Gran Premio de Abu Dhabi. Vettel vence de nuevo y Alonso se aferra al subcampeonato

 |  @josetellaetxe  | 

El Gran Premio de Abu Dhabi, decimoséptima prueba del Mundial 2013, se presentaba a priori como una carrera sin mucho que decir, salvo acaso, por ver si Sebastian Vettel iba a ser capaz de igualar el récord de 7 victorias consecutivas que hasta el día de ayer mantenía en propiedad Michael Schumacher, como así sería finalmente, porque ni siquiera el aliciente de ver a Mark Webber partiendo por segunda vez esta temporada desde la pole, suponía algo más que una simple anécdota.

De esta manera, siguiendo el guión previsto, la prueba de los emiratos daba comienzo mientras el sol avanzaba hacia el ocaso sobre el circuito de Yas Marina, un trazado que desbordaba aficionados en las gradas, en claro contraste con lo que ha sido la tónica desde que el campeonato abandonara Europa.

La salida resultaba limpia. Mark Webber y Sebastian Vettel arrancaban mal aunque el segundo se repondría rápidamente para materializar de nuevo el absoluto dominio del RB9 en los primeros compases de la carrera, seguido por Nico Rosberg, el aussie, Lewis Hamilton y Romain Grosjean, mientras al fondo de la parrilla, Kimi Raikkonen, quien había sido penalizado el sábado a partir desde la última posición (el fondo plano de su E21 no superó las pruebas de flexibilidad), tocaba con la rueda delantera de su Lotus la trasera del Caterham de Giedo Van Der Garde, circunstancia que le obligaría a abandonar prácticamente según había salido.

Con la casi total certeza de que Sebastian Vettel no iba a desperdiciar la posibilidad de seguir grabando su nombre en lo más alto de la historia de nuestro deporte, y con el prematuro abandono del finlandés de Lotus, el interés del Gran Premio se trasladaba a la lucha que podían mantener Fernando Alonso y Lewis Hamilton por la segunda plaza en el campeonato de pilotos.

En este sentido, si el británico de Mercedes AMG pareció mantener su chance durante los primeros giros, el de Oviedo, que se había beneficiado de la sanción a Kimi Raikkonen —paliando en parte su desastrosa calificación del sábado (11º) y permitiéndole partir 10º con una elección de neumáticos enfocada a ganar terreno en las vueltas—, se iba a encontrar penalizado en pista con su compañero de escuadra Felipe Massa, quien sostