Gran Premio de Mónaco. Un pulso a tres manos entre Vettel, Raikkonen y Alonso

 |  @josetellaetxe  | 

Como llevamos tiempo diciendo en Diariomotor, esta temporada 2013 está marcada por dos ingredientes que es necesario no perder de vista. Por un lado tenemos la manifiesta importancia que están teniendo los neumáticos Pirelli en un campeonato que no ha respondido a las previsiones de la milanesa, y por otro, la premura de tiempo que ha impuesto el cambio de reglamento técnico que veremos en 2014.

Si bien es cierto que la llegada el año que viene de los motores turbo y la nueva normativa, ha originado el estiramiento de los planteamientos usados durante 2012 por parte de la práctica totalidad de escuderías, y que ésta es una de las causas principales de que los compuestos no estén cumpliendo con las estimaciones ni de la italiana ni de los equipos, la verdad es que esta sesión está tardando en encontrar el equilibrio necesario, razón por la cual, apenas unas horas antes de que comience la 7ª cita del calendario, las dudas siguen sobrevolando el paddock, complicando de paso la elaboración de quinielas.

Lo que sí está claro es que atendiendo a los números, Sebastian Vettel (Red Bull), Kimi Raikkonen (Lotus) y Fernando Alonso (Ferrari), se postulan como los pilotos mejor colocados para que a la salida del Gran Premio de Mónaco dejen irremediablemente descolgado a Lewis Hamilton, cuarto clasificado en la tabla de conductores, a 39 puntos de distancia del de Hepennheim, toda vez que la escudería del británico (Mercedes AMG), ha dicho por activa y por pasiva que sus previsiones la obligan a concentrarse en el vehículo de 2014 a partir de este mismo verano.

En este sentido, recordemos que Sebastian Vettel lidera el Mundial con 89 puntos, que a su estela se sitúa Kimi Raikkonen con 85, y que a su vez, Fernando Alonso, tras su victoria en el pasado Gran Premio de España, cuenta ya con 72. 17 puntos de distancia entre el primer clasificado y el tercero suponen muy poca ventaja, toda vez que podría ser neutralizada en una sóla cita ya que el abanico de puntos en juego en una prueba, es de 25.

Dicho esto, el circuito de Mónaco, por sus características e idiosincrasia, se propone en primer lugar como una ratonera en la que el alemán, el finlandés y el español tienen la obligación de terminar la carrera si quieren mantener sus opciones; y en segundo, un escenario ideal donde comenzar a marcar distancias entre ellos, de cara a resolver los Grandes Premios europeos (Gran Bretaña, Alemania, Hungría, Bélgica e Italia), cuando el Circus retorne al viejo continente después de su breve viaje a Canadá (9 de junio).

Pero como decíamos al inicio, tenemos la obligación de integrar en la ecuación que se resolverá en unas horas los ingredientes mencionados, de manera que tenemos tres plataformas, RB9 (Red Bull), E21 (Lotus) y F138 (Ferrari), que suponen pequeñas y razonables evoluciones de los vehículos del años pasado (RB8, E20 y F2012), lo que traslada a los neumáticos una parte importante de la responsabilidad a la hora de resolver la carrera, y es que como sabemos, las Pirelli de 2013 son más dúctiles que las de 2012, y para colmo, la milanesa se ha traído al Principado los compuestos que más quebraderos de cabeza han propiciado en lo que llevamos de temporada: los superblandos como option (vitola roja), y los blandos como prime (vitola amarilla).

A pesar de que las gomas no tienen por qué ser el principal problema en Mónaco, esta propuesta penaliza sobre el papel a Red Bull y beneficia a Lotus (fundamentalmente con Kimi Raikkonen al volante) y a Ferrari, ya que el coche de Milton Keynes sufre con compuestos blandos mientras que el de Enstone y el de Maranello saben cuidarlos mejor.

Sin saber todavía si los Mercedes AMG (Nico Rosberg es el poleman y Lewis Hamilton le acompaña en la primera línea de la parrilla) serán capaces de aguantar a sus rivales más allá del puñado de vueltas al que nos tienen acostumbrados, las estrategias van a tener un papel crucial en el desarrollo de la prueba de esta tarde. Las estrategias y las manos y cabezas de los pilotos, claro está, porque el trazado monegasco es duro psicológicamente hablando y no admite errores, lo que nos propone una lucha muy interesante entre los hombres que ahora ocupan la segunda y tercera línea de parrilla, entre los que se encuentra, no lo olvidemos, Mark Webber (ganador de la edición de 2012), quien desde la 5ª posición se supone que arrancará con la obligación de sostener a Alonso al menos en los primeros compases de la carrera.

 

En Diariomotor: Calificación G.P. de Mónaco. Mercedes AMG no da tregua y Nico Rosberg obtiene su 3ª pole de este año

Lee a continuación: Calificación G.P. de Mónaco. Mercedes AMG no da tregua y Nico Rosberg obtiene su 3ª pole de este año