Holden UTE, el ornitorrinco de las carreteras firma su defunción

 |  @davidvillarreal  | 

Australia, bendito país. Situado en un continente insular en el que aún hay islotes de indígenas completamente aislados de cualquier ápice de civilización, poseedor de la fauna más peculiar del planeta, de un mamífero que pone huevos, tiene pico de pato, cola de castor y patas de nutria. Y qué mejor país que este para comercializar el ornitorrinco de las carreteras, el Holden UTE, un turismo con área de carga descubierta, al más puro estilo de un pick-up, y unas prestaciones y una puesta a punto digna de un deportivo de circuito.

Pero el Holden UTE apura los últimos compases de su existencia, un aborigen que se remonta a casi siete décadas de industria automovilística australiana, en la que cada vez hay menos sitio para la extravagancia de productos como este, fabricados en casa. La categoría la dominan los productos tailandeses y japoneses y en general los verdaderos todoterreno pick-up, como el Toyota Hilux, que el año pasado fue el tercer modelo más vendido del país. No nos extraña que, por lo tanto, la sección de General Motors en Australia esté pensando firmar la defunción del UTE.

Motor uve seis o uve ocho, tracción trasera y un concepto que igualmente sirve para cumplir con las labores profesionales durante la semana y disfrutar de una jornada de circuito los días de asueto. El Holden UTE es el auténtico ornitorrinco de las carreteras australianas.

Para que nos hagamos una idea del concepto del Holden UTE, baste mencionar que bajo el capó de los modelos SS se oculta un motor V8 de 6.0 litros y más de 360 CV, lo cual debe ser bastante divertido en un coche de su tamaño, con zaga ligera y tracción trasera. También existe una versión más modesta que “solo” equipa un V6 de 3.6 litros y 280 CV. Para los más atrevidos existe incluso una versión SS-V Redline con paquete aerodinámico, detalles más deportivos y llantas de 19”.

Aunque por Europa no sean tan populares los pick-up, ni tampoco los turismos pick-up, haberlos haylos. En cualquier caso responden al concepto de vehículo comercial o industrial asequible y no a la herramienta de trabajo de lunes a viernes que se transforma en juguete de track-day para el fin de semana. Este mismo verano conocíamos que el Holden UTE había surcado Nürburgring en 8 minutos y 19 segundos, un tiempo respetable y comparable al de muchos deportivos, muchos de los cuales no tienen más espacio de carga que el suficiente para un par de maletas de mano. El UTE cuenta con un espacio de carga de más de 1.000 litros y una capacidad de remolcado de hasta 1.600 kilogramos.

En fin, cuando nos deje será un día triste para los defensores de especies en peligro de extinción como esta, condenadas a desaparecer en una industria cada vez más globalizada, también en las antípodas.

Fuente: The Daily Telegraph Australia
En Diariomotor: Turismos pick-up, esa extraña especie automovilística

Definitivamente, estos no son los frenos habituales en un vehículo comercial

Lee a continuación: La nueva Holden VF Ute SS-V Redline bate el récord para pick-ups en Nürburgring

  • Paco Tce

    Cómo me gustan estos modelos australianos para ir sembrando el mal por la carretera, jajajajaja. No descansaré hasta que conduzca uno!!