Diseccionar los coches de los rivales, una práctica muy legal

 |  @davidvillarreal  | 

Sería demasiado atrevido asegurar que existe espionaje industrial entre fabricantes de automóviles, aunque los casos que se denuncian cada año y las sospechas que trascienden en los medios deberían invitarnos a pensar que efectivamente es una práctica demasiado común. Aunque los robos de información y los trasvases de datos sensibles sean los que realmente preocupan a todos por igual, existen prácticas generalizadas de investigaciones sospechosas sobre los productos de la competencia, de guante blanco o de black hat – como dirían los anglosajones – para mejorar tu tecnología y comprender mejor la de tus rivales.

Recientemente conocíamos el trabajo de General Motors y su equipo de Competitive Benchmarking gracias a la visita que Ars Technica realizó a sus instalaciones. Se trata de un departamento encargado de diseccionar productos descatalogados de General Motors, pero sobre todo los modelos de la competencia, y digitalizar todos los componentes para realizar un registro informático con el que se puedan evaluar los logros de cada automóvil y aquellos puntos de mejora para desarrollar la tecnología del grupo de Detroit. Ingeniería inversa para comprender a tus rivales y mejorar tus productos, una idea brillante y un trabajo que no solo realizan los técnicos de Michigan.

En su visita al centro de General Motors el equipo de Ars Technica se encontró con varios coches diseccionados para digitalizar sus piezas, la mayoría productos de la competencia.

Según publicaba Ars Technica en su visita al centro de ingeniería de General Motors en Warren (Michigan), se encontraron con varios modelos de la competencia – citan algún Mercedes-Benz – en plena disección. No deja de ser un secreto a voces que cuando se produce el lanzamiento de un automóvil muy importante, la competencia se vuelca para conseguir algunas unidades para diseccionar y realizar un estudio y las pruebas pertinentes que lleven a posicionarlo frente a los productos propios.

En ocasiones ni tan siquiera se guarda discreción. Todas las marcas presuponen que la competencia estará tan interesada en conocer a fondo sus productos como ellos mismos de comprender la tecnología de sus rivales. No se trata de ningún secreto inconfensable. Y por extensión lo que sucede en la industria del automóvil no tiene que ser muy diferente de lo que se produce en otros negocios muy diferentes. ¿Acaso no habrá hecho lo mismo cualquier fabricante de refresco de Cola que se precie de serlo? ¿Acaso no habrán destripado smartphones de Apple y Samsung todas las marcas dedicadas a telefonía y gadgets?

El análisis de los productos de la competencia es una práctica generalizada, comprendida y asumida por todas las marcas. Los registros de la propiedad industrial son los encargados de velar por los derechos de los propietarios de la tecnología.

Hace falta mucho más que diseccionar un automóvil para poder imitarlo. Incluso en el caso de que se pudieran imitar las virtudes de un producto concreto, el registro de patentes se encargaría de ofrecer protección a sus creadores y en el caso de demostrarse su vulneración ya estaríamos hablando de un problema serio para las partes implicadas, algo que por otra parte no es nada habitual.

Y por último simplemente recomendar este reportaje de Ars Technica que ya hubiéramos querido para nuestro spin off más tecnológico, Tecmovia. En su visita al centro técnico nos descubren que, más allá de lo curioso que resulta encontrarte un Mercedes-Benz desguazado en las instalaciones de General Motors, la digitalización de las piezas y el modelado de prototipos digitales permite realizar innumerables pruebas y simulaciones de rendimiento mucho antes incluso de fabricar un prototipo físico de la pieza o el vehículo.

Fuente: Ars Technica
Fotografías: General Motors
En Diariomotor: Renault destapa un posible caso de espionaje industrial | ¿Por qué estaría interesada BMW en indagar en el sistema de Autolib y el Bolloré Bluecar?

Lee a continuación: El segundo museo de Mercedes abrirá sus puertas en China

  • ADN

    Y llevado a su máxima expresión por parte de Qoros, quienes aprendieron bastante al grado de ya tener las 5 estrellas.

  • Paco Tce

    Esto es mucho más normal de lo que la gente se piensa (al igual que lo de “copiar” a la competencia variando mínimamente los diseños) lo digo como responsable del Dpto. de Calidad y Producto de una empresa de origen francés, y cuyas ideas me han robado más de una vez, es lo que tienen este tipo de trabajos, lanzas un producto revolucionario y al poco sale algún competidor con una copia modificada ha aprovecharse.
    En muchas ocasiones es incluso beneficioso para el consumidor ya que se suelen solventar problemas del diseño inicial, pero bueno, la cosa es que al principio te “j*de” bastante que ocurra pero al final te terminas acostumbrando

    • Pableras

      Hummm….Paco Tce y trabajas en una empresa francesa….no me digas más, estas en la Citroen !!!! jajajajajajajaja

      • Paco Tce

        Jajajajajaja, no hombre yo no trabajo en la rama de la automoción, ese es mi hermano Rojo_morao, que por cierto hace muchísimo que no escribe por aquí aunque sigue leyendo la página desde Holanda y Alemania!! Yo me dedico a otra cosa que no tiene nada que ver con los coches, esos son mi hobby ;)

  • Turbo

    Cuando esto mismo lo hacen los chinos ponemos el grito en el cielo… lo hace GM y solamente es “una practica normal”.

  • Suvhater

    ¿chinos? no son capaces de fabricar un buen automóvil, fiable y seguro aun copiando pieza por pieza. Porque ellos fabrican con sus propias piezas de mala calidad.

    • Rest

      5 estrellas el Qoros.

      • X 2.0

        Si, todo hecho por occidentales, pues vaya mérito. Se refiere a un coche hecho 100×100 diseñado por ellos, y todos ya sabemos lo que hacen….

  • AB

    La práctica de despiezar y analizar los coches de la competencia no creo que exista una marca que no lo haga. ¿Quién te impide comprar un coche y desguazarlo hasta el último tornillo? Otra cosa muy diferente es copiar piezas o sistemas protegidos por la ley de derechos de propiedad intelectual u obtener la información de procesos y sistemas por medio del espionaje industrial.

  • X 2.0

    Es como la guerra fria de los automoviles jejeje