Hyundai i30 CW 1.6 CRDI TECNO S SKY (110CV) a prueba (III): precio, equipamiento y rivales

 |  @davidgartes  | 

Cerramos ya la prueba a fondo de nuestro Hyundai i30 CW con un repaso de su precio y equipamiento, para continuar dando una vuelta entre sus más directos rivales a modo orientativo. Puesto que Hyundai es una marca que se apoya mucho en descuentos “especiales” que dejan de ser especiales para incorporarse al precio permanentemente, cuesta hablar de nivel de precios con precisión, pero vamos a intentarlo.

El i30 queda a expensas de ofertas concretas ante la feroz competencia del segmento

Por lo que respecta a equipamiento, los coreanos tienen fama de traer todo de serie, pero no parece ser el caso del i30 que, en una versión intermedia como la probada carece de elementos bastante comunes como el sensor de lluvia y luces, los faros de xenón, el control de crucero adaptativo o el muy añorado dispositivo start-stop, que se echa en falta más que nada. Estas carencias y un precio no del todo contenido, dejan al i30 a expensas de ofertas concretas ante la feroz competencia del segmento.

Precio y equipamiento del Hyundai i30 CW 1.6 CRDI TECNO S SKY

El precio de partida del i30 con el motor CRDI de 110 CV y en la versión TECNO S SKY es de 23.790 €, aunque partimos de una oferta que antes de empezar lo rebaja hasta los 21.300 € en el momento de escribir estas líneas. Si descontamos el plan PIVE nos quedamos en 19.090 € y si además lo financiamos con la fórmula denominada “iSolución” estamos ya en los 17.690€, que todavía pueden ser 16.964 € si somos propietarios de otro Hyundai. Oficialmente, no va más.

Por 23.790 € me parece un coche difícilmente recomendable y por 16.964 empieza a ser una opción muy a considerar

Después de toda esta escalada de precios, resulta difícil saber dónde se queda exactamente el i30, pero para eso habrá que ir al concesionario con nuestro caso concreto y ver qué pasa. Desde luego, por 23.790 € me parece un coche difícilmente recomendable y por 16.964 empieza a ser una opción muy a considerar. Supongamos que cada uno podrá ver cuál es su caso y entremos en detalles.

El coche viene de serie con el equipamiento que casi podríamos considerar básico hoy en día, con dos excepciones en positivo: el atractivo techo panorámico, que siempre está muy bien aunque añade peso donde menos se necesita (a mí me gustan mucho estos techos, lo reconozco, y lo del peso es hilar bastante fino) y la dirección de asistencia variable, un accesorio perfectamente prescindible en mi opinión.

No faltan elementos de seguridad en su equipamiento, tanto activa como pasiva, sin llegar a modernidades como el asistente de frenada en ciudad

No faltan elementos de seguridad en su equipamiento, tanto activa como pasiva, sin llegar a modernidades como el asistente de frenada en ciudad o el control de crucero adaptativo. Cuenta con luces led diurnas, pero no con faros de xenón y la adaptación de las luces en las curvas es la versión pobre en la que se enciende una luz en el lateral para ayudarnos un poco en garajes, pero sin utilidad en carretera.

Climatizador bizona, volante y palanca en cuero, toma USB para un equipo de sonido más bien modesto, mandos de control del teléfono en el volante vía Bluetooth y un interior agradable y espacioso completan la oferta. El maletero cuenta con unos meritorios 528 litros de capacidad con todos los asientos en su sitio y se va a más de 1.600 litros con todo abatido, resultando una superficie perfectamente lisa y aprovechable.

Se echan de menos los sensores de lluvia y luces, que se han convertido casi en básicos y ya hemos dicho como diez o doce veces que el start-stop le daría muchos puntos en ciudad, pero no existe ni en opción para este motor.

Posibles rivales del Hyundai i30 CW

El rival más directo por configuración, filosofía y origen probablemente sea su alter-ego, el Kia Cee’d Sportswagon. El problema del Cee’d es que en versión turbodiésel de 110 CV sólo está disponible en acabado Concept, siendo la típica versión de acceso a la gama para sacar en el anuncio “desde … euros”. Trae aire acondicionado y elevalunas delanteros, aunque hay que reconocer que no escatima en elementos de seguridad y tiene unos aplastantes 7 años de garantía.

En la web de Kia podemos encontrar el Kia Cee’d Sportswagon 1.6 CRDI 110 CV Concept por 14.213 € que, como es habitual últimamente, tienen truco. Se trata de un precio con descuento promocional, plan PIVE descontado y sujeto a ciertas condiciones de financiación (mínimo 7.000 €, mínimo a 48 meses) que habrá que cumplir.

