comscore
MENÚ
Diariomotor
Tuning

2 MIN

Cómo convertir un Audi A4 víctima del fuego en un Rat Rod con mecánica Trabant

La imaginación de los aficionado al tuning no tiene límites. Es el caso de unos aficionados de un país de Europa del Este – creo que Hungría -, que han convertido un Audi A4 S Line Avant en un Rat Rod con mucho estilo. El Audi había sido víctima de un incendio y era un coche inservible, seguramente dado de baja por el seguro. ¿Por qué no experimentar con él, y dar suelta a la creatividad con viejas piezas de un Trabant?

El resultado final es como poco llamativo. La carrocería ha sido deliberadamente oxidada y destrozada en algunos puntos: las puertas dejan ver parte de su estructura interna y en el lateral izquierdo han desaparecido parte de los pilares. El interior sólo conserva parte del salpicadero original, mientras que los asientos son ahora sillas de madera y un columpio. Todo realmente rústico y arcaico.

El volante es una llanta antigua y el piso del coche es chapa vista. Hay piezas sueltas y madera actuando como soporte estructural. El exterior del coche también merece un buen repaso. El paragolpes delantero de plástico está totalmente fundido, y se ha decidido dejar colocado. Las llantas son de diferente procedecencia, se puede incluso distinguir unidades Alfa Romeo de 17 pulgadas.

En el vano motor – donde antes viviría orgulloso un potente TDI o incluso un seis cilindros ahora vive un motor bicilíndrico de dos tiempos. En efecto, el motor de 600 cc de un Trabant, cuya potencia no llegaba a los 30 CV y emitía un espeso humo blanco cada vez que despertaba. Es evidente que el coche no está diseñado para circular, pero puede mover por sus propios medios a este Rat Rod tan especial.

Fuente: DDR De Luxe En Diariomotor: La historia de Quique y el Trabant que cruzó Europa | El Volkswagen Golf más lento del mundo lleva motor Trabant