comscore
MENÚ
Diariomotor
Volkswagen

4 MIN

Volkswagen Polo BlueGT: ¿es una buena alternativa al GTI?

Deportividad y eficiencia, ¿de verdad están tan reñidos como nos imaginábamos? Recientemente Volkswagen nos sorprendía con una nueva denominación que de momento recibirá su utilitario más popular, el Volkswagen Polo. Tras la coletilla BlueGT se esconden dos conceptos, la economía de los Bluemotion y la deportividad y potencia de los GT y GTI. Y lo cierto es que no podemos poner en duda que cumpla con ambos objetivos, pues se presenta con 140 CV y un consumo desde los 4.5 litros/100 kilómetros para el modelo con cambio de doble embrague DSG.

Por un lado el Volkswagen Polo Blue GT es el más potente de la gama con permiso del Volkswagen Polo GTI (1.4 TSI de 180 CV) que con descuentos incluidos parte en España de los 21.350€. En Alemania ya se ha confirmado que el precio del Volkswagen Polo Blue GT costará 19.650€, impuestos incluidos, y por esa misma regla de tres es de suponer que en España debería rondar los 19.000-20.000€, una diferencia importante dado el calibre del Volkswagen Polo pero suficientemente importante para diversificar al cliente que busca la deportividad a cualquier precio y el que podría conformarse con menos prestaciones, un precio competitivo y un consumo muy ajustado.

Ni deportivo ni ecológico, o ambas cosas a la vez

El Volkswagen Polo BlueGT trata de hallar un punto intermedio entre economía de consumos y deportividad.

Aunque el Volkswagen Polo BlueGT conserva ciertos detalles deportivos en su habitáculo, como tapizados, diseño del volante e instrumentación, o sin ir más lejos unas llantas de 17” de múltiples radios y un coqueto difusor posterior con dos salidas de escape, en otros detalles también se presenta muy sobrio, como el diseño del frontal o prescindiendo de las llantas tipo Denver de 17” del GTI que tan populares se hicieran en el Golf GTI.

En marzo el Volkswagen Polo BlueGT en el Salón de Ginebra ya nos demostró que sus creadores habían recurrido a pingües detalles deportivos y mejoras para la eficiencia dignas del Bluemotion para lograr su cometido. Por ejemplo en vez de una llanta pequeña o un neumático de baja resistencia a la rodadura se había recurrido a un Dunlop Sport Maxx de 215/40 R17. Por supuesto que había opciones más eficientes, pero aún así sus cifras son de lo más interesantes e inéditas para cualquier otro motor de gasolina de la gama Polo.

ACT: gestión de cilindros activa / desconexión selectiva de cilindros

La desconexión de cilindros no es determinante para ahorrar combustible, pero sí muy importante.

Probablemente lo más importante y la característica que de ahora en adelante se convertirá prácticamente en un estándar en esta nueva generación de utilitarios picantes es la desconexión de cilindros. El Volkswagen Polo BlueGT cuenta con el sistema de gestión de cilindros activa (ACT) que cuando la situación se tercie óptima, es decir, se requiera un rendimiento parcial del motor (por ejemplo “llaneando”, o en retención descendiendo una pendiente), trabaja únicamente con dos de los cuatro cilindros para lograr que la inyección de gasolina necesaria sea menor.

El reto es conseguirlo sin sacrificar la suavidad de marcha, el ruido o las vibraciones y por supuesto conseguir que sea algo completamente transparente al conductor. A nadie le gustaría sentir las transiciones y lamentarse por un momento de que su motor se ha quedado únicamente con dos de sus cuatro cilindros. En nuestra prueba del Audi A3, con la misma tecnología del Grupo Volkswagen, ya comprobamos que salvo por un indicador en el ordenador de a bordo que nos advertía que circulábamos en dos cilindros, no era tan sencillo comprobar las transiciones entre modos.

Volkswagen Polo GTI durante el Volkswagen Race Tour

Buenas prestaciones… pero sigue sin ser un verdadero GTI

Un factor decisivo podría ser que el BlueGT contará con cambio manual y opcionalmente DSG, y en el GTI es de serie.

En cuanto a prestaciones, puras y duras, el Volkswagen Polo BlueGT lamenta la merma de potencia respecto al GTI. En la práctica el primero necesita 1 segundo más para practicar el 0 a 100 km/h, por no hablar de que este último cuenta de serie con el cambio automático DSG de siete velocidades y en el BlueGT es algo opcional. Precisamente este podría ser un aspecto decisivo puesto que habrá clientes que sigan confiando plenamente en el cambio manual y otros que se decanten por el DSG al percatarse de que la diferencia entre un BlueGT con DSG y un GTI será aún menor.

Ahora bien, si tal y como era de esperar el precio de lanzamiento del Volkswagen Polo ronda una diferencia de aproximadamente 2.000-3.000€ respecto al Volkswagen Polo GTI, ¿con cuál te quedarías?

Fuente: Volkswagen En Diariomotor: Volkswagen Polo BlueGT, eco-deportividad en Ginebra | Volkswagen Polo Blue GT | Volkswagen Polo GTI 2010