación y prueba en Madrid

Lee a continuación: Suzuki Swift 1.3 DDIS GLX, a prueba (II)

Solicita tu oferta desde 12.250 €
  • E92

    Buena prueba. Yo el año pasado me sentí tentado por el gasolina (en 3p eso si), no se, me parece un buen coche para andar por la ciudad. Llevo unos días viendo varios Swift Sport, ese si que hubiera estado interesante hacerle una prueba para ver que  tal dan de sí esos 125cv y sus consumos (más sport), y su relación caldiad precio que ahora mismo por 16.000 euros te lo llevas.

  • Shane

    Yo lo tengo este desde hace un mes, mismo acabado y mismo motor, pero en color blanco, es una pasada de coche, por acabados me ha sorprendido ya que son superiores a lo que me esperaba y bueno… ciudadano si, pero lo estrené llevandolo hasta Vigo (1.100 km de donde vivo) y como se ha dicho en la prueba, ese motor da bastantes alegrias, no es nada perezoso y nada tragón, hice cada viaje con un deposito llegando casi a la reserva en los dos viajes… una pasada!!! Una media de 4,08 me ha dado. Gran decision que tomé, espero que este conmigo muchisimos años!!!!