Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (I)

 |  @sergioalvarez88  | 

Ayer acudíamos a la presentación nacional del nuevo Subaru Trezia. Se trata de una oferta pionera por parte de Subaru en nuestro mercado, un monovolumen de 3,99 metros, del segmento B. El nuevo Subaru Trezia ha sido desarrollado por Toyota, pero bajo la estrecha supervisión de un equipo de 100 ingenieros procedentes de Subaru. Es un coche también conocido como Toyota Verso S, pero en España se venderá solamente bajo la marca Subaru, Toyota no tiene previsión de ofrecerlo en España.

El Subaru Trezia parece llegar en el momento adecuado, ya que el segmento B MPV ha triplicado sus ventas desde 2002 y se espera que sólo en España mueva algo menos de 20.000 unidades en este año. Es un segmento cada vez más demandado, debido a que muchos clientes buscan un coche pequeño y manejable para la ciudad, pero no quieren renunciar a un gran espacio interior. El perfil del target son parejas jóvenes y clientes que se mueven del tradicional segmento C a un coche más pequeño.

Aunque no lo parezca, el Subaru Trezia lleva a la venta desde marzo de este año, pero por culpa del terremoto de Japón, la planta de Toyota en Gumma sólo ha sido capaz de fabricar unas pocas unidades. Desde Subaru no han querido presentar oficialmente el Trezia hasta que la situación de la producción se regularizase, y desde Japón se espera que en octubre la producción vuelva a niveles previos al terremoto, con los pedidos volviendo a ser regulares a partir de diciembre.

Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (I)

Por su parte, el mix esperado de gasolina/diésel en el segmento es de un 44% para la gasolina y un 56% para el gasóleo. Lo detallaremos en la segunda parte, pero el Subaru Trezia sólo se ofrecerá con dos propulsores, un 1.3 de gasolina con 99 CV de potencia y un turbodiésel 1.4 D-4D de 90 CV, ambos de origen Toyota y compartidos con el Yaris. Es más, en Japón y otros mercados, este vehículo se considera una versión monovolúmen del Yaris, con el que comparte bastantes elementos.

Diseño japonés con toques Subaru

Es indudable que al observar el aspecto del Subaru Trezia sabemos que estamos ante un coche japonés, por sus formas cuadriculadas, aristas afiladas, etc. Subaru nos cuenta que el Trezia ha intentado adaptar la imagen de su marca en este pequeño monovolúmen, en elementos como la calandra delantera. Cromada, en conjunto con unas ópticas afiladas, resulta sencillo trazar paralelismos con otros vehículos Subaru como pueden ser el Forester, el Outback o el Impreza.

El perfil lateral es clavado al Toyota Verso S, pero ello no quita que sea muy peculiar. Con una forma clara de “cuña”, hay muchos ángulos y la forma del triángulo se repite en muchos puntos de la carrocería. La cintura es ascendente y hay un nervio de expresión inferior que recorre ambas puertas. Hay detalles que contribuyen a una mejora real de la visibilidad, como es el caso de las pequeñas ventanillas triangulares junto a los pilares A y D, que nos facilitan mucho las maniobras urbanas.

Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (I)

En la parte trasera del coche no destacamos más que unas ópticas llamativas y un portón de maltero grande, que permite una carga muy fácil de cualquier tipo de objeto pesado. Un detalle que se comparte con otros coches de la gama Subaru es una zona cromada que atraviesa la zaga de un lado a otro. En definitiva, es un coche que no pasará a los anales del diseño por su espectacularidad, pero que trae un soplo de fresco aire japonés a un segmento muy europeizado.

Mucho espacio interior y mucho confort

Al subirme al asiento del conductor – que no es especialmente grande, al igual que los japoneses – sí aprecio una gran sensación real de espacio. El techo del Subaru Trezia se ha elevado a propósito para dejar más espacio a la cabeza, y algunas versiones pueden equipar un techo panorámico de 1,26 metros de largo por 82 centímetros de ancho, que contribuye a hacer del habitáculo un lugar más diáfano y luminoso. El espacio para codos, rodillas y cabeza es muy bueno para un vehículo de su tamaño.

Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (I)Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (I)Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (I)

La posición de conducción es natural, y tenemos ajuste para el volante en altura y profundidad. No es una postura baja, pero tampoco alta: Subaru ha buscado un óptimo para la comodidad, con un escalón de 61 centímetros entre el suelo y el asiento. Me ha sorprendido para bien la calidad del habitáculo, que no difiere apenas de la que nos encontramos en la presentación del Toyota Yaris: materiales blandos en la parte superior del salpicadero, con un tacto francamente bueno.

La parte inferior son plásticos más duros, bien ajustados, y la consola central tiene unos bonitos plásticos brillantes. El volante da una gran sensación de calidad, con un forrado en cuero excelente. No queremos decir que sea un Audi en cuanto a acabados, pero dentro de su segmento es de lo mejor que nos podemos encontrar y a título personal, tiene una calidad muy superior a la que por ejemplo nos podemos encontrar en un rival como el Citroën C3 Picasso.

Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (I)

Donde despunta el Subaru Trezia es en ergonomía y en practicidad. Por ergonomía, todos los controles son muy sencillos y quedan a mano, salvo detalles como tener que meter el brazo por el aro del volante para cambiar de modo en el ordenador de a bordo. En cuanto a practicidad, tenemos dos guanteras y una “repisa” que cruza de lado a lado el salpicadero, en ella se puede colocar objetos como una cartera o un móvil, pero no van muy retenidos y podrían salir volando en alguna curva.

Bajo la consola tenemos un hueco grande con toma de corriente y entre los asientos hay espacio hasta para tres botellas pequeñas. En las puertas también cabe una botella y junto al freno de mano hay pequeños huecos aptos para unas llaves o similar. Por su parte, las plazas traseras son muy grandes y el espacio para las rodillas es impresionante, superior al de incluso alguna berlina media. Ahora bien, dos adultos caben, tres adultos irían muy apretados, y puede que tres niños también.

Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (I)Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (I)Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (I)

El maletero tiene tres posibles configuraciones, ya que la bandeja inferior es móvil, al estilo de algunos Opel. Son 336 litros de maletero en su posición superior – sin salto entre la boca de carga y el piso de carga – o 393 litros con la bandeja en su posición inferior. Hablamos ya de 430 litros aprovechando el hueco de la rueda de repuesto – hay un kit antipinchazo – y 1.388 litros si abatimos los asientos, formando casi un plano de carga enrasado. Por cierto, la bandeja del maletero es de fibra natural de Kenaf, no de plásticos derivados del petróleo.

Sobresaliente en cuanto a practicidad. Mañana encendemos el contacto y nos damos una vuelta. También os hablaremos de rivales y equipamiento.

En Diariomotor: Subaru Trezia, un monovolumen basado en el Toyota Verso S | Toyota Verso S y novedades para Aygo e iQ desfilarán en París

Lee a continuación: Subaru Trezia, el pequeño monovolumen aterrizará este mes con un precio de 17.100 euros

  • 98octanos

    Este es un claro ejemplo de la pérdida de valores de Subaru… Que no digo que sea mal coche o que sea algo malo, renovarse o morir, aunque ello suponga renundiar a la AWD y al bóxer. Esta claro que necesitan ventas, y para ello necesitan estas cosas, es lo que va a pasar con el Impreza pierde carácter, se aburguesa… Luego que no digan que los alemanes van de ese palo, porque hoy en día todas las marcas van así.
    Aunque sea un toyota maquillado de Subaru, el interior sencillo (soso) me gusta, y lo veo práctico tal y como han planteado para el público al que va dirigido.

  • lo veo en diseño muy similar al honda fit, me gusto y hacia falta un modelo de subaru asi

  • Pingback: Subaru Trezia, presentación y prueba en Madrid (II)()