Mercedes SLS AMG Roadster, sin alas de gaviota pero con elegancia

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

De cabrio a cabrio y tiro por que me lleva la corriente… Si Ferrari se atrevía a descapotar a su nuevo deportivo, Mercedes-Benz hacía lo propio con su famoso “alas de gaviota”, que esta vez tuvo que abandonar el apodo gullwing para ganarse una elegante capota de lona. Dicho lo cual nuestra mente estaría puesta en su predecesor, el Mercedes SLR McLaren Roadster. ¿Estaría a la altura el nuevo Mercedes SLS AMG Roadster del descapotable biplaza más radical de Mercedes-Benz (desarrollado en colaboración con los de Woking) de la última década?

Un simple vistazo al Mercedes SLS AMG Roadster ya nos baja de las nubes, el clasicismo y los toques incluso retro, el legado deportivo y la elegancia más pura se han apoderado de la nueva generación de vehículos Mercedes-Benz, del más modesto Clase B a los más radicales SLS. Si tenemos que comparar, el SLR McLaren Roadster sería el chico malo del barrio que hace que las viejecitas se cambien de acera para no cruzarse con él y el SLS AMG Roadster el chaval políticamente correcto al que todo el mundo adora, pero que de puertas para dentro acumula mucha rabia en ocho cilindros en uve, dispuesta a brotar a borbotones de un momento a otro.

Dado que no nos hemos subido a un SLS AMG (ni a un SLR McLaren, para comparar), en todo momento hablaremos de aquellos aspectos que pudimos percibir en el stand de Mercedes-Benz en el Salón de Frankfurt.

Mercedes SLS AMG Roadster en FrankfurtMercedes SLS AMG Roadster en FrankfurtMercedes SLS AMG Roadster en Frankfurt

El Mercedes SLR McLaren Roadster (y tambien el SLS AMG) se concebía como un auténtico superdeportivo de póster, con un diseño de puertas que se abrían hacia afuera y hacia arriba, similar al empleado de Lamborghini, un morro más largo que un día sin pan con un frontal extremadamente afilado (inspiración de Fórmula 1 y dos parejas de faros ovalados, la estética de los Mercedes-Benz de la época), unas branquias de lo más sugerentes, salidas de escape laterales… En fin. Se presentaba como una supermáquina no apta para tímidos…

El Mercedes SLS AMG Roadster es todo lo contrario. Pura elegancia y deportividad, pero muy contenida, nada que ver con la estética macarra del SLR McLaren. Es de los pocos automóviles que pueden presumir de optar a clásico antes incluso de llegar a los concesionarios. Las únicas concesiones a la modernidad estarán en la tecnología LED de faros y pilotos traseros, o en la zona posterior con sendas salidas de escape trapezoidales.

Mercedes SLS AMG Roadster en FrankfurtMercedes SLS AMG Roadster en FrankfurtMercedes SLS AMG Roadster en Frankfurt

Pero en general la sobriedad lo inunda todo, desde el cuadro de mandos con los “relojes de aguja” de toda la vida, la elegancia y el lujo de unos cómodos asientos de piel y la deportividad que le confieren inserciones de fibra de carbono y aluminio y por supuesto las salidas de aire del equipo de climatización con forma de turbina. Sencillamente sensacional…

En fin. Al prescindir de las alas de gaviota del Mercedes SLS AMG, el Roadster pierde el exotismo del clásico gullwing, no obstante se presenta como uno de los descapotables biplazas más elegantes (si no el que más) de cuantos se pueden adquirir hoy en día. Y por cierto, si dos plazas no eran suficientes… en Frankfurt también se mostró el nuevo Bentley Continental GTC.

Fuente: Mercedes-Benz
En Diariomotor: Mercedes SLS AMG Roadster | Mercedes SLS AMG Roadster, el deportivo pierde sus alas para ganar un suave techo de lona

Lee a continuación: Volkswagen Beetle R Concept

Toda la información que necesitas sobre el modelo Mercedes SLS AMG Roadster: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

Ver todos los comentarios 11