Gran Premio de Bahrein. Kimi lidera la primera y dura jornada de entrenamientos

 |  @josetellaetxe  | 

El circuito de Sakhir abría esta mañana sus puertas para que en su asfalto se celebrase la primera tanda de entrenamientos libres, sobre una pista muy sucia por el polvo y la arena depositada en las horas previas por el viento, y aunque a menor temperatura que durante la segunda sesión porque el sol matinal todavía no resultaba abrasador, bastante caliente, lo que nos permite decir que el Gran Premio de Bahrein daba sus primeros compases siguiendo el guión previsto.

Con un trazado tan inclemente, las escuderías han optado por estrenarse en suelo bahreiní utilizando los compuestos duros de Pirelli (distintivo naranja) en aras de minimizar riesgos mientras la pista se limpiaba con el paso de los vehículos y el asfalto se iba cubriendo de goma, lo que a la postre ha significado que en la práctica, los entrenamientos se hayan celebrado desde el primer minuto hasta el último, con el mismo tipo de neumáticos montado en todos los monoplazas.

Tal y como hemos ido avanzando estos últimos días, la cercanía del Gran Premio de Bahrein con el recientemente disputado Gran Premio de China, ha derivado en que no haya habido novedades reseñables y a que en este orden de cosas, los equipos se hayan limitado en consecuencia a enfocar sus esfuerzos hacia una correcta toma contacto con las dificultades inherentes de Sakhir y a plantarles cara de la mejor manera posible. Así, entre continuas entradas y salidas de garajes, mientras los pilotos se iban aclimatando a las duras condiciones del trazado, los monoplazas han ido realizando sucesivas tandas cortas que han permitido ir estableciendo su adecuada puesta a punto a la vez que se obtenían los primeros tiempos.

En este sentido, la sesión inicial de entrenamientos ha tenido un claro color rosso, toda vez que los Ferrari de Felipe Massa y Fernando Alonso (por este orden) han vuelto a demostrar que el F138 goza de muy buena forma —en sintonía por otro lado, con lo que pudimos observar en Shanghai—. Tras los vehículos de la de Il Cavallino Rampante se ha situado Nico Rosberg sobre su W04, ratificando a su vez que el defensor de las opciones de Mercedes AMG sigue siendo solvente a pocas vueltas, aunque cabe decir que Lewis Hamilton ha quedado muy descolgado de su compañero. En cuarta posición, el líder del Mundial, Sebastian Vettel, y en quinta, Paul Di Resta al volante de un Sahara Force India que sigue sorprendiendo en este inicio de temporada.

Lotus ha mostrado un perfil muy bajo, al igual que ha ocurrido con McLaren, muy centrada en pulir el rendimiento del MP4/28. Sauber ha estado prácticamente desaparecida, en contraste con el protagonismo de Williams.

Como anécdotas, cabe reseñar el debut del venezolano Rodolfo González, quien ha tomado prestado el volante de Jules Bianchi para realizar un  puñado de vueltas sobre el Marussia, y el retorno a Caterham de un participativo Heikki Kovalainen que desde el habitáculo del coche de Van der Garde ha dado muestras de entender mejor el CT03 que el susodicho y su compañero Charles Pic, permitiendo a la escudería malasia mejorar el rendimiento de su vehículo aunque el avance no ha tenido reflejo en la tabla de tiempos.

La segunda sesión de entrenamientos libres comenzaba a la hora prevista (14:00) bajo un calor sofocante y seco y una pista que alcanzaba los 43º centígrados de temperatura. Pero tocaba probar los blandos de la milanesa (vitola blanca) y realizar tandas largas, lo que ha supuesto un particular calvario para pilotos y máquinas.

El finlandés de la de Enstone ha tomado los mandos. Fino en el cuidado de las gomas y con un E21 que cada vez resulta más solvente, Kimi Raikkonen marcaba el mejor crono de la jornada (1’34”154), seguido a corta distancia —cortísima, más bien—, por Mark Webber (1’34”184), quien al parecer sigue empeñado en su particular lucha con su equipo y Vettel (3º), mientras el resto de protagonistas enfocaban sus esfuerzos en calibrar adecuadamente sus armas.

Ferrari y Sahara Force India han mostrado un mejor ritmo que McLaren y Mercedes AMG (la de Brackley sigue sufriendo mucho a partir de la quinta vuelta), y aunque no han inquietado a Red Bull ni a Lotus, a pesar de que Alonso ha quedado muy cerca del tricampeón del mundo, conviene destacar el excelente trabajo de los chicos de la india —el escocés Paul Di Resta obtenía el 5º mejor tiempo y Adrian Sutil copaba el 9º—, y la consistencia mostrada por el brasileño de La Scuderia.

En términos generales, la segunda sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Bahrein, según estaba previsto, ha puesto de relieve lo idóneo del cambio de elección de compuestos realizado hace poco (esta misma semana) por parte de Pirelli, porque las ruedas del eje trasero sufren en exceso debido a las enormes exigencias de tracción a las que se ven sometidas, y las delanteras, han llegado a presentar problemas de graining, lo que nos propone un escenario bastante interesante para mañana, durante la calificación, toda vez que a tenor de lo visto hoy, ésta pierde valor con respecto a una carrera que se prevé durísima para mecánica y compuestos, lo que apunta a que las estrategias van a llevar la batuta en lo que queda de fin de semana.

 

En Diariomotor: Gran Premio de Bahrein. La arena, un enemigo minúsculo pero terrible

Lee a continuación: Gran Premio de Bahrein. La arena, un enemigo minúsculo pero terrible