CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Híbridos

6 MIN

5 innovaciones del nuevo BMW i8 que quizás no conozcas

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 29 Sept 2013
bmw-i8-innovaciones-portada
bmw-i8-innovaciones-portada

Decir que el BMW i8 es un coche innovador es quedarse corto. Un término más apropiado sería revolucionario, sin duda alguna. La apuesta de BMW es arriesgada, pero cuenta con un respaldo de millones de euros en inversión y desarrollo, además de la experiencia del programa project i de vehículos eléctricos puros. El primer híbrido enchufable de producción de la historia de BMW - y segundo integrante de la familia i – está destinado a ocupar un puesto de honor en la historia del automóvil.

Un deportivo híbrido enchufable, ¡menuda novedad!, puede que penséis. Aunque se lanza al mismo tiempo que los LaFerrari o el Porsche 918 Spyder, su coste es muy inferior – se venderá en EE.UU. por 135.925$ – y su potencial para crear sinergias en vehículos generalistas es tremendo. No es un BMW Motorsport y no pretende serlo, su orientación son las altas prestaciones, pero con un grado de refinamiento tecnológico, eficiencia absoluta e innovación nunca antes visto. Y de innovación va nuestro artículo.

Estas son cinco entresijos, cinco innovaciones del BMW i8 que quizá no conocieses, y que harán que te cambie la forma de verlo.

1. Llantas construidas en polímero de fibra de carbono, en opción

El BMW i8 monta de serie llantas de aleación ligera en 20 pulgadas de diámetro, construidas con un diseño aerodinámico en aluminio forjado. Junto al absurdamente genial Koenigsegg AgeraS 2013, el BMW i8 es el único coche de producción que se ofrece con llantas construidas en fibra de carbono. Siendo concretos, polímeros reforzados con fibra de carbono (CFRP, Carbon Fiber-Reinforced Polymers). Estas llantas se construyen en tres piezas en las prensas especiales que BMW tiene en sus factorías alemanas.

5 innovaciones del nuevo BMW i8 que quizás no conozcas

Este material de la edad espacial es más ligero que el aluminio, y resulta más asequible que una llanta construida enteramente en fibra de carbono, cuyo precio es desorbitado. Cada rueda es 3 kg más ligera que las llantas de serie, y benefician a la dinámica del vehículo reduciendo las masas suspendidas en una zona crítica. En general, hacen del BMW i8 una máquina más ligera, con todos los beneficios que ello otorga. El precio de esta opción aún no es conocido, pero dudo que sea barata.

2. El motor de combustión interna con mayor potencia específica de BMW: tres cilindros y 235 CV

La combinación de motores del BMW i8 arroja una potencia final de 362 CV, con un par motor de 570 Nm. Los motores eléctricos son una parte muy importante del conjunto, pero el protagonismo es ahora del peculiar motor térmico del BMW i8. Es un TwinPower Turbo con sólamente tres cilindros y 1,5 litros de cilindrada. Se deriva del conocido 3.0 turbo de seis cilindros en línea, siendo más extremo en su concepción. Gracias a una presión de soplado extra para el turbocompresor, desarrolla 231 CV y 320 Nm de par motor.

5 innovaciones del nuevo BMW i8 que quizás no conozcas

Inyección directa, regulación variable de válvulas VALVETRONIC… y 154 CV/litro, más que ningún otro BMW de producción y una de las cifras más altas de la industria incluso en motores turboalimentados, con permiso del Mercedes A 45 AMG y otros superdotados. Un árbol de compensación y un elemento amortiguador situado en la caja de cambios reducen sus vibraciones al mínimo, minimizando los momentos de desequilibrio. Se ha trabajado en minimizar las fricciones internas del motor, de manera que suba ágilmente de vueltas.

Si hay alguien que puede convertir a un tricilíndrico en una obra de arte prestacional es BMW, así que por el momento tienen un voto de confianza claro al respecto.

14
FOTOS
VER TODASVER TODAS

3. Obsesión enfermiza por la reducción de peso

La reducción de peso ha sido sin duda uno de los objetivos del proyecto i8, ya que el peso de las baterías suele ser uno de los mayores hándicaps dinámicos de los vehículos híbridos. No sólo es el BMW con el centro de gravedad más bajo: con 1.490 kg de peso, el BMW i8 es más ligero que el BMW M3 E92, y también tiene mejores prestaciones, con un 0 a 100 km/h de sólo 4,4 segundos. ¿Cómo han logrado un peso tan contenido? En primer lugar, con un módulo base de aluminio para el grupo propulsor y tren de rodaje.

La segunda parte de la arquitectura LifeDrive es una jaula para el habitáculo compuesta de polímeros reforzados con fibra de carbono, un 30% más ligero que el aluminio y tan o más seguro. La estructura sobre la que se monta el salpicadero es de magnesio ligero; el magnesio aporta rigidez al conjunto del vehículo, ahorrando también peso en refuerzos para el chasis. La estructura interna de las puertas también es de CFRP, con un recubrimiento de aluminio: son un 50% más ligeras que unas puertas convencionales.

4. La ventanilla trasera está fabricada en Gorilla Glass

El cristal trasero, que separa el habitáculo y el maletero está construido en vidrio templado delgado. El material es el archiconocido Gorilla Glass de Corning Incorporated, y es el material en que se construyen las pantallas de muchos smartphones, como iPhone 4 o Nexus 4 de Google. La ventanilla está compuesta por dos láminas de cristal químicamente endurecido de sólo 0,7 mm de grosor, separadas por un fino vacío aislante. Es ligero como una pluma, y tan resistente como un vidrio convencional.

5. Sostenibilidad por bandera: lana natural, cuero germánico y hojas de olivo

En el propio concepto del BMW i8 se ha tenido muy en cuenta la sostenibilidad productiva. BMW cuenta con una planta productiva de CFRP junto a SLG Group en EE.UU. que abastece en exclusiva a las fábricas alemanas de BMW i. Esta planta productiva se nutre exclusivamente de energía eléctrica de fuentes hidroeléctricas. Dicho sea esto, la factoría de BMW i emplea únicamente electricidad procedente de fuentes eólicas. Quizá esto no sorprenda demasiado, pero sí que se emplee únicamente cuero germánico en los asientos.

Permitidme la pequeña inexactitud en pos de la lírica: el cuero se origina exclusivamente en Alemania, Austria y Suiza, en granjas controladas y cercanas a las fábricas de BMW. El cuero se curte posteriormente con un extracto natural de hojas de olivo, sostenible y confiriendo un aspecto impecable a la piel. El material textil del habitáculo emplea granulado PET de origen reciclado, mezclado con lana natural. La llave del coche es biopolímero, plástico de origen natural químicamente endurecido.

Quizá tras este artículo veáis al BMW i8 con otros ojos. Realmente es una máquina apasionante que no podemos esperar a poner nuestras manos encima.

En Diariomotor: BMW i8: “El coche más innovador que jamás hayamos creado” | BMW i8 en Frankfurt 2013: fotos en directo y precio oficial para Estados Unidos

5 innovaciones del nuevo BMW i8 que quizás no conozcas

Vídeo destacado del BMW i8