CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Varios

6 MIN

G.P. de España. Fernando Alonso vence en Montmeló y Ferrari se postula como candidata al título

Jose Tellaetxe | @josetellaetxe | 12 May 2013

Ferrari llegaba a España con la necesidad imperiosa de tratar de imprimir su ritmo a este campeonato, y de restañar la herida abierta en Sepang cuando Alonso se vio obligado a abandonar, circunstancia que recordemos, no pudo ser suturada en Sakhir por un problema en el mecanismo del DRS sufrido por el coche número 3.

Así las cosas, en un fin de semana complejo para todos los equipos tras la decisión de Pirelli de endurecer su elección de gomas para Barcelona —los option pasaban de ser blandos (2011 y 2012) a ser medios, mientras los compuestos duros seguían haciendo de prime—, y comprobar que la solución de la italiana seguía dando problemas, ayer mismo pudimos barruntar en calificación que las estrategias durante la carrera iban a contemplar 4 pasos por garajes como mínimo.

En este sentido, arriesgarse significaba hacer tan sólo 3 detenciones y esperar a ver cómo respondía la competencia. Por otro lado, quedaba certificar cuál iba a ser el comportamiento de los Mercedes AMG, auténticamente soberbios en calificación, y también si Lotus iba a sufrir en exceso por el endurecimiento de gomas. Pero no adelantemos acontecimientos…

Con día soleado y alta temperatura sobre el asfalto, la salida se daba a las 14:00 en punto. Sebastian Vettel, consciente de la necesidad de aire limpio en su RB9, atacaba con el cuchillo entre los dientes a un Lewis Hamilton que contra todo pronóstico se mostraba complaciente con quedar a la estela de su compañero Nico Rosberg, el poleman. El alemán de Red Bull tramitaba con naturalidad su adelantamiento al británico de Brackley quedando a la cola del Mercedes AMG número 9, mientras a su espalda, Fernando Alonso, incapaz de abrirse camino desde su 5ª posición, se templaba al llegar a Elf para desatarse en la curva 3, lugar donde por el exterior, daba cumplida cuenta de Kimi Raikkonen y Lewis Hamilton para ponerse 3º inmediatamente detras del tricampeón del mundo.

Rosberg, correoso, aguantaba en la 1ª plaza, pero atrás sucedían cosas, como por ejemplo, que Felipe Massa, saliendo 9º (fue penalizado ayer con la pérdida de 3 posiciones por entorpecer en su vuelta rápida a Mark Webber), volvía por sus fueros apuntando a quitar puntos a los máximos rivales de Fernando Alonso, con Kimi Raikkonen como primer objetivo.

Comenzaban los primeros pasos por garajes y Nico Rosberg seguía liderando la prueba pero no por demasiado tiempo. El de Oviedo, replicando la estrategia utilizada por Ferrari en Melbourne, adelantaba su entrada a boxes ganando la segunda posición a Sebastian Vettel a la salida de éste de su primer cambio de gomas. El alemán de Mercedes AMG no podía contener al asturiano y cedía definitivamente la cabeza de la carrera en la vuelta 12.

La prueba parecía sentenciada, pero queda por ahí un Kimi Raikkonen que ya evidencia que va a una parada menos que sus rivales. Silencioso, suave como una mantis, el finlandés de Lotus se había convertido en una seria amenaza a la altura del giro 20. Massa entra a hacer su segundo cambio de compuestos. Su guerra va con Raikkonen y con Vettel y Ferrari hace lo adecuado, Red Bull yerra la estrategia y mantiene a su piloto número 1 en pista. Pero incapaz de estirar la vida de los neumáticos de su RB9, Sebastian Vettel cederá su posición al paulista.

