Tu coche en forma: mantenimiento del cuero

 |  @HerraizM  | 

Las tapicerías en cuero llevan décadas con nosotros, acompañándonos en las tapicerías de nuestros asientos, vistiendo nuestro habitáculo con un extra de elegancia. Con una buen número de detractores, “que si una tapicería en cuero es más fría en invierno, que si es más caliente en verano, que si es más cara o que hay que cuidarla más”, en mi opinión es siempre un extra bien recibido, elevando el nivel de nuestro habitáculo, dejándonos con su peculiar tacto, con su característico olor…

Pero, ¿Lo cuidamos los suficientemente bien? ¿Hace cuanto que no limpias la tapicería de cuero de tu coche? ¿Qué cuidados hay que dar a este tipo de tejido? En este nuevo “Tu coche en forma” nos ponemos manos a la obra y tras ver el mantenimiento que exige una capota, es el turno de adentrarnos en el habitáculo del coche, gamuza y limpiador en mano y dejarlo como el primer día que salió del concesionario.

Su limpieza: tratamientos en 2 productos o del tipo 2 en 1

Comenzamos el proceso de tratamiento del cuero por una elección: el producto-productos que vamos a utilizar. Es habitual encontrarnos con líneas de productos específicos para el tratamiento y limpieza del cuero separados en dos formas de aplicación. Por un lado aquellos que se basan en la utilización de un limpiador y un hidratante por separado, por otro, aquellos que ofrecen en un solo producto ambas cualidades.

Si nuestro cuero está bastante dañado podemos optar por hacer un tratamiento más profundo y elegir el proceso con dos productos. Si es un mantenimiento más rutinario el proceso con un solo producto es más práctico y totalmente válido. Visto esto y tomada la decisión de qué proceso vamos a seguir arrancamos con la limpieza.

Junto al limpiador y el producto acondicionador o el 2 en 1 nos será necesario también una toalla de microfibras y en función del estado de nuestro cuero, es recomendable también un cepillo de cerdas blandas. Como hicimos con la capota en el especial sobre su tratamiento, es aconsejable comenzar la limpieza con un aspirado, sobre todo si estamos tratando los asientos, para quitar la primera capa de polvo y suciedad que pulula por la superficie.

Hecho esto con una toalla de microfibras humedecida podemos proceder a hacer un siguiente lavado superficial. Si se trata de manchas leves y con esto las eliminas puedes reservar el tratamiento para más adelante, personalmente aconsejo, en función del uso, unas 3 o 4 veces al año una limpieza profunda y cada 3 meses nutrirlo con acondicionador.

Con la primera capa de polvo quitada, aplicamos el limpiador con la gamuza y en función de lo incrustada que esté la suciedad aplicamos con un cepillo de cerdas. Limpiamos el sobrante, esperamos y aplicamos el acondicionador, de nuevo, pasando una gamuza más tarde para eliminar el producto sobrante.

Con el limpiador 2 en 1 el proceso es exactamente igual pero ahorrándonos uno de los pasos. Aspirada la superficie a limpiar y con una primera pasada con una gamuza húmeda, aplicamos el limpiador y acondicionador y retiramos el sobrante tras ser aplicado. Bastante más rápido y para operaciones más ligeras de limpieza.

Nutrir el cuero: la clave para evitar su cuarteado

Tras la limpieza del cuero y el acondicionado toca nutrirlo, un proceso clave para alargar la vida de nuestra tapicería ya que este tratamiento se encarga de mantener la elasticidad del material, manteniendo además su tacto gomoso y su apariencia, evitando el cuarteado o la pérdida de color.

La aplicación es sencilla, simplemente, es necesario contar con el producto y aplicarlo con una gamuza. Un proceso clave para mantenerlo intacto del deterioro y de la acción del sol por la protección UV que tienen los productos específicos para nutrir el cuero de tapicerías de automóviles. Su aplicación es recomendable, de nuevo en función del uso, cada 3 o 4 meses, así que podemos aprovechar tras una limpieza para tratarlo.

¿Demasiado tarde para esto y lo que necesita la tapicería es una restauración? Si el desgaste no es excesivo y no hay rotos de por medio, podemos recuperar el estado del cuero con un tratamiento más profundo.

Importante: a pesar de parecer efectivas en un primer momento, las cremas hidratantes corporales sólo conseguirán envejecer prematuramente el cuero de nuestro vehículo

Tras una limpieza de la zona a recuperar, aplicamos el producto específico para rejuvenecer el cuero. Este producto, que la mayoría de distribuidores de productos de limpieza para el coche tienen, se aplica sobre la tapicería y precisa que lo dejemos actuar unas cuantas horas, en función del estado y del producto, de 5 a 8 horas. Tras ello, si hay alguna zona con algún desgaste más profundo, podemos aplicar “cuero líquido” que se encarga de rellenar los espacios dañados. E incluso quizá hasta sea necesario tintarlo, pero para ello, ya necesitaremos de un trabajo en mayor profundidad que quizá sea aconsejable que realice un profesional del detallado de vehículos.

Como he mencionado encontramos un gran número de distribuidores de productos de limpieza para el automóvil que en la práctica totalidad de las ocasiones gozan en su gama de productos con material específico para el tratado del cuero y si en el tratamiento para las capotas recomendaba Renovo, para el cuidado de la tapicería podemos acudir por ejemplo a Chemical Guys donde encontramos tanto tratamientos en dos productos, limpiador y acondicionador, como 2 en 1, productos para nutrirlo e incluso tintes y productos para restaurarlos en los casos más extremos. Además, la mayoría de las firmas de coches que cuentan con tapicerías de cuero en su gama cuentan con productos específicos para tratarlos.

Como bonus track desmentir un mito bastante extendido. Nada de cremas corporales, vaselinas o hidratantes para personas. La piel del asiento de nuestro coche no es como la piel de nuestra cara o cuerpo, es piel muerta y tratada, por lo que a pesar de que en una primera aplicación pueda parecer efectivo, con el tiempo sólo conseguiremos un envejecimiento prematuro de la tapicería, así que descartarlo.

Como segundo bonus track y poniendo punto y final a este “Tu coche en forma” en el que nos hemos centrado en el tratamiento de las tapicerías en cuero, un consejo práctico para el día a día con este tipo de tapicerías. En la mayoría de hipermercados hay toallitas para la limpieza específica del cuero que son bastante útiles para pequeñas manchas o el típico roce o marca al salir del coche.

En Diariomotor: Tu coche en forma: mantenimiento de la capota| Tu coche en forma: consejos para la conservación exterior y la limpieza interior

Lee a continuación: Tu coche en forma: puntos clave de la suspensión

  • Prexades

    Algún consejo para polipiel? gracias

  • Chema73

    Buen articulo, aunque no hubiera estado mal haber unido a este el del cuidado del resto de tapicerias textiles.

  • Pingback: Tu coche en forma: matrículas acrílicas, el fin de la matrícula metálica()

  • chips

    No mames cual es el nombre de las putas cremas eso se te pregunta pendejo

  • Chiste

    Todo muy bien explicado……. Pero cuales son las mejores para esto?????? Qué productos se recomiendan????? Marca o submarca! Gracias!