Si queremos mantenernos fieles al motor de 110 CV tendremos que renunciar a algún equipamiento pero nos saldrá mucho mejor de precio

Para igualar en equipamiento al Cee’d con nuestro Hyundai i30 CW habría que irse directamente al motor de 128 CV con acabado Drive y añadirle el pack Confort (lo sé, es un poco lioso) y tendríamos un coche algo más equipado (incluyendo techo panorámico, pero también sensor de aparcamiento) y con 18 CV extra por 17.518 € (precio sujeto al mismo laberinto condicional de antes).

La conclusión es que, dependiendo de las circunstancias de cada uno y su disponibilidad para financiar la compra, da la sensación de que podríamos llevarnos un Cee’d más potente por un precio bastante competitivo frente al i30, y si queremos mantenernos fieles al motor de 110 CV tendremos que renunciar a algún equipamiento pero nos saldrá mucho mejor de precio. Siempre con 7 años de garantía, no lo olvidemos.

Otro rival directo para el Hyundai i30 CW podría ser el Chevrolet Cruze Station Wagon LT 1.7. Con un motor de 130 CV que va muy, muy fino, unos consumos ajustadísimos para esa potencia, start-stop incorporado y unos acabados que nada tienen que envidiar a los del Hyundai, el Chevrolet pone sobre la mesa un precio de 14.847 € incluyendo unas bonitas llantas de 17″ opcionales. Este precio ya tiene el plan PIVE y descuentos incluidos y el coche no lleva techo de cristal ni climatizador (sólo aire acondicionado). Aún así, el motor es bastante mejor y el precio es, como mínimo, para pensárselo dos veces. Es mucho coche por ese dinero.

Otros posibles rivales del i30 CW serían todas las versiones familiares de compactos de marcas generalistas. Lógicamente la lista es bastante larga y no nos vamos a detener en todos, pero tal vez merezca la pena fijarse en el Ford Focus, que de alguna manera parece ser el inspirador del Hyundai, o al menos el modelo europeo que más me lo recuerda.

Manejando el configurador de Ford, podemos configurar un Ford Focus SportBreak en acabado Trend y motor 1.6 TDCi 115cv. Podemos reunir un equipamiento similar al del Hyundai, al que se añade start-stop (250€) y sensor de lluvia y luces que el i30 no trae, aunque hemos de renunciar al atractivo techo solar.

Así configurado, obtendremos un precio final recomendado de 16.150 € sujeto a promoción del mes, ya descontado el plan PIVE y que exige ciertas fórmulas de financiación. En todo caso, es 800€ más barato que el mejor precio “oficial” del Hyundai, sujeto a condiciones similares y no me parece en absoluto un coche inferior, sino bastante similar. De nuevo, una opción interesante y muy a considerar.

Conclusiones

Una opción recomendable, sin llegar a ser lo último en tecnología, diseño ni en equipamiento

El Hyundai i30 CW se postula como una opción de familiar espacioso, confortable y económico, con un buen comportamiento rutero y un precio que, aisladamente considerado y con todos los descuentos posibles encima, tiene bastante sentido. Sobre todo, el coche no tiene grandes pegas y da una sensación global de producto completo. Podría ser una opción recomendable, sin llegar a ser lo último en tecnología, diseño ni en equipamiento.

El mayor problema que tiene ahora mismo el i30 CW no está en el propio coche, sino en la situación del mercado, en la que las ofertas arrecian y la competencia es feroz. El Chevrolet Cruze es un producto que nos gustó muchísimo en las versiones que pudimos probar, especialmente con el excelente motor de 130 CV con start-stop, el Kia Cee’d es un producto muy similar al Hyundai que puede superarlo en precio o en motor (no en ambos a la vez) según equipamiento y versión y el Focus es la versión europea de la misma idea, que también parece ser algo más económico que el coreano.

No puedo evitar recomendar también un recorrido por los concesionarios de la competencia

En definitiva, el i30 CW es un coche que no me costaría recomendar por sí mismo, pero al hacerlo no puedo evitar recomendar también un recorrido por los concesionarios de la competencia, no sólo el pequeño grupo aquí seleccionado sino incluso algunos modelos más. Ahora mismo, con el mercado en niveles tan bajos de venta y entre marcas generalistas, el menos hábil de los fabricantes hace productos francamente buenos y competitivos.

En Diariomotor: Hyundai i30: toma de contacto con el compacto razonable | Kia cee’d Sportswagon 2013, presentación y toma de contacto | Chevrolet Cruze SW, presentación y prueba en Colonia (I): el ocio como protagonista

Lee a continuación: Hyundai i30 CW 1.6 CRDI TECNO S SKY (110CV) a prueba (II): resultón, aunque aburrido

Solicita tu oferta desde 15.965 €
  • Luis

    Si tuviera que comprarme un Hyundai no me gastaria más de 15.000 €,en el caso de que me atrayesen mucho quizas,tal vez no me gastaría más 20.000 € o 25.000 €.

  • oricha

    EL peor review que he visto en diario motor. Ponle mas ganas hombre. Echando pestes por todos lados, de uno de los mejores coches ahora mismo en relacion calidad precio