Toyota Yaris, presentación y prueba en Dinamarca (I)

 |  @sergioalvarez88  | 

Ayer mismo volvíamos de Copenhague, capital de Dinamarca. El motivo era que fuimos invitados a la presentación del nuevo Toyota Yaris, que ya va por su tercera generación. El Toyota Yaris fue lanzado en Europa en 1999, y desde su primera generación se ha posicionado como un utilitario práctico, fiable y sencillo. Se han vendido en nuestro continente más de 2,5 millones de unidades en los pasados 12 años. Al ser un producto global, desde 1999 han encontrado dueño 5,5 millones de Yaris en todo el planeta.

Los estudios internos de Toyota afirman que la satisfacción de los clientes de Yaris es una de las más altas del segmento B, lo que ha potenciado el valor de reventa del utilitario. Sin embargo, el actual Toyota Yaris ya necesitaba un cambio, desde que se puso a la venta en 2005 sólo sufría ligeros maquillajes estéticos y mecánicos. La tercera generación es un desarrollo completamente nuevo, un coche más versátil, más grande, más capaz, con el que Toyota se plantea muy en serio la competición en el segmento B.

Hasta ahora el Toyota Yaris era un coche que en España era en un 83% de los casos el segundo coche de una familia, y en un 60%, comprado por clientes femeninas. Se han vendido más de 100.000 unidades de Yaris desde su lanzamiento en España, con una cuota de mercado que durante los pasados años se ha estabilizado en un 5%. A pesar de la crisis, el segmento B supone el 25% de la cuota de mercado total en la Unión Europea. Está altamente fragmentado: hay más de 30 competidores, pero 6 competidores aglutinan un 70% de cuota de mercado.

El mix diésel-gasolina se mantiene en un 50-50, aunque se empieza a inclinar hacia la gasolina. Un fenómeno reciente es que el segmento B capta cada vez a más clientes procedentes del segmento C, ya que los vehículos pequeños son cada vez más cómodos, grandes y capaces de acometer largos viajes sin problemas. Es también el punto de partida para los jóvenes que adquieren su primer coche y un segmento en el que tenemos hasta un 30% de clientes profesionales, principalmente empresas y alquiladoras.

Más grande, más aerodinámico, más ligero

La renovación total de una de las “vacas lecheras” de Toyota en Europa coincide con un reposicionamiento competitivo. Hasta la fecha, el Toyota Yaris era considerado un utilitario pequeño, más limitada a ámbitos urbanos. Se venderá en versiones de tres y cinco puertas, y crece 100 mm con respecto al Yaris II. Con 3,88 metros de longitud, sigue siendo más pequeño que un Renault Clio, pero es un coche que está un paso por encima de competidores directos como el Nissan Micra, y se tutea con Mazda 2 o Citroën C3.

La anchura del nuevo Yaris no varía, pero es 20 mm más bajo y los voladizos delantero y trasero aumentan su longitud en 35 y 15 mm de manera respectiva. Con ello, el coche adquiere un aspecto más masculino, más dinámico. El radio de giro del nuevo Toyota Yaris es líder en el segmento, con sólo 4,7 metros. Os lo contaremos con más detalle en la segunda parte de la presentación, pero es un coche que me ha parecido lógicamente muy maniobrable y capaz de moverse por la ciudad como pez en el agua.

Se ha trabajado de manera especial la aerodinámica, lográndose un coeficiente aerodinámico de sólo 0,287, de nuevo líder en el segmento. Es muy complicado conseguir una cifra así en un vehículo corto y con fuerte caída trasera. Para hacernos una idea, es más aerodinámico que el Toyota Auris Híbrido. Entre otras soluciones, se ha logrado mediante el carenado parcial de los bajos, la instalación de un spoiler trasero, un moldeado cuidadoso de paragolpes y retrovisores o la instalación de deflectores aerodinámicos en torno a cada una de sus cuatro ruedas.

Siguiendo la que parece una tendencia creciente en el mundo del automóvil, me ha alegrado mucho conocer que es un coche que a pesar de ser 10 cm más largo que su predecesor, es más ligero. Uno de los secretos de la eficiencia por el que pocos apuestan es la reducción de peso. Es un coche 20 kg más ligero que su predecesor, con lo que una versión equipada con el motor 1.0 VVT-i de 69 CV y caja de cambios manual tendría una Tara de 970 kg, no llegando ninguna versión a superar los 1.065 kg.

