Citroën DS3 Cabrio, la alternativa versátil. A prueba el descapotable francés

 |  @davidvillarreal  | 

Por su enfoque lúdico y su visión juvenil del segmento B, el Citroën DS3 estaba muy necesitado de una segunda carrocería de tipo descapotable. Citroën ha trabajado intensamente en los últimos años para diferenciar su gama y atacar a sus rivales en dos líneas muy diferentes, la del turismo generalista y la del producto más exquisito y por ende algo más caro y distinguido. Por esa misma razón el Citroën DS3 Cabrio se plantea como el modelo que mejor hace gala del espíritu DS, enfocado en un cliente muy concreto y con vocación para plantarle cara a los modelos más representativos de su categoría. Será imprescindible referirnos al Fiat 500C y por supuesto el Mini Cabrio.

Coincidiendo con la llegada en esta primavera del nuevo Citroën DS3 Cabrio, a la venta desde 17.130 euros, nos hemos puesto al volante de este pequeño descapotable para conocer qué nos ofrece, cómo se sitúa frente a sus rivales y de paso disfrutar del motor más potente y divertido, el THP 155. Con este motor hablaríamos de un precio, incluyendo promociones, de 23.050 euros, 2.500 euros más que con la carrocería coupé del Citroën DS3.

Ante la tesitura de optar por un cabrio más enfocado al ocio o incluso a la deportividad de sus motores más potentes, Citroën ha optado por el camino de la versatilidad. El objetivo era que el Cabrio mantuviera – en la medida de lo posible – las cualidades prácticas del tres puertas del que se deriva.

Así funciona la capota del nuevo Citroën DS3 Cabrio

Citroën ha optado por un diseño intermedio, entre el descapotable de toda la vida y el Citroën DS3 de tres puertas, optando por un techo plegable de tela sin posibilidad de desmontar los pilares laterales.

La peculiaridad del Citroën DS3 Cabrio reside en su techo descapotable de tela, que se pliega en la zaga sin que exista la posibilidad de desmontar los pilares superiores ni laterales. Es cierto que la experiencia de conducción de un cabrio de este tipo es muy diferente a la que disfrutaríamos en un descapotable completo y es más parecida a la de un gran techo practicable, pero también tiene sus ventajas. Este DS3 Cabrio apenas pesa 25 kilogramos más que un DS3 y eso teniendo en cuenta que el chasis y la carrocería han sido reforzados para compensar la pérdida de rigidez estructural del techo.

La apertura completa de la capota la realizaremos en 16 segundos y a una velocidad de hasta 120 km/h, es decir, a velocidades legales podemos abrir y cerrar la capota sin problema alguno. Todo el proceso se realiza automáticamente con un dispositivo eléctrico en tres posiciones: una intermedia, otra de apertura horizontal y por último la apertura total que hace que el techo quede perfectamente plegado en el exterior sobre la tapa del maletero.

En lo estético, el Citroën DS3 Cabrio sigue preservando la silueta del coupé. El aislamiento acústico también se mantiene a un buen nivel, a la altura del modelo cerrado según las mediciones de Citroën. La sonoridad en marcha por las turbulencias aerodinámicas no es elevada, incluso a velocidades de autopista, salvo en el modo de apertura horizontal que a partir de 100 km/h resulta muy incómodo. Para circular por autopista o autovía, por lo tanto, recomendaría la apertura intermedia o completa.

¿Por qué un techo de lona con pilares fijos no desmontables?

El Citroën DS3 Cabrio presume de cinco plazas practicables, que en la banqueta posterior cuentan con sus tres resposacabezas.

La elección de este formato de capota para el Citroën DS3 Cabrio también se debe a que el objetivo de los franceses pasaba sobre todo por mantener las cualidades del coupé. La sensación que tenemos acerca de este descapotable, y que más adelante confirmaremos cuando hablemos de dinámica, es que en el fondo Citroën buscaba un utilitario práctico en todos los sentidos. Este Cabrio pretende ser una alternativa al Citroën DS3 que conocíamos hasta ahora sin que prescindiendo de techo fijo se tenga que prescindir también de confort o espacio.

Así las cosas el Citroën DS3 Cabrio dispone de cinco plazas útiles, aunque la socorrida central trasera es bastante estrecha y poco cómoda. En altura son algo angostas y a velocidades de autopista no demasiado cómodas por las turbulencias y el aire que entra hacia los ocupantes. El maletero en el fondo es espacioso para su categoría, con 245 litros, pero la boca de carga es muy estrecha y para abrirse requiere que la capota no esté completamente plegada. Por suerte cuando abrimos la puerta del maletero automáticamente se cierra lo suficiente para permitir su apertura.

Con una boca de carga tan estrecha es realmente difícil alojar objetos de cierto volumen, incluso existen dificultades para introducir una maleta más grande que las homologadas como equipaje de mano en los aviones. Por esa razón no han querido prescindir de una banqueta posterior abatible en dos piezas 2/3 y 1/3 que apenas comunica por una ventana bastante estrecha con el maletero, pero al menos sí que nos permite un margen de maniobra mayor para cargar estos objetos por el interior del habitáculo.

