Subaru XV, presentación y prueba en Ávila (I)

 |  @davidvillarreal  | 

Si hay algo que distingue a Subaru del resto de fabricantes es su apuesta por un nicho de mercado específico y unos valores de marca diferenciados que le aportan el caracter y la personalidad que busca un cliente muy concreto. De ahí que acojamos con los brazos abiertos a la última incorporación de la gama Subaru, el nuevo Subaru XV, el que sin duda será el modelo más comercial y popular de su oferta de productos.

El Subaru XV viene a cubrir la demanda de un segmento en pleno auge, el de los vehículos todocamino compactos. Cumpla o no con sus expectativas, ya de primeras parece un acierto que Subaru haya apostado por este crossover que pretende rozar las 1.000 ventas en su primer año de comercialización en España. Eso supondría duplicar las ventas anuales de Subaru que pasaría de las 1.079 conseguidas en 2011 a las más de 2.000 que pronostican se podrían alcanzar en 2012.

Pese a tratarse de una apuesta muy popular y comercial, el Subaru XV conserva el espíritu de la marca y por supuesto la tracción integral permanente Symmetrical All-Wheel-Drive en toda la gama y los motores bóxer, o de cilindros enfrentados.

El Subaru XV está diseñado para la ciudad y es solvente en el campo

Por razones de marketing Subaru ha definido a su nuevo modelo como una Aventura Urbana, un vehículo apto y pensado para vivir en un entorno urbano. Objetivamente el Subaru XV es una solución muy equilibrada y competente tanto en terrenos agrestes como en carretera y ciudad. Pensemos que estamos hablando de un vehículo de dimensiones compactas, con 4,45 metros de longitud, apenas 4 centímetros más que un Subaru Impreza de cinco puertas.

Pese a que este crossover compartirá muchas piezas y elementos con el Subaru Impreza, cabe destacar que no se trata de una “camperización” al uso y en el ámbito puramente estético sino un todocamino diseñado a conciencia para su cometido. Sin ir más lejos sus cotas no difieren demasiado de las del Subaru Forester. El Subaru XV goza de una distancia mínima al suelo de 220 mm, lo cual nos permitirá salvar ciertos obstáculos de dificultad media sin rozar los bajos o quedar empanzados.

Estética urbana y juvenil, y unas atractivas llantas de 17” de serie

Hay que decir que estéticamente el Subaru XV ha acentuado su caracter urbano, moderno y juvenil. Líneas agresivas, parrilla hexagonal y protecciones en bajos, defensas y pasos de rueda. Por no hablar de unas llantas de 17” de serie con bordes cromados y cobertura central con acabado negro brillante que, no nos engañemos, no serán nuestro mayor aliado en el campo, pero sí aportan aún más distinción.

En definitiva, exteriormente es un vehículo que llama la atención, desenfadado y atractivo. Como opción también existirán unas barras de techo cromadas.

Confort y espacio, dos claves en un SUV como el Subaru XV

Subaru se ampara en el ámbito práctico a la hora de resaltar las virtudes del nuevo XV. Sin duda muchos clientes se decantan por un crossover precisamente por valores como el espacio o el confort a bordo. Su altura permite un acceso cómodo al habitáculo y sus puertas tanto delanteras como traseras tienen el tamaño justo para acceder a este sin que nos estorben, por ejemplo, los pasos de rueda del eje posterior.

El espacio de carga del maletero se encuentra a cierta altura, un problema insalvable dada su distancia libre al suelo y el diseño de su parachoques, pero su mayor ventaja está en el hecho de contar con un doble fondo y un suelo plano prácticamente a ras de la boca de carga. Prescindiendo de rueda de repuesto, es decir, empleando un kit de reparación anti-pinchazos, contaremos con un cajón de carga adicional organizado y práctico en este doble fondo con espacio para 15 litros adicionales de carga.

En total el maletero homologa 380 litros si empleamos un kit anti-pinchazos. No obstante al menos en España se ofrecerá adicionalmente y como opción una rueda de repuesto temporal, de galleta, como ya sucediera con el Subaru Outback. Aún desconocemos el precio adicional que supondrá incluir este extra que según Subaru España es muy demandado por sus clientes y recomendable si queremos afrontar con garantías terrenos complicados en los que un pinchazo, un reventón o un desllantado son riesgos a los que hay que enfrentarse.

El espacio a bordo del Subaru XV está bien aprovechado y la calidad es apreciable

A bordo hay que decir que el Subaru XV cumple con las expectativas, su diseño es ergonómico y sin demasiado alarde de lujos parece cumplir en lo que a durabilidad se refiere. La zona superior del salpicadero y los paneles de las puertas está recubierta de goma ligeramente mullida y un cromado embellece la zona superior de la guantera. Plásticos duros, haberlos haylos, pero al menos están situados en zonas estratégicas de manera que no resulten un inconveniente y básicamente en la mitad inferior del salpicadero y la consola central.

Los huecos portaobjetos no abundan especialmente, pero si parecen más que suficientes para un todocamino compacto como este. Las puertas tienen bolsillos laterales bastante espaciosos y con un hueco a propósito para una botella o una lata de 33 centilitros, exactamente igual que en la consola central en la que caben dos latas. En el reposabrazos existe un cajón cerrado con una conexión de mechero y 12 voltios y tras la palanca de cambios también existe un pequeño cajón sin tapa.

Las plazas delanteras son suficientemente altas y el rango de posiciones por altura y profundidad me parece suficientemente completo si la estatura del conductor no es demasiado baja o demasiado alta. El objeto de prueba de nuestro análisis estaba de un acabado tope de gama Executive Plus, el cual incluye asientos calefactados de piel y ajustes eléctricos para el puesto del conductor.

Os emplazamos a nuestra segunda y última parte de esta prueba de contacto en la presentación del Subaru XV en Ávila para accionar en contacto y desgranar en profundidad nuestras impresiones en marcha y los detalles de las mecánicas disponibles. Como adelanto y como ya comentábamos previamente, basta decir que el Subaru XV contará con un catálogo de motores bóxer de cuatro cilindros de gasolina de 1.6 y 2.0 litros y 114 y 150 CV de potencia, el primero manual y con reductor y el segundo automático con cambio Lineartronic (CVT).

El tercer motor de la gama Subaru XV, y el que copará el mayor volumen de ventas, será el bóxer diésel de 2.0 litros y cambio manual de seis velocidades. Este último fue el que tuvimos ocasión de probar y del cual hablaremos en profundidad más adelante, en un recorrido bastante largo (para una prueba de estas características) y en el que hubo tiempo para pistas de campo, carreteras reviradas y autovía y autopista.

Mañana más…

En Diariomotor: Subaru XV, el crossover definitivo de Subaru | Subaru se deja querer en Frankfurt con el nuevo Subaru XV | El Subaru XV ya está en España

Lee a continuación: Subaru XV, el crossover definitivo de Subaru

Solicita tu oferta desde 18.990 €
  • Albinus

    ¿En qué zona de Ávila lo probasteis?, es que a lo mejor y todo vivo cerca…

  • Me gusta mucho…

  • Jes

    Estéticamente no me gusta.

  • JOE

    ¿No hay foto del vano motor? Tengo curiosidad por saber dónde han recolocado el intercooler, que en el resto de modelos con motor diesel está en la parte superior, y por lo tanto disponen de la abertura o boca sobre el capó.