G.P. de China. La FIA desvela por fin la ubicación de las zonas de DRS en Shanghai

 |  @josetellaetxe  | 

Aunque el dato se ha hecho de rogar, por fin conocíamos ayer la localización exacta de las dos zonas de DRS para el circuito de Shanghai, que tal y como decíamos hace unos días [G.P. de China. Circuito de Shanghai día 0], se sitúan en la larga recta posterior y en la de tribunas, con los puntos de detección convenientemente dispuestos en las curvas inmediatamente anteriores a cada una de ellas.

Así las cosas, para la primera zona (idéntica a la utilizada en modo unitario el año pasado), el punto de detección se sitúa en la curva número 12, con el de activación dispuesto metros antes de la mitad de la recta trasera. En cuanto a la segunda, la que afecta por primera vez a la recta de tribunas, el punto de detección se coloca en la frenada de la última curva del trazado, la número 16, y el de activación, unos metros después de la salida del citado giro.

El DRS (Drag Reduction System), recordemos, es un sistema totalmente artificial que está siendo utilizado desde 2011 en el campeonato mundial de Fórmula 1 con la intención de incentivar los adelantamientos y por ende el espectáculo en las carreras. Consiste en que el ala más pequeña del alerón trasero, mediante una orden dada por el piloto desde el habitáculo, se eleva hasta casi su horizontal, reduciendo el extradós del plano posterior y por tanto limitando su eficacia tanto en términos de producción de downforce, como en resistencia al avance.

Liberados de la presión necesaria par sortear las curvas a alta velocidad, los monoplazas con el DRS en funcionamiento resultan mucho más rápidos, lo que implica que su uso no sea indiscriminado y que se deban dar una serie de circunstancias concretas para poder utilizarlo:

  • 1.- Perseguidor y perseguido tienen que estar a 1” o menos de distancia en el punto de detección.
  • 2.- Confirmada la detección, el DRS puede ser abierto sólo a partir del punto de activación.
  • 3.- El DRS deja de funcionar en el momento en que el piloto pisa el freno.
  • 4.- Para 2013, en calificación su uso está restringido a las mismas zonas que en carrera.

Si en años anteriores este sistema de adelantamiento en cierto modo artificial había levantado algunas suspicacias y bastante rechazo incluso en pilotos, tras explorar las posibilidades de utilizar dos zonas en vez de una —facilitando así que quien era adelantado en la primera pudiera devolver el golpe en la segunda—, la FIA anunciaba a comienzos de 2013 que de los 19 circuitos que componen el calendario, 17 presentarían doble zona de DRS y tan sólo Montecarlo (Gran Premio de Mónaco) y Suzuka (Gran Premio de Japón) quedarían con una.

Como novedad de este año al respecto del DRS, recordemos que la utilización arbitraria de otras temporadas en calificación ha quedado restringida en ésta, como decíamos más arriba, exclusivamente a las zonas delimitadas para ser usadas durante la prueba, lo que sin duda afectará a los tiempos que obtendrán los pilotos este próximo sábado, en su búsqueda sobre el asfalto de los mejores cronos y la mejor posición en parrilla.

Sea como fuere, con este último fleco que le quedaba por resolver a la FIA, todo parece estar dispuesto y en perfecto orden de revista para que a partir de mañana mismo, viernes, el Shanghai International Circuit albergue sin contratiempos el 10º Gran Premio de China de Fórmula 1, tercera prueba del calendario a la que Sebastian Vettel llega como líder del Mundial de Pilotos con 40 puntos.

 

Fuente: Formula1.com
En Diariomotor: G.P. de China. Una vuelta al circuito de Shanghai con Jaime Alguersuari y Red Bull como maestros de ceremonia

Lee a continuación: G.P. de China. Una vuelta al circuito de Shanghai con Jaime Alguersuari y Red Bull como maestros de ceremonia

Ver todos los comentarios 1