Subaru XV Bi-Fuel, disponible para 1.6 (114 CV) y 2.0 (150 CV)

 |  @davidvillarreal  | 

En Subaru están dispuestos a convencernos de que no siempre el gasóleo es la mejor opción. Pese a que el nuevo Subaru XV ya dispone en su gama de un motor que, por suavidad y exclusividad de la arquitectura bóxer, es excelente, y por consumos no exageradamente glotón dado que de serie está asociado a la tracción INTEGRAL Symmetrical AWD, Subaru ha creído oportuno el lanzamiento de una versión Bi-Fuel capaz de funcionar a la vez con gasolina y autogás (Gas Licuado del Petróleo).

El Subaru XV Bi-Fuel estará disponible con dos motores, el 1.6 de 114 CV y el 2.0 Lineartronic de 150 CV. Ambos costarán 2.670€ más con adaptación Bi-Fuel de fábrica que las opciones de gasolina de las que se derivan. La ventaja más importante que representa el empleo de GLP está en el hecho de que el coste por kilómetro se ve reducido hasta los 5.44€/100 kilometros y 5.53€/100 kilómetros respectivamente, cifras que ni tan siquiera pueden ser superadas por los austeros consumos del gasóleo.

De este modelo ya os habíamos hablado recientemente en la presentación y prueba del Subaru XV 2.0 Bóxer diésel en Ávila.

Bi-Fuel: los entresijos de un todocamino de gasolina y GLP

El coste en euro a los 100 kilómetros según consumo homologado del Subaru XV con GLP es incluso inferior al del propio diésel.

La diferencia básica del Bi-Fuel respecto a un Subaru XV de gasolina es la presencia de un segundo depósito presurizado para el gas licuado del petróleo. Este depósito ocupa la posición natural de una rueda de repuesto completa y está situado bajo el suelo del maletero. Desconocemos el volumen exacto del depósito de GLP, pero de ser de 56 litros (similar al del Subaru Outback 2.5 Bi-Fuel) su autonomía homologada debería ser superior a los 1.500 kilómetros.

En unas condiciones de conducción razonables, el precio inferior del gas licuado del petróleo nos debería proporcionar un coste por kilómetro inferior incluso al propio diésel. Un Subaru XV Bi-Fuel 2.0 CVT Lineartronic es sólo 670€ más caro que el diésel 2.0 TD 6MT con la ventaja de que el Bi-Fuel cuenta incluso con una transmisión automática de tipo CVT.

De momento ya existe una red de suministro de GLP de 300 estaciones en toda España, que a finales de 2013 habrá crecido hasta las 450. A la hora de adquirir un Bi-Fuel siempre es importante saber si existe una estación de servicio suministradora cerca del área en el que nos movemos (hogar, trabajo…). No obstante recordemos que en su defecto, este Subaru XV Bi-Fuel también puede funcionar con gasolina como cualquier otro.

Fuente: Subaru
En Diariomotor: Subaru Outback 2.5 Bi-Fuel: gasolina y Gas Licuado del Petróleo | Presentación y prueba del Subaru XV

Lee a continuación: Subaru XV, presentación y prueba en Ávila (II)

Solicita tu oferta desde 18.990 €
  • Roy_jet

    Consideraría comprarlo si no fuera por ese interior tan feo y desfasado, el exterior es muy bonito, ¿Por qué ponerle ese interior de auto coreano de los 90’s?

  • Nunca vi clara esta línea de trabajo. Supongo que las marcas tendrán que dedicar sus buenos recursos a desarrollar la tecnología, hacer el diseño para que encaje en la plataforma, modificar la línea de montaje… para luego ofrecer algo que no creo llame mucho la atención en mercado. No se en otros países, pero en España es complicado encontrar el surtidor adecuado, máxime fuera de capitales.

    Otras marcas ya lo habían probado, Skoda, Volvo, VW… y no parecen tener mucha continuidad comercial, aunque sus ventajas tiene y el sobrecoste es totalmente asumible… pero sin infraestructura no es viable.

  • Pingback: Subaru XV, a prueba()