Aspecto más dinámico y masculino

Al contemplar el Toyota Yaris no nos queda duda de su origen nipón, y tampoco nos queda duda de que ya no es un pequeño utilitario de aspecto femenino. El nuevo Yaris tiene un aspecto más agresivo, más masculino y más dinámico. Ya que se plantea como un contendiente fuerte del segmento B, tiene que tener un aspecto competitivo. El frontal con forma en Y es llamativo, con una calandra en consonancia con la actual imagen de marca de Toyota, en la que tiene un puesto destacado el emblema del fabricante.

La calandra inferior es más ancha y baja, las ópticas, más afiladas y planas, sin presencia de las ubicuas tiras de LEDs diurnos. Un pilar A adelantado y una cintura marcada y ascendente enmarcan un perfil lateral que le confiere un aspecto más afilado, menos “monovolumen”. Las llantas que aparecen en las imágenes son uno de los diseños disponibles, de 15 y 16 pulgadas, además de las clásicas llantas de acero de 14 pulgadas con embellecedores de plástico que montarán las versiones más básicas.

Los retrovisores aerodinámicos integran intermitentes y curiosamente, el coche tiene un único limpiaparabrisas delantero, algo que no es tónica común en el segmento. En la parte trasera el patrón en Y se repite, y en este caso sí tiene un aire de familia más marcado a los Yaris precedentes, especialmente en lo tocante a las ópticas verticales. Se completa así un conjunto visual más dinámico y en mi opinión bastante más atractivo que el de su predecesor, con una guinda en forma de spoiler trasero en ciertas versiones.

Impresiones del habitáculo: mayor amplitud, calidad elevada

Lo primero que nos han comentado ha sido el crecimiento experimentado por la batalla: 50 mm más de espacio entre ejes que se derivan por completo a la amplitud interior. Ya el Toyota Yaris era uno de los vehículos más amplios de su clase en sus generaciones precedentes, y el nuevo miembro de la familia revalida título. Sentado en los asientos delanteros, he podido comprobar que el espacio en todas mis cotas es más que correcto y que la forma de la consola central evita que mi rodilla derecha la golpee.

Las unidades con techo solar dan todavía más sensación de amplitud, pero es una sensación real para los ocupantes de las plazas traseras (mejor que sean dos), que disfrutan de un espacio para las rodillas que algunos compactos no consiguen igualar. La disposición del salpicadero es más común que la de su predecesor, ya que instrumentación y consola central están más centradas en el conductor. Las calidades aparentes y reales del habitáculo han sido uno de los puntos a mejorar por el nuevo Yaris.

Los plásticos son duros por norma general, pero la parte central del salpicadero es acolchada. Lo que es muy correcto es el acabado de estos plásticos, donde los bordes ásperos son escasos, no crujen al pasar por baches y son agradables tanto a vista como a tacto. Esta calidad háptica es patente en el volante forrado en cuero perforado con ribeteado rojo de una de las unidades que pude probar, o los asientos con tapicería cuero-tela, con una buena sujeción para el cuerpo y una banqueta de dimensiones generosas.

Podríamos decir que son calidades propias de un coche más caro, y desde luego, a años luz de sus predecesores, que se caracterizaban por un aspecto barato de su salpicadero. La pescadilla se muerde la cola, y ello tendía a que el coche pareciese barato, no en el buen sentido de la palabra. Hirofumi Yamamoto, ingeniero jefe de Toyota, nos comentaba que el consumidor europeo es muy exigente en cuanto a habitáculos, y que por tanto se había diseñado con Europa en mente, y posteriormente extrapolado al resto de mercados.

La instrumentación del coche es muy sencilla, pero bien visible, con la presencia del velocímetro en posición central. Como de costumbre, es otro coche que pierde el indicador de temperatura del líquido refrigerante, inevitable, pero una tendencia que no comparto. La consola central es muy sencilla, con muy pocos botones y de uso sencillo. El sistema Toyota Touch&Go tiene todo el protagonismo, con una gran conectividad multimedia, servicios web, navegador o cámara de marcha atrás.

Es un sistema de serie en toda la gama, pero el módulo de navegador, Bluetooth y aplicaciones web debe comprarse aparte a un precio que aún desconocemos. Aún así, la cámara de marcha atrás y la conectividad multimedia es plena en toda la gama. Es un coche práctico, gracias a muchos huecos portaobjetos, algunos ubicados en el salpicadero, otros bajo la consola central, donde incluso cabe una cámara réflex si la colocamos bien. Hay más huecos junto a la palanca del freno de mano.