¿En qué lugar queda el Citroën DS3 Cabrio frente al Fiat 500C y el Mini Cabrio?

Por sus cinco plazas y su maletero, el Citroën DS3 Cabrio me ha parecido realmente más práctico que el Fiat 500C. También se aprecia mayor cuidado en los detalles y en la calidad de los tapizados y los revestimientos, pero en esta categoría el Fiat 500Cd ganaría por goleada si tenemos en cuenta su precio desde 11.700 euros y la presencia de un Abarth 500C desde 20.326 euros con un concepto de la deportividad y el toque de distinción muy superior al del Citroën. Pensemos que por el precio de DS3 Cabrio bien equipado con asientos de piel, tono rojo rubí y algunos de los detalles de distinción que ofrece Citroën ya está cerca del precio de un Abarth 595C Turismo.

El Mini Cabrio por su parte destaca por una experiencia descapotable totalmente diferente, aunque resulta menos práctico y espacioso y también menos cómodo y más radical en sus versiones deportivas, como veremos en la segunda parte de esta prueba. También hay que tener en cuenta que un Mini Cabrio ya parte de 21.400 euros y 30.500 euros si recurrimos a un modelo equiparable con este motor, el Cooper S.

Citroën DS3 Cabrio THP 155 Sport: el toque picante y buena dotación de serie

Con un acabado Sport el Citroën DS3 Cabrio está a un nivel de detalle y calidad superior al de sus rivales. Por algo menos de 1.000 euros podemos optar a tapizados de piel completa.

La calidad de los acabados y los materiales empleados es realmente muy alta y las posibilidades de personalización gustarán al que goce de un coche a capricho. A bordo tenemos diferentes tonalidades para los revestimientos bastante económicas (por apenas 100 euros), diferentes tonos y grafías para la capota, siete tonos para la carrocería y diferentes tapizados de tela y piel (estos últimos por menos de 1.000 euros para esta versión Sport). Para completar esta prueba siempre es recomendable recurrir al análisis previo del Citroën DS3 1.6 HDi de 92 CV.

El Citroën DS3 Cabrio con motor THP 155 CV estará asociado inexorablemente al acabado tope de gama Sport. Su dotación de serie es muy completa y ya incluye iluminación de ambiente, climatizador automático bizona, sensor de aparcamiento trasero, equipo de sonido HiFi con Connecting Box, alfombrillas, equipo de navegación y multimedia táctil eTouch, faros LED diurnos delanteros, iluminación trasera LED, molduras cromadas en el exterior, llantas de aluminio negras de 17” y lunas traseras oscurecidas.

Exteriormente diferenciaremos un Citroën DS3 Cabrio THP 155 del resto de motores por su doble salida de escape cromada a la derecha. Para hablaros de dinámica y rendimiento de este motor aguardamos a la segunda parte de esta prueba.

En Diariomotor: Prueba del Citroën DS3 | Presentación del Citroën DS3 Cabrio

Lee a continuación: Gama y precios del Citroën DS3 Cabrio para España

El DS3 es un coche urbano con un marcado hincapié en el cuidado de su estética y los detalles de personalización que se encuentra disponible tanto en carrocería de 3 puertas como en una variante cabrio.

  • ADN

    Interesante. El techo de lona sin pilares no desmontables obedece además de la sensación de manejo, a un costo de desarrollo y producción menor muy adecuados para la actual situación de PSA. Además por lo que veo en las fotos conserva las 2 ½ plazas traseras.
    También es lógico que parezca más práctico que un MINI cabrio o un 500C, pues es considerablemente más largo que estos dos.
    Pero sigo insistiendo que DS debe manejarse como una marca, no como una linea de la generalista Citroën, no importa cuanto lujo o acabados tengan los DS, siguen siendo de la misma marca que un C1 o el desfasado C8, sin mencionar los vehículos de hace generaciones que tiene en sudamérica.

  • Advan

    En el morado aquel con el que le presentaron y la lona clara se veía realmente bonito. Aunque lo tenga dificil contra el 500, que si que tiene versiones más económicas y con el atractivo retro e igualmente con opciones de personalización, creo que es una buena opción para quien busque un utilitario chic con el plus de ir al aire libre y sobre todo diferente a los anteriores citados. El interior le veo con una calidad que me parece superior a la del 500 y visto lo visto puede que hasta a la del Mini.

    P.D.: Aunque no venga a colación… ¿Se sigue vendiendo el DS3 Racing en España?

  • Boss 302

    Deficinición: esto es un techo corredizo, SI. ¿Es un cabrio? NO!
    Que manía citroen… Y fiat…

  • .Motorhome.

    Me gusta mucho más el DS3 Cabrio, que el normal, ahora si le veo el elemento “chic” o diferenciador. Es mucho más bonito.

  • Sergio330

    Primer punto: esto NO ES UN DESCAPOTABLE en absoluto.
    Segundo: Están de coña con el precio, cierto que las calidades distan bastante de Citröen pero de ahí a lo que vi la pasada semana en concesionario… en fin veremos lo que triunfa.

El DS3 es un coche urbano con un marcado hincapié en el cuidado de su estética y los detalles de personalización que se encuentra disponible tanto en carrocería de 3 puertas como en una variante cabrio.