Toyota Yaris Hybrid-R en Frankfurt… y la tortuga se convirtió en guepardo

 |  @davidgartes  | 

Las entrañas de un corredor de resistencia anabolizado y la conciencia medioambiental de un militante de GreenPeace

Hemos podido ver en directo el Toyota Yaris Hybrid-R y os traemos las primeras fotos desde Frankfurt. Como ya os hemos contado anteriormente, se trata de un concept de GTI híbrido elevado a la enésima potencia para alcanzar un total de 420 CV. Su objetivo es mostrale al mundo que la tecnología híbrida puede llevarse al terreno de la deportividad, e incluso ser divertida… tal vez como respuesta a la escasa diversión que un Yaris Hybrid proporciona a día de hoy, salvo a la ahora de repostar como un mechero.

El Yaris Hybrid-R representa lo que podríamos denominar un transplante asimétrico. Toyota ha extirpado la tecnología y la experiencia de su TS030 HYBRID, la bestia híbrida que participó en LeMans, y se la ha insertado en la caja torácica de su pequeño Yaris. El resultado es un vehículo con la forma de un Yaris, los aditivos necesarios para salir en The Fast&Furious, las entrañas de un corredor de resistencia anabolizado y la conciencia medioambiental de un militante de GreenPeace.

Una potencia final de 420 CV transmitidos al asfalto mediante los cuatro neumáticos

Comenzando a destripar este brutal concept, vemos que las ruedas delanteras se mueven impulsadas por un hiper-exprimido (“highly tuned”, según nota de prensa) 1.6 l turbo de gasolina con 300 CV, lo que vienen siendo 187 CV por litro de cilindrada. Mientras tanto, en el eje trasero, cada una de las ruedas es movida por su propio motor eléctrico, a 60 CV la pieza, lo que totaliza una potencia final de 420 CV transmitidos al asfalto mediante los cuatro neumáticos.

Pueden entregar toda esa potencia (hasta 120 CV) sólo durante un máximo de 5 segundos

Como todo buen híbrido, cada uno de los motores eléctricos recupera energía en las frenadas y aporta propulsión según la demanda de aceleración. Esa energía recuperada se almacena en un supercondensador ubicado bajo el asiento posterior, donde normalmente va la batería. El supercondensador tiene un comportamiento notablemente superior a una batería para uso en competición, pues es capaz de cargarse y descargarse mucho más rápido y con una mayor densidad energética, lo que lo hace también más ligero.

El problema de los supercondensadores (no todo podían ser ventajas) es que pueden entregar toda esa potencia (hasta 120 CV) sólo durante un máximo de 5 segundos. Parece suficiente para salir catapultado de una curva, pero no se puede comparar a las posibilidades de una batería convencional.

Llegados a este punto, Toyota ha visto la necesidad de ubicar un tercer motor eléctrico (y ya van cuatro en el cómputo global de motores) con otros 60 CV, entre el motor de gasolina y la caja de cambios, con el único objetivo de actuar como generador. Este tercer motor eléctrico supone un apoyo en la recuperación de energía en frenada y también actúa como generador durante la aceleración para realimentar los motores traseros, transformándose también en un ingenioso control de tracción.

Se convierte en una mezcla entre control de tracción y diferencial central virtual

Puesto que el generador sólo actúa cuando el par motor excede la adherencia del tren delantero y le resta su propia potencia para transmitirla a las ruedas traseras, se convierte en una mezcla entre control de tracción y diferencial central virtual, derivando el par hacia el eje trasero cuando es necesario. Una solución interesante y probablemente eficaz, con ciertos elementos comunes al sistema Hybrid-4 del grupo PSA (Citroën DS5, Peugeot 508 RXH) aunque llevado al extremo más deportivo.

