Volkswagen Race Tour 2011 en el Circuito del Jarama

 |  @davidvillarreal  | 

Recientemente acudíamos a la llamada de Volkswagen para un evento que pintaba de lo más interesante, el Volkswagen Race Tour 2011. Circuito del Jarama y la gama más deportiva de vehículos compactos de la marca, así como una pequeña introducción a la conducción todoterreno en la pista habilitada a tal efecto del circuito madrileño. Tocaba probar algunos modelos recién llegados al mercado y sobretodo pasar un buen rato, máxime sabiendo que los organizadores serían el equipo de Drivex con Miguel Ángel de Castro al mando, y por lo tanto nos veríamos con alguna que otra personalidad de la competición en nuestro país.

Qué mejor forma de calentar que la clásica frenada asimétrica (un par de ruedas por asfalto y otro par de ruedas por superficie deslizante previamente mojada) para comprobar lo “vendidos” e indefensos que estaríamos en la carretera de no ser por toda la tecnología que llevamos en nuestros vehículos. Un servidor que aprendió a conducir con un vehículo en el que el componente electrónico más avanzado era un radiocasete de cintas y una luz de cortesía en el techo, ya se había olvidado de lo difícil que se hace lidiar con una frenada a una velocidad de lo más normal en ciudad, 50 km/h, cuando no se cuenta con ABS o se ha deshabilitado a propósito como es el caso de nuestra prueba.

Volkswagen Polo GTI: buena elección para un circuito ratonero “Mickey Mouse”

El Volkswagen Polo GTI es el vehículo ideal para trazar curvas en un recorrido corto y ratonero, jugar con el cambio.

La cosa se va poniendo más interesante y nos subimos a un Volkswagen Polo GTI para hacer el típico circuito de conos ratonero, para los amigos, el Mickey Mouse. La elección de vehículo no puede ser más acertada. Trazado estrecho, jugar con el cambio en primera y segunda velocidad, calentar las manos y esquivar conos en un recorrido diseñado a propósito con curvas de ida y vuelta que nos obliguen a mover mucho los brazos.

Sometemos a las suspensiones del Volkswagen Polo GTI a apoyos muy fuertes en curvas muy lentas y mucho giro de volante, pero estas se mantienen como una tabla. Sinceramente en nuestra somera toma de contacto en el trazado de conos pudimos comprobar que cumple con lo que se espera de él, es hábil y efectivo en los recovecos de la línea de conos, efectivo, como el Brumel en las distancias cortas y ni yo, ni nadie, podríamos ponerle algún pero al 1.4 TSI de 180 CV que lleva bajo el capó.

Me pregunto si estas suspensiones con tanto aplomo en las exigencias de un trazado ratonero se mostrarán excesivamente duras en un uso más cotidiano, en el día a día en la ciudad. Muchas dudas y apenas tiempo para digerir el contacto con el Polo GTI, pero el evento no da para más y aún tenemos que ir al trazado de todoterreno para después entrar por fin en el asfalto del Jarama.

Volkswagen Tiguan y Touareg para una breve iniciación todoterreno

Las suspensiones neumáticas del Volkswagen Touareg lo mejor para lidiar con terrenos complicados y escarpados. Del Volkswagen Tiguan ya os hablare otro día, en una prueba mucho más completa.

En el trazado de vehículos todoterreno del Circuito del Jarama nos encontramos con los todocamino estrella de Volkswagen: Touareg y Tiguan. Jamás había tenido la oportunidad de poner a prueba un Volkswagen Touareg en una pista de complejidad media, o alta para un no iniciado en conducción todoterreno como es mi caso, y la verdad es que me sorprendió lo bien que se movía una mole de 4.8 metros y casi dos toneladas.

Estas cosas son las que hacen que uno se pregunte, ¿tiene sentido echar de menos a los todoterreno de antaño con sus largueros y travesaños y su reductora? No hablamos ya de offroad extremo sino de enfrentarte a pistas muy complicadas. Un Volkswagen Touareg con sus suspensiones neumáticas es capaz de sortear muchos obstáculos sin inmutarse y además se mueve con aplomo por carretera.

Nuestra sesión offroad terminó con un recorrido campero mucho más light para el Volkswagen Tiguan cuyas impresiones reservo para una prueba completa del pequeño SUV compacto que os ofreceremos más adelante.

Volkswagen Golf GTI 35 y Beetle 2.0 TSI en el Circuito del Jarama

Qué mejor broche de oro para la jornada que tomar las riendas de un intrépido coleóptero y un GTI que ya pasó la edad de Cristo en un circuito tan divertido como el del Jarama. La idea era recorrer unas cuatro o cinco vueltas con cada uno de los vehículos que Volkswagen puso a nuestra disposición: un Volkswagen Beetle 2.0 TSI de 200 CV y después un Volkswagen Golf GTI 35 Aniversario (235 CV), no necesariamente en ese orden. Pero creo que sin duda fue todo un acierto hacerlo así…

Volkswagen Beetle Turbo 2.0 TSI DSG: un coleóptero que sorprende por su agilidad

Nuestra elección fue un Volkswagen Beetle Turbo White 2.0 TSI DSG, lo mismo por dentro, pero más pintón y de serie con cambio DSG.

Creo que era la primera vez que me encontraba con el nuevo Volkswagen Beetle al “aire libre” y ciertamente ya de un primer vistazo se ganó mis halagos. Ha pasado de ser simplemente el coche de la Barbie a un buen reflejo de un clásico concepto de automóvil utilitario que gana deportividad gracias a detalles como su techo rebajado, un coqueto alerón y sus generosas puertas alargadas de coupé.

