comscore
MENÚ
Diariomotor
Familiares

5 MIN

Audi A6 Allroad 3.0 V6 TDI 204 CV S-Tronic, a prueba (I)

Hace unos meses os ofrecimos la prueba del Audi A6 3.0 BiTDI, la motorización más potente disponible en el Audi A6. Por aquel entonces comprobamos el poderío que atesora este nuevo motor V6 biturbo de Audi, pero también pudimos conocer cuál es el día a día con una berlina premium de casi cinco metros de largo. Ahora, hemos decidido ampliar nuestro análisis de la familia A6 con la prueba del Audi A6 3.0 V6 TDI 204 CV S-Tronic, con un enfoque muy diferente al del A6 de cuatro puertas.

La historia del Audi A6 Allroad se inició en 1999, cuando la marca decidió dar un toque más campero al A6 Avant de aquella época con la inclusión de retoques estéticos y mecánicos para mejorar su conducción off-road. El experimento resultó ser un rotundo éxito en la mayoría de mercados en los que estuvo presente, de ahí que se haya extendido hasta nuestros días. La unidad probada personifica la tercera generación del Audi A6 Allroad, que desde entonces ha crecido en tamaño, lujo y (por supuesto) precio.

Tal y como vemos en las fotografías, Audi mantiene esa filosofía aunque la apariencia ya no es tan tosca y campera como antes sino un conjunto mucho más refinado. La unidad probada estaba pintada de color negro, lo cual camufla en parte todos los aditamentos estéticos que monta a saber: un nuevo parachoques frontal con protecciones de plástico e inserciones metálicas, unos voluminosos pasos de rueda en plástico y un difusor trasero metalizado que incorpora dos salidas de escape a cada uno de los lados. También destacan las barras portaequipaje del techo cromadas y la parrilla con barras verticales cromadas.

Además de esto, a simple vista se percibe que el coche cuenta con una altura libre al suelo más alta de lo normal, concretamente 6 centímetros adicionales (aunque no aparente que sea tanta la diferencia). No obstante, lo que más me ha llamado la atención son las bestiales llantas de 20 pulgadas montadas en la unidad de pruebas, un detalle sorprendente para un coche de su enfoque. El coche trae de serie llantas de 18 pulgadas, algo más acordes su propósito, pero Audi sabe que las llantas de 19 o 20 pulgadas que ofrece de serie atraerán muchos compradores.

Sin lugar a dudas, era la parte más observada del coche por la gente que curioseaba el vehículo en los semáforos o cuando estaba aparcado, aunque también hay otros detalles del coche que llaman la atención. Por ejemplo, los faros delanteros con tecnología LED, que dibujan un bonito surco cuando se circula con las luces diurnas exclusivamente. Tampoco hay que olvidarse de su tamaño ya que sus 4.94 metros de longitud, 1.90 metros de ancho y 1.47 metros de alto generan una estampa imponente, especialmente el frontal, muy elevado y con una longitud del capó importante.

Con toda esta descripción del exterior del Audi A6 Allroad intento dejar claro que se trata de un vehículo muy vistoso, de esos que atraen la mirada de los medianamente puestos en el mundo del motor a pesar de que sobre el papel pueda parecer “un Audi más, de diseño continuista”. Las dos veces que paré a repostar gasóleo, el empleado de la estación de servicio me preguntó acerca del tamaño de las llantas, de la potencia del motor y (cómo no ) del precio del coche, pero eso lo dejamos para más adelante.

El interior es lo que más sorprende del Audi A6, ya que está a un nivel que podría esperarse en una berlina de representación de segmento superior. El aspecto es el mismo que el del Audi A6 3.0 BiTDI probado por mi compañero David, por lo que su descripción es perfectamente válida para este caso, pero destaca la versatilidad de este coche en cuanto a opciones se refiere. El cuero de color marrón oscuro y las inserciones en madera de este Allroad dan un enfoque de lujo mucho más clásico y tradicional que en el BiTDI, que destilaba un aire mucho más desenfadado.

Lo que más cambia en este coche es, obviamente, el espacio de carga. El formato ranchera permite aumentar el maletero hasta los 565 litros, que a primera vista puede parecer poco aumento respecto a los 530 litros de la variante de cuatro puertas, pero en la práctica resulta mucho más útil. El espacio es más diáfano, permite cargar hasta el techo en caso de retirar la bandeja, y el gran portón accionable eléctricamente permite obtener una boca de carga gigantesca.

Tras esta descripción general del Audi A6 Allroad, cerramos la primera parte de la prueba. En la segunda y última parte, describiremos el funcionamiento dinámico del coche, el comportamiento de su tracción total en tramos difíciles y los consumos que registra el coche.

En Diariomotor: Audi A6 Allroad: presentada la versión más campestre del A6 | Audi A6 Allroad Quattro, un familiar muy campero por 58.180€