En fin, si además de todo esto tenemos en cuenta que el par de giro de cada motor trasero puede ser controlado individualmente (en aceleración y en retención), que existe un modo “tranquilo” para circular día a día y otro deportivo para desatar toda la furia encerrada en él, y que todo está orientado al comportamiento dinámico de máximo nivel, parece que el deportivo híbrido total está servido.

Ojalá que se convierta en real, aunque no sea dentro de un Yaris.

Fuente: Toyota
En Diariomotor: Toyota Yaris Hybrid-R: todos los detalles de la última “locura” híbrida de Toyota
En Tecmovia: Toyota Yaris Hybrid-R: 420 CV híbridos en vivo desde Frankfurt

Lee a continuación: Toyota Yaris Hybrid-R: todos los detalles de la última “locura” híbrida de Toyota

  • Mike Gonzalez

    me gusta bastante la verdad y no se porque, pero veo a Toyota con ciertas ganas de lanzarlo al mercado…
    lo que no entiendo es como no le han ensanchado mas los ejes!!

  • nombre

    este mismo con un 200cv y a la calle.

  • Raught

    Pienso que sería una vuelta de tuerca interesante en Toyota, el sustituir los motores 1.5 y 1.8 por este 1.6 Turbo escalado en 120 cv, 150cv y quizás 170cv en una versión prestacional, para toda su gama híbrida. Sin duda le daría ese punch que le falta a sus motores actuales.

  • Advan

    Me gustaría verlo en movimiento haciendo gala de sus dos extremos: el ecológico sosegado y por otro lado el de maquina efectiva y rápida en un circuito. Señores de Drive, Autocar… que empiecen las peticiones de prueba. Esta mecánica podría ser válida para el supuesto heredero del Supra con base BMW (y así decirle hola-hola! al NSX de Honda) o para la versión que se rumoreaba con ayuda eléctrica del GT86.

  • jolu

    Querer convertir una cosa como el Yaris Hibrido en deportiva, ya es cutre, pero esta versión supera lo cutre… es de mal gusto.

  • Patek

    Hoy estaba en mi jardín leyendo y pasa por delante de mi casa un Altea XL blanco a baja velocidad. Hasta aquí todo normal aunque percibo un rótulo en el lateral que dice Electric. Pensé que sería algún comercial visitando a un cliente en la zona. Poco depués vuelve a pasar, en aceleración esta vez, sonando como un avión desde el interior de la cabina dejándome a cuadros. Entonces recordé aquel test que hacían el año pasado Seat y no se qué agencia estatista, me metí en la web y, en efecto, se trataba de un Altea XL Electric Ecomotive.

  • Luis Felipe Gonzalez

    La verdad es que me impresiona porque es un auto mas chico que el A45 AMG y ya tiene 420 Caballos como los Camaros SS que tambien tienen 420 Caballos y no es hibridos, Toyota se merece el aplauso de los aplausos FELICIDADES TOYOTA POR ESTE PEQUEÑO COCHe que ya es en realidad un gran coche, porque en mi pais que es Paraguay tenemos nada menos que el primer modelo

  • Alberto Piqueras Ramos

    Interesante ” ensalada tecnológica, cargada de innovación “. ¿ Quién lo diría si no cociéramos el contenido ?. Realmente estamos en épocas de gran innovación motriz, lo cual nos llevará en un par de años a transformar totalmente lo que hace 20 años parecía ciencia ficción.

    Saludos.

  • Rest

    Toyota Hybrid-R-ealmente revolucionario; reinventando rabiosamente rúbricas revoltosas, reiniciando rápidamente razones ripiosas.

  • Suvhater

    Eso tiene la fiabilidad de un fiat punto turbo; peta el primer mes. Soso y aburrido como todos los toyotas hibridos prius y silenciosos a traición..

  • Patek

    420 cv y… 1.600kg jaja

  • X 2.0

    Demasiado alto por detrás, demasiado desnudo, no debe de tener muy buena pegada al suelo a la hora de correr…., deberían de revisarlo un poco.