Mazda 5 2.0 DISI y 1.6 CRTD Luxury, a prueba (III)

 |  @sergioalvarez88  | 

Durante la semana pasada probamos para vosotros el nuevo Mazda 5, en sus versiones 2.0 DISI y 1.6 CRTD, prácticamente la gama completa a excepción del 1.8. Tras unos días, ya es hora de llegar a las conclusiones. En la primera parte os hemos hablado de su diseño, que me ha parecido muy cercano a la filosofía Nagare de diseño y es realmente bonito para el segmento en que se encuentra el coche. También hablamos de la habitabilidad. En la segunda parte nos hemos centrado en la dinámica, considerando más satisfactorio el motor 1.6 CRTD de 115 CV.

En esta tercera parte hablaremos de precios y de rivales, pero sobretodo de equipamiento. Ambas versiones probadas tenían el equipamiento Luxury, el tope de gama dentro de los Mazda 5, por encima del Active. Es un equipamiento bastante completo, que a excepción de detalles de lujo, tiene todo lo que podamos desear. A continuación pasamos a recoger la lista de equipamiento de nuestra unidad así que no os despeguéis, las conclusiones de la prueba van a continuación.

Equipamiento de serie

ABS
Distribución electrónica de frenado EBD
Reposacabezas activos
Control de estabilidad DCS
Control de presión de neumáticos
Faros antiniebla
Faros de xenón
Control de tracción TCS
Airbags frontales

Airbags de cortina delanteros y traseros
Airbags laterales delanteros
Faros antiniebla
Indicador de cambio de marcha óptimo
Control de velocidad de crucero
Llantas de 17 pulgadas
Segunda fila de asientos regulable longitudinalmente
Tercera fila de asientos plegable
Asiento central convertible en reposabrazos

Ordenador de a bordo: mide únicamente consumo medio, instantáneo y autonomía. Se muestra en la pantalla LCD que hay sobre el salpicadero. Se cambia de modos con un botón que hay en el volante, llamado “Info”.

Retrovisores calefactados de regulación y plegado eléctrico
Tapicería de tela
Retrovisor interior electrocrómico
Volante multifunción de cuero regulable en altura y profundidad
Pomo de la palanca de cambios forrado en cuero
Mandos de radio y teléfono en el volante
Climatizador automático
Portagafas
Puertas correderas eléctricas
Sensor de luz y lluvia
Asiento del conductor con regulación en altura
Asientos traseros abatibles 50/50
Cristales traseros tintados
Maletero iluminado
Rueda de repuesto tipo galleta
Mesas plegables en respaldo asientos delanteros
Radio CD con MP3, entrada auxiliar/USB y seis altavoces
Manos libres Bluetooth

Equipamiento opcional

Como parte de acabados cerrados, la única opción de nuestras unidades era la pintura metalizada, que ambas equipaban con un sobrecoste de 400€.

Seguridad

El nuevo Mazda 5 aún no se ha sometido a pruebas de choque reconocidas por organismos internacionales como EuroNCAP o las pruebas específicas para el mercado estadounidense. No podemos asegurar cómo será su comportamiento, pero sabiendo que el modelo anterior ya recibía cinco estrellas en muchos casos podríamos extrapolarlo. En el Mazda 5 es de serie el control de estabilidad en toda la gama, así como los reposacabezas activos.

Precio y rivales

El Mazda 5 2.0 DISI con acabado Luxury cuesta 23.690€, con el equipamiento de nuestra unidad cuesta 24.090€. La versión diésel se pone en 26.100€ con el mismo equipamiento, que recordemos es muy completo. El primer rival es el Citroën C4 Grand Picasso, de siete plazas. Sus cotas exteriores, las prestaciones y el peso son muy parecidas, no en balde, comparten propulsor en el caso de la versión turbodiésel. En cuanto a acabados, el Citroën es algo más llamativo y su maletero es mayor con cinco asientos en posición, ya que cubica 576 litros.

Habría que ver cómo se traduce en espacio interior. La ventaja del Citroën es su precio, ya que tiene fuertes descuentos de hasta 4.500€ en la tarifa, costando 23.440€ con un equipamiento muy parecido. No tiene versiones de gasolina. Otro rival del Mazda 5 es el ya veterano Opel Zafira, a punto de ser reemplazado. Es un coche algo más corto, y con siete plazas también, pero algo más angosto en sus dos plazas traseras accesorias. El motor equivalente sería el 1.7 CDTI de 125 CV en el acabado Cosmo.