La mirada se me fue directamente a un Volkswagen Beetle Turbo White 2.0 TSI DSG, sus adhesivos en los bajos daban fe de ello. Lo cual es una chorrada. Sin más acabo de enterarme de que el departamento de Accesorios Originales de Volkswagen te permite sustituir opcionalmente estos adhesivos por otros en los que pongan tu apodo. ¿Se imaginan un Beetle con adhesivos en los que ponga “El Paquito”, “El Chicho”, “El Viejo”…?

Sin perder el hilo de la prueba, mi atención se centró en el Turbo White más que nada por pura curiosidad, puesto que esta edición especial es eminentemente estética y la mecánica sigue contando con los mismos 200 CV que el resto, acompañado de serie con cambio DSG. Un detalle es que sobre el salpicadero contase con instrumentación para mostrarnos la temperatura del aceite, la presión del turbo y demás. Sin más preámbulos arrancamos y salimos de boxes para enfrentarnos a las primeras curvas.

Empuja fuerte y el chasis tiene un aplomo que desde el primer momento te sorprende. Pero cuidado!, aún tenemos que probar el Golf GTI 35

Desde el primer momento te sorprende que un “juguete” en el que por fuera todo parece de atrezzo empuje tan fuerte. Sobra decir que bajo el capó lleva el de sobra conocido 2.0 TSI de Volkswagen AG. Pero aún sorprende más lo bien que negocia las curvas y el aplomo que muestra cuando forzamos los límites (o superamos los límites por que sin quererlo los hemos forzado). Lástima no haber podido probar el New Beetle que le precedió hace años, pero como algún experto ya me comentó el cambio ha sido radical, de la noche a la mañana. Han conseguido que lo que antaño era el coche de la Barbie gane deportividad y sea más rudo estéticamente, pero también dinámicamente.

A los responsables de Volkswagen les gusta decir que el antiguo Beetle de los hippies a abandonado el flower del flower power para quedarse sólo con el power. Tal vez les resulte pedante, pero sí, se podría decir que el nuevo Beetle lo ha conseguido.

Volkswagen Golf GTI 35: un deportivo compacto y discreto con el que pasártelo muy bien

No son tan sólo sus 35 CV más, sino la rabia con que los libera.

El acierto de escoger primero el Volkswagen Beetle 2.0 TSI es que el buen sabor de boca que me llevé en un primer momento no hubiera sido tal si anteriormente me hubiera puesto al volante de un Volkswagen Golf GTI 35 Aniversario. Y es que ya no son sólo sus 35 CV más, puesto que el motor en esencia no es tan diferente, sino la rabia con la que los libera, el rugido que despide el motor en respuesta al acelerador y ni hablemos de la amalgama de sonidos que retumban por el tubo de escape.

Estamos ante un GTI, el de toda la vida, pero con algo más de chispa y de garra, si me lo permiten. Ya no sólo por los detalles estéticos, serigrafías y tatuajes que nos recuerdan que el GTI ya cuenta en su haber 35 primaveras, sino también por el esmero con que Volkswagen ha puesto a punto esta máquina de aniversario que superaba los 200 km/h en la recta antes de llegar a la primera frenada y al llegar a ese punto, soltar acelerador y clavar los frenos, apenas se descomponía para encarar los primeros giros.

Pero tal vez lo mejor de este Volkswagen Golf GTI 35 no sean sus aptitudes en pista, sino la certeza de que sea un compacto rápido y efectivo con el que nos lo podemos pasar estupendamente en un circuito y sin embargo sea práctico y discreto. Sobretodo esta última virtud, la de la discreción, sea un valor al alza cuando hoy por hoy cualquier compacto deportivo alcanza los 300 CV, incluye algún alerón hortera, defensas muy tuning y colores estrafalarios.

El DSG siempre sabe conquistar a un amplio espectro de compradores y posibilidades de conducción: desde la tranquilidad y la comodidad del uso urbano hasta el disfrute en circuito.

Por último qué decir del DSG, el que es y seguirá siendo durante bastante tiempo uno de los valores más importantes de Volkswagen. Nunca fui defensor de los cambios automáticos, menos aún cuando busco divertirme (como es el caso) conduciendo un coche. Pero cada vez que pruebo un DSG y más aún, cada vez que lo hago en un circuito cerrado quedo convencido de que son la solución ideal para cualquier tipo de conducción: desde el que busca ir cómodo en ciudad al que quiere divertirse el fin de semana o hacer sus incursiones en circuito. Si hay que ponerle una pega es que las levas tras el volante sean tan pequeñas, por el resto, simplemente genial.

Lo mejor de todo esto es que el Volkswagen Race Tour no es, ni mucho menos, un evento al que sólo podamos asistir nosotros para después contároslo y que tengáis mucha envidia. De hecho la prensa acreditada es tan sólo un porcentaje mínimo de la gente que disfrutará de estas jornadas en los circuitos del Jarama (ya pasó), Los Arcos en Navarra (fue esta semana), Castellolí (Barcelona) el 29 de noviembre y Monteblanco (Huelva) el 12 de diciembre.

Tal y como nos comentó Volkswagen en total cada año hay más de 1.600 participantes entre periodistas, clientes habituales a los que llama la marca, invitaciones que se entregan en los concesionarios, sorteos, afortunados escogidos al azar tras apuntarse en Facebook

En Diariomotor: Audi Driving Experience | smart fortwo, curso de conducción en el Jarama | Curso de conducción segura en el Jarama

Lee a continuación: Últimos resultados EuroNCAP: la suerte estuvo muy repartida

Solicita tu oferta desde 18.800 €