Sin embargo, en las plazas traseras nos tendremos que conformar con la bolsa tras los asientos delanteros… y elevalunas manuales en toda la gama. Un último detalle, la guantera es pequeña, pero está refrigerada. Dentro, está situada la entrada USB para el equipo de sonido, pero un pen drive que no sea muy pequeño chocará con la carpeta de instrumentación del coche y se desconectará al cerrar la portilla. Es un detalle mejorable que obliga a una colocación exquisita de lo poco que nos quepa en el interior de la guantera.

Por último, el maletero es de 286 litros de capacidad, más grande que el de cualquier vehículo de su clase. Tiene un sistema similar al de los Opel Corsa, con dos alturas disponibles de carga. Mañana hablaremos de las impresiones dinámicas, el equipamiento y el sistema Touch&Go. Se pone a la venta en España entre septiembre y octubre.

En Diariomotor: Nuevo Toyota Yaris, estilo japonés con orientación europea | Toyota Yaris 2011

Lee a continuación: Nuevo Toyota Yaris, estilo japonés con orientación europea

Solicita tu oferta desde 9.600 €
  • .Motorhome.

    No sé como serán los otros coches respecto a estos detalles, pero pagas al rededor de 10.000 y no tienes elevalunas electricos en la parte trasera(en toda la gama, que segun que acabado superará ese precio estimado)?

  • esta bonito por detras el peugeot 207….perdon el toyota yaris…

  • Siroco007

     Es monofaro con H4? Si es asi es imperdonable a estas alturas

  • yo tenia (robado) un corolla AE 86 trueno. aparte de su potencia era lo sencillo!! yo como profesor de tec. automotriz me gustan los autos con mecanicas sencillas ademas sin muchos aditamientos electrónicos en el auto. cuanto mayor componentes electronicos posea el vehiculo mayor cantidad de problemas futuros tendran! asi de simple! perdonen los fabricantes de autos pero deberian hacer autos sencillos pero que le fabriquen aparte equipos de high perfomance y vera que los vehiculos se venderian más que los vehiculos complejos con inyecciones electronicas cada dia mas complejas y otros extraños accesorios….

  • jose prez

    A mi este coche se me dá un aire al Lancia Ypsilon de 2011

  • 98octanos

    El interior se ve muy bien, ese desde luego no es el más básico. ¿Os han dado detalle de acabados y sus respectivos equipamientos y precios?, he ahí lo más interesante para ver si de verdad ha ganado como para posicionarse en un segmento B.

    • Pues detalle de precios no, pero sí de equipamientos. De eso hablaré en la segunda parte, pero los precios se publicarán la primera semana de septiembre: nos han dicho que entre 10.000 y 16.000€.

  • mcpepe

    me parecia mejor la anterior generacion en la trasera y la disposición  de la instrumentacion anterior pero con este nivel de calidaad seria excelente :D pero en fin gustos son gustos!!!

  • Focarfa

    sigue gustandome mas el elantra 2011 que este yaris

  • José Luis

     A ver, algo no me cuadra. Me expliquen por favor:
    El coche crece 100 mm, la batalla crece 50 mm; pero los voladizos disminuyen 35 y 15 mm (delante detrás).
    ¿Que he leido mal?

    • Los datos son suministrados por Toyota, los he repasado de nuevo.

      Efectivamente, no son congruentes y es fallo mío. Es un aumento del tamaño de los voladizos. Gracias por el apunte!

  • Me han gustado mucho las imágenes del coche seccionado. El coche también tiene muy buena pinta.

  • Gerencialexx

    Es muy feo el exterior, el interior…..pff bastante decepcionante y las plazas traseras son de risa. Lo mejor que tiene este modelo es el motor d-4d 1.4 90cv. Toyota tiene un gran reto por delante, esperemos tengan una estrategia comercial agresiva

  • Que buenos diseños pues son muy distintos a los que
    casualmente vemos y usamos.

  • par andar lo usaria pero la verdad aca en chile somos antiyaris…

  • Pingback: Hirofumi Yamamoto cuenta a Diariomotor jugosa información sobre Toyota, Lexus e híbridos()

  • Pingback: Kia Rio, presentación y prueba en Estoril (II)()

  • Pingback: Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (II)()