Innocenti y su posible resurgimiento como marca de bajo coste de Fiat

 |  @vfdezd  | 

A comienzos de los años 90 Fiat se hacía con el control de Innocenti, una marca nacida en 1947 en Italia y que se había ganado un pequeño hueco en el corazón de los consumidores europeos y sudamericanos gracias a los simpáticos coches urbanos que fabricaba. Apenas unos años después de comprarla, Fiat decidió poner punto y final a Innocenti en 1997, tras ser incapaz de encontrar un plan de viabilidad que permitiera a la marca ser rentable. Más de quince años después, aún nadie ha olvidado Innocenti.

En la retina de los consumidores permanece como un fabricante de coches sencillos, modestos y de bajo coste, y en el Grupo Fiat siempre ha permanecido en standby a la espera de que surja una buena oportunidad de revivirla. Con el gran éxito que los fabricantes de coches de bajo coste están teniendo en los últimos años, Sergio Marchionne ha visto una gran oportunidad en lanzar su propia firma low-cost aprovechando el nombre que Innocenti ya se labró en el mercado.

El CEO del Grupo Fiat siempre se ha mostrado reticente a lanzar una firma de bajo coste ya que les está resultando difícil gestionar las marcas que actualmente tienen pero, visto el éxito de Dacia o la ambiciosa apuesta de Nissan por Datsun, no quieren dejar pasar esta ocasión. Así, están sopesando seriamente relanzar Innocenti y subir un peldaño el posicionamiento de Fiat para que no se canibalicen las ventas, aunque deberán estudiar si ese upscaling de Fiat será suficiente.

La estrategia a seguir básicamente sería centrarse en las gamas 500 y Panda, las más reputadas y rentables de la actual gama de Fiat. El estilo está marcado por la gama 500, a partir del cual se han lanzado varias versiones y carrocerías (500C, Abarth, 500L, 500X…) que han permitido diversificar las ventas de un producto nacido con cierto aura chic. La idea es realizar el mismo movimiento con el Panda, pero aún no está claro cómo dar un toque más premium a este coche sin que su enfoque choque con el del propio 500.

Marchionne pronunció las intenciones en una entrevista la semana pasada y, al ser preguntado sobre la posibilidad de que los Innocenti se fabricaran en una de las infrautilizadas plantas de Fiat en Italia, dijo que no pueden fabricar coches de precio tan bajo en el país transalpino porque no sería rentable. Así pues, no sería nada raro que la producción de los futuros modelos tenga lugar en mercados emergentes como Europa oriental o el sudeste asiático.

Por el momento este es un plan a medio plazo sin ninguna fecha concreta, ya que ni de hecho está confirmado completamente que el nombre de esta marca fuera a ser Innocenti. No obstante, parece que Fiat quiere seguir expandiendo sus horizontes a pesar de que su situación económica actual dista mucho de ser boyante.

Fuente: Autonews
Fotografía del Innocenti Spider: exfordy (Flickr)
En Diariomotor: Vuelve Datsun: Nissan resucita la marca para mercados emergentes | Opel y PSA podrían unirse mientras que VW piensa en una submarca low cost

Lee a continuación: Fiat y Mazda cierran el acuerdo para producir el próximo Alfa Romeo Spider

  • MrBlacksax

    ¿Y el posicionamiento del producto? Porque Fiat tiene modelos que podemos meter en el cajón de los “asequibles” que tendrían que salir de su catálogo…

    Por cierto, ¿No dijeron algo parecido sobre Simca y PSA hace un tiempo? Agua de borrajas…

    • Rest

      Asequibles, pero no low-cost. La calidad dl producto tb marca la diferencia, y Fiat como tal, no destacará n eso, pero aún teniendo un precio bastante competitivo, la calidad global es más q aceptable n comparación con una marca low- cost.

      • MrBlacksax

        Pero el posicionamiento no va sobre la calidad real del producto, sino de la percepción que el consumidor tiene de éste. Y, al no poder exisitir una gran diferencia de precio entre estos supuestos nuevos Innocenti y los Fiat actuales, que ya se venden cerca del umbral de la rentabilidad, lo tienen difícil para posicionarse como marca. Hacerlo hacia arriba, creando un producto de mayor precio/calidad es, en la teoría clásica del márketing, más fácil.