Kimi cambia gomas en la vuelta 26. Definitivamente, Iceman va a tres paradas. Para mitad de carrera (giro 33) los Ferrari lideran la carrera con Kimi Raikkonen inmediatamente detrás. Sebastian Vettel sufre en la 4ª posición y los Mercedes AMG naufragan estrepitosamente (Rosberg es 5º y Hamilton 14º). Mark Webber, quien parece ir a 5 pasos por boxes, entra, sale y remonta posiciones, aunque se mantiene 6º.

El asunto se circunscribe a saber si Raikkonen será capaz de inquietar a Fernando Alonso tras su inevitable adelantamiento a Felipe Massa, y la carrera discurre con cierta tranquilidad hasta que a falta de 16 vueltas para que se dé el banderazo final, Massa vuelve a convertirse en protagonista y después de salir con gomas nuevas, se lanza en pos del finlandés, hasta que sus neumáticos dicen basta.

Fernando Alonso se limita a controlar a Kimi Raikkonen y definitivamente vence en Montmeló con bastante solvencia. Iceman será segundo y Felipe Massa logrará su primer podio de esta temporada. Sebastian Vettel tiene que conformarse con ser 4º, delante de su compañero Mark Webber. El poleman, Nico Rosberg, sólo consigue ser 6º a menos de 1 segundo de Paul Di Resta —los Sahara Force India no han estado cómodos en Barcelona—. 8º será Jenson Button, quien a la chita callando ha conseguido entrar en los puntos y firmar una razonable buena carrera para una McLaren que sigue sin sacar la cabeza. 9º será Sergio Pérez después de haber recibido instrucciones por radio para que no inquietara a Button. Y cerrando la tabla de puntos, Daniel Ricciardo sobre su Toro Rosso.

En líneas generales, el Gran Premio de España ha sido una prueba muy entretenida pero excesivamente afectada por el comportamiento de los neumáticos Pirelli, que han vuelto a dar la cantada al separarse la banda de rodadura de la carcasa en el coche de Jean-Éric Vergne. Red Bull ha perdido una bonita oportunidad de sentenciar el campeonato a su vuelta a Europa y se ha mostrado demasiado ineficaz con sus estrategias. McLaren mantiene el tipo pero no despunta. Mercedes AMG, Sahara Force India y Williams han sufrido en exceso y Lotus, a pesar de los pronósticos, sigue siendo la mejor escudería cuidando gomas, fundamentalmente si quien conduce el E21 se llama Kimi Raikkonen.

Massa hoy ha estado sencillamente soberbio, como Fernando Alonso y Ferrari al completo. Y como anécdota final, decir que ha habido un momento en que el Marussia de Jules Bianchi iba tan rápido como el Red Bull de Sebastian Vettel, lo que sin duda nos ofrece mucho material sobre el cual reflexionar, al menos hasta que comiencen los preparativos del Gran Premio de Mónaco dentro de dos semanas.

Las claves:

—La salida.

—Ferrari y su comprensión de los neumáticos.

—El error estratégico de Red Bull con Sebastian Vettel.

Lo mejor:

—Fernando Alonso, calculador y tremendamente efectivo.

—Kimi Raikkonen, hoy por hoy el mejor con calzado Pirelli (lamento repetirme, pero es así).

—Felipe Massa, sencillamente renacido.

Lo peor:

—La elección de compuestos de Pirelli, insuficiente a todas luces.

—Mercedes AMG. No es de recibo perder la primera línea de parrilla de esta manera.

—Red Bull, por haber sometido a sus pilotos a sendas estrategias a cual más errónea.

Para terminar y puesto que ya empiezan a ser relevantes y es necesario tenerlas a manos, os ofrecemos las tablas correspondientes al Mundial de Pilotos y de Constructores 2013, donde se puede observar perfectamente que las posiciones comienzan a comprimirse en la zona alta, y que así mismo, en la segunda, empieza a observarse una brecha importante entre los primeros clasificados y el resto de participantes.

Nos leemos.


Fuente: Formula1.com / Statsf1.com
En Diariomotor: Calificación G.P. de España. Rosberg consigue su tercera «pole», Pirelli defrauda y lo importante se deja para mañana