De nuevo, tiene la ventaja de más de 6.000€ de descuento por parte de la marca, aunque ya es un coche algo superado por la competencia. Con un equipamiento parecido al Mazda cuesta 23.460€ y su motor turbodiésel tiene mejores prestaciones, fruto de mayor potencia y par motor, manteniendo el consumo en 5,1 l/100 km. Con dos filas de asientos es un coche también con mucho más maletero, más de 600 litros. La versión de gasolina es un 1.8 de 140 CV, pero sólo asociado a una caja de cambios automática.

Los franceses dominan el segmento de los monovolúmenes, y la respuesta de Renault es la Grand Scénic con acabado Dynamique, que con el motor turbodiésel 1.5 dCi de 105 CV e igual equipamiento al Mazda nos costará 25.080€. Su consumo es de sólo 4,9 l/100 km y tiene prestaciones ligeramente por encima. De nuevo, tiene un maletero algo superior a costa de menos espacio en la fila central y unos acabados que visualmente son superiores, y también al tacto, aunque me preocuparía por su durabilidad.

La única versión de gasolina monta el motor Nissan 2.0 de 140 CV y va exclusivamente asociada a una caja de cambios CVT, por lo que no es 100% comparable. Por parte de Alemania, uno de sus principales rivales es el Volkswagen Touran, ya en la frontera del premium, por otra parte al igual que el Mazda. El motor rival sería el 1.6 TDI de 105 CV, de consumos iguales y prestaciones un poco superiores, aún teniendo 10 CV menos. Es un coche con mejores acabados y amplio en sus dos filas delanteras. La tercera fila es angosta, y opcional.

A igualdad de equipamiento nos costará 40€ más que el Mazda 5 con el equipamiento Luxury. En gasolina, la versión equivalente es la 1.4 TSI de 140 CV, superior en agrado de funcionamiento y en prestaciones, recordemos que el atmosférico de Mazda se quedaba corto en recuperaciones y en pendientes, aunque en consumo son coches que en la realidad tendrán gastos parecidos. El Touran es 2.000€ más caro con motor de gasolina, aunque con el diésel no existe dicha ventaja a favor del Mazda.

Por último, cerramos con el Peugeot 5008, con acabado Sport Pack. El motor diésel, prestaciones y consumos son parecidos al Mazda, aunque su maletero es más de 100 litros mayor y su aspecto interior es más llamativo y moderno, con un puesto de conducción orientado al conductor. El que sí es superior es el motor de gasolina un 1.6 THP de 155 CV, turboalimentado y con mucha reserva de potencia. Mejora con contundencia las prestaciones del Mazda, aunque cierto es que tiene un gasto de gasolina superior.

Es un coche más caro a igualdad de equipamiento, 27.840€ para el gasolina y 28.140€ para la versión diésel.

Conclusiones

El Mazda 5 es un monovolumen medio amplio y de calidad, aunque es cierto que su precio con respecto a los rivales no es demasiado competitivo en un segmento que se deja guiar mucho por el precio. No obstante, sus capacidades compensan el sobrecoste, así como una imagen más exclusiva de lo habitual, en el segmento generalista pero rayando el premium. Recomendamos el motor 1.6 CRTD frente al 2.0 DISI, le falta fuerza y el diésel se corresponde más con el carácter rutero del coche.

A destacar

  • Amplitud en plazas delanteras y centrales
  • Imagen diferente y deportiva
  • Puertas correderas eléctricas

A mejorar

  • Respuesta del motor 2.0 DISI
  • Espacio en las dos plazas traseras
  • Más caro que rivales generalistas

En Diariomotor: Nuevo motor 1.6 CRTD de 115 CV para el Mazda 5 | Mazda 5 2010

Lee a continuación: Mazda 5 2.0 DISI y 1.6 CRTD Luxury, a prueba (II)

Solicita tu oferta
  • Urbyle

    en general solo el C4 grand picasso es el unico en mi opinion que le puede hacer competencia siendo justoas, aunque en ventas ya entras mas factores como la marquitis, aunque en diseño me gusta mas el mazda 5.