Ford Fiesta 2013, prueba en Roma: 1.0 Ecoboost 125 CV, potente y divertido con sólo tres cilindros

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Ford nos reveló un pequeño secreto de su exitoso Ford Fiesta, de cada diez unidades fabricadas en todo el mundo siete cuentan con un motor de gasolina. De ahí que las mecánicas que emplean este combustible hayan ganado peso e importancia dentro de la gama, reservando las opciones más potentes y divertidas hasta la llegada del Fiesta ST, irónicamente, a dos motores con tres cilindros y turbo.

Confieso que el 1.0 Ecoboost de 125 CV es un motor que me gusta y tengo mis razones. Sin el refinamiento del cuatro cilindros su sonoridad es aceptable y hasta tiene su encanto, pero quien no sea tan positivo como yo y discrepe en estas dos cuestiones sí tendrá que reconocer que se trata de un motor agradecido con el conductor por lo bien que se estira en todo su régimen útil, que sobrepasa las 6.000 rpm y un empuje muy correcto en todo su rango de revoluciones. Con esta carta de presentación – y tras las buenas sensaciones que nos dejó en la prueba del Ford Focus Ecoboost 1.0 – entenderán que estuviera deseando conducir por primera vez el nuevo Ford Fiesta 1.0 Ecoboost de 125 CV.

Las mejores prestaciones con permiso del Ford Fiesta ST 2013

El Fiesta Ecoboost 1.0 de 125 CV no es mucho más lento que el antiguo Fiesta ST de 2008.

Las prestaciones de este nuevo Ford Fiesta 1.0 Ecoboost de 125 CV no son ninguna broma, pensemos que su velocidad punta teórica es de 196 km/h y que en el sprint de 0 a 100 km/h baja de la barrera psicológica de los 10 segundos, concretamente 9,4 segundos (en el 0 a 100 km/h no es mucho más lento que el antiguo Ford Fiesta ST de 2008, la diferencia es menor a un segundo). Hoy en día no podríamos calificarlo de utilitario deportivo, ni mucho menos, pero sí reconocer que son cifras muy a tener en cuenta; más que suficientes para pasar un buen rato.

Pese a que un envase pequeño como el del Ford Fiesta inexorablemente tiene que significar una salida lanzada más rápida que en un modelo mayor como el Ford Focus, me pareció mejor resuelto este último por contar con unas relaciones de cambio más prácticas para cualquier uso – de la ciudad a la subida del puerto de montaña, pasando por los cruceros a velocidades legales en autovía y autpista -. El Ford Fiesta asociado a un cambio manual sólo puede contar con una transmisión de cinco relaciones, a diferencia del automático Powershift que sí cuenta con seis relaciones pero que no está disponible en el 1.0 Ecoboost de 125 CV (sí en el de 100 CV).

No podemos ofreceros un dato comparable, pero la ausencia de la sexta velocidad necesariamente tiene que notarse y ser un handicap a velocidades de autovía y autopista, por sonoridad y consumos. Sinceramente ya estamos ante un utilitario con potencia suficiente como para permitirse un cambio manual de seis relaciones – el Focus sí cuenta con él -. Un Peugeot 208 1.6 VTi de 120 CV, tampoco cuenta con sexta velocidad, mientras que el Renault Clio TCe 120 CV se ofrecerá previsiblemente sólo con un cambio automático de doble embrague y seis relaciones.

Pero pese a todo el Fiesta 1.0 Ecoboost es austero si lo tratamos con delicadeza

Prueba Ford Fiesta 2013 Roma

Teóricamente los consumos son extraordinariamente bajos. En la práctica son muy contenidos si somos cuidadosos y también muy elevados si vamos a un ritmo alto.

Nuestro recorrido por las calles de Roma no es suficiente para un análisis más detallado de consumos, es más, el ritmo elevado en algunos tramos y la congestión del tráfico en el entorno urbano en otros, nos proporcionó cifras que no pueden ser comparables con el resto de nuestras pruebas. Mencionaremos un dato importante, y es que este motor que de momento será el más potente de la gama Ford Fiesta también es el más ahorrador de la oferta de gasolina con un consumo en ciclo mixto de 4,3 litros/100 kilómetros – al que difícilmente nos acercaremos en condiciones reales – y unas emisiones de CO2 de 99 g/km.

Sinceramente es un dato suficientemente esclarecedor como para ensalzarlo y añadir más valor, si cabe, al resto de bondades que ya os mencionábamos anteriormente. Con sólo tres cilindros es ligeramente más rápido y efectivo que el antiguo 1.6 Ti-VCT, amén de ser en torno a 1,5 litros/100 kilómetros más ahorrador según datos de homologación.

Lo dicho, la desviación entre consumos medios reales y homologación puede llegar a ser considerable y superior a lo apreciado en otros motores, especialmente si nos sentimos alegres y confiados con nuestro pie derecho. Pero pensemos que sobre el papel, este Ecoboost homologa cifras similares a los Ford Fiesta diésel comercializados hasta este año, incluso teniendo en cuenta que son motores menos potentes. En la práctica será difícil bajar por sistema de los 5 litros/100 kilómetros, algo que en realidad es bastante sencillo con un Fiesta de gasóleo.

Modificaciones muy sutiles en el chasis para mejorar la calidad de rodadura

Prueba Ford Fiesta 2013 Roma

Ford nos adelantó que esta actualización en mitad de ciclo vital del nuevo Ford Fiesta estrenaría pequeñas modificaciones del chasis pensadas para mejorar el confort y la calidad de rodadura. Sinceramente de haberlas, no son mejoras suficientemente importantes como para apreciarlas en una primera toma de contacto. Pero siguiendo la línea de esta última generación de Ford Fiesta, la actualización de 2013 también conserva un compromiso entre la rigidez y el aplomo que mantiene a raya balanceos excesivos pero absorbe con relativa efectividad baches e irregularidades del terreno, aunque destaca más por lo primero que por lo segundo – por supuesto sin llegar a la rigidez de aquella quinta generación que dejó de comercializarse en 2008.

Una vez más en esta prueba no encontramos sensaciones en el manejo del Ford Fiesta considerablemente diferentes a las que teníamos hace unas semanas en la prueba del Renault Clio en Florencia, un utilitario que sólo se comercializará con cinco puertas.

La unidad de Ford Fiesta 2013 que probamos contaba con carrocería de tres puertas. En cualquier caso la naturaleza de la prueba y el tiempo y los recorridos que tuvimos son insuficientes para un análisis más exhaustivo.

Prueba Ford Fiesta 2013 Roma

Aguarden a la tercera y última parte de nuestra prueba del Ford Fiesta 2013 en Roma para conocer con más detalle la tecnología que estrena este modelo. Puedo adelantar que en esencia las tres claves de la tecnología de este Fiesta son el nuevo sistema de entretenimiento y multimedia Ford SYNC, en materia de seguridad la frenada de emergencia en ciudad y la llamada automática a los servicios de asistencia en caso de accidente y por último, un control parental basado en llaves inteligentes denominado MY-KEY.

Prueba Ford Fiesta 2013 Roma

En Diariomotor: Ford Fiesta 2013, motores tricilíndricos y nuevo 1.5 TDCi 75 CV | Ford Fiesta 2013: con nueva cara y motores 1.0 Ecoboost | Ford Fiesta ST 2013

Lee a continuación: Ford Fiesta 2013, prueba en Roma: ¿Qué hay de nuevo viejo?

El Ford Fiesta es un clásico entre los utilitarios, con una amplia gama de opciones, motores y equipamientos puede ir desde lo más básico hasta lo más completo.

Ver todos los comentarios 1
  • Gerardd

    Una duda que ya comente, es sobre el accionamiento de la bomba de aceite.
    Como se puede apreciar en la fotografia del motor, a la izquierda de la correa de distribucion, se observa una correa mas pequeña que va hacia abajo, digo yo que sera la de la bomba.
    Mi pregunta es, desde cuando se montan bombas de aceite que se accionen por correa??