Clasificación G.P. EE.UU: Vettel a un paso de su tercera corona, Alonso sale octavo

Jose Tellaetxe  |  @josetellaetxe  | 

La decimonona carrera de la temporada, la penúltima oportunidad antes de que termine todo en Interlagos, se ha comenzado a celebrar esta tarde europea en el circuito texano de Austin (Circuit of The Americas), un trazado recién estrenado que abría su asfalto al paso de los monoplazas a una hora bastante tempranera, lo que a la postre ha complicado aún más la utilización de unos compuestos extremadamente conservadores por cuya desafortunada elección, ayer tarde, Pirelli entonaba el mea culpa por tercera vez en lo que llevamos de sesión.

La pista, fría, demasiado deslizante en algunas zonas y con ostensible falta de grip en la mayor parte de su recorrido, suponía el gran problema que tenía que resolver los pilotos ante unas gomas que como decíamos antes, se preveía que tardarían bastante en ser calentadas.

Así las cosas, la Q1 empezaba con todos los participantes comenzando a rodar con abundante carga de combustible, circunstancia que ha originado que los tiempos fueran relativamente altos al principio, para ir cayendo conforme se consumían los giros. En este sentido, Sebastian Vettel no ha querido perder la oportunidad de mostrar músculo ante sus rivales y en cuanto los cronos se han vuelto razonables, ha comenzado a liderarla con Lewis Hamilton pegado a sus talones.

Siguiendo el guión previsto, caían los equipos pequeños, con la sorpresa de que HRT entraba holgadamente en el 107%, aunque el piloto indio de la española sufría un problema tras haber hecho su vuelta limpia, que originaba la retirada de su coche por las asistencias y la aparición de una bandera amarilla que ha comprometido a más de un piloto. De forma que Narain Karthikeyan y Pedro De la Rosa (HRT), Heikki Kovalainen y Vitaly Petrov (Caterham), y Charles Pic y Timo Glock (Marussia), quedaban descartados sin apenas contestación, siendo acompañados por Daniel Ricciardo (Toro Rosso), quien era superado in extremis por Nico Rosberg y su Mercedes AMG.

La Q2 venía a ser un más de lo mismo visto anteriormente. Lentamente, uno a uno, todos los vehículos han comenzado a rodar esperando a que las gomas respondieran como se esperaba de ellas. Sebastian Vettel volvía a sentar cátedra de gran calificador y hombre más rápido sobre el asfalto, esta vez con Mark Webber a la cola de su RB8, y con un soprendente Felipe Massa cerrando la terna que dominaría la segunda fase de la calificación.

Detrás, la lucha por entrar en la Q3 ha estado bastante reñida, quedando sin pasaporte para ella el propio Nico Rosberg (Mercedes AMG), muy deslucido e incapaz de exprimir su W03; Kamui Kobayashi y Sergio Pérez (ambos con Sauber); Jean-Éric Vergne (en el Toro Rosso superviviente); Paul Di Resta (Sahara Force India); Jenson Button (McLaren), víctima de un problema que no ha podido ser resuelto a tiempo en los garajes de la británica; y Bruno Senna (Williams).

Comenzaba la Q3 con la amenaza de un Pastor Maldonado muy desafiante (en la Q2 había conseguido colocarse 6º), y la interrogante de un Romain Grosjean que necesitaba calificar alto porque perderá mañana 5 puestos en parrilla por cambio de caja de cambios en su E20.

Con la misma precaución observada en las dos fases anteriores, los monoplazas han salido a cubrir el trámite perliminar, de manera que han tenido que transcurrir unos cuantos minutos antes de que pudiéramos ver de nuevo a Sebastian Vettel volando literalmente sobre el asfalto texano hasta alcanzar definitivamente la pole.

Lewis Hamilton, empeñado en defender el pabellón de la escudería que abandonará en unas semanas, lo ha intentado por activa y por pasiva, teniéndose que conformar con salir mañana segundo, compartiendo línea con el bicampeón alemán. Tras ellos encontraban hueco el Red Bull de Mark Webber y el Lotus de Romain Grosjean. El 5º lo hacía un Kimi Raikkonen (Lotus) al que se le ha visto enseñar las uñas muy tarde, y el 6º, un Michael Schumacher (Mercedes AMG) que ha molestado a Fernando Alonso en en una de sus vueltas rápidas sin ser amonestado por ello, pero que así y todo ha sabido superar a los Ferrari y a su propio compañero (Nico quedaba relegado al 17º puesto, como comentábamos antes).

Felipe Massa (Ferrari) ocupaba la 7ª plaza, Nico Hulkenberg (Sahara Force India) la 8ª, Fernando Alonso (Ferrari) se ha tenido que conformar con la 9ª, y cerrando la decena gloriosa, Pastor Maldonado (Williams) saldrá en la 10ª posición.

Descontada la penalización sobre Grosjean, del 5º al 9º avanzan un puesto.

En líneas generales, la lectura de la calificación para el G.P. de EE.UU. resulta en extremo complicada. Mañana se prevé un sólo paso por boxes y esta circunstancia ha podido ser determinante a la hora de la elección de setup para los vehículos. En este sentido, la hegemonía de Red Bull se ha visto sobradamente contestada por Lewis Hamilton y su MP4/27, pues el británico se ha puesto a tan solo 1 décima del número 1, Sebastian Vettel, lo que puede ser entendido como que mañana, durante la carrera, las cosas podrían no resultar tan fáciles como de costumbre para los hombres de Milton Keynes.

Para terminar, decir que la arrancada va a ser determinante. La rampa de lanzamiento que supone el espacio entre la línea de salida y la curva 1 necesita mucha potencia para ser sorteada, y si los motores Mercedes disponen de ella, lo cierto es que los Renault se muestran más limitados. Si a ello sumamos la imperiosa necesidad que tiene Fernando Alonso de quedar por delante de Sebastian Vettel para llegar vivo a Interlagos, tenemos una bonita excusa para sentarnos mañana ante el televisor a las 20:00 horas.

Fuente: StatsF1.com y Formula1.com
En Diariomotor: G.P. de Abu Dhabi: Kimi vence y Vettel minimiza daños

Lee a continuación: HRT anuncia un ERE e incluso un posible cierre de no encontrarse comprador

Ver todos los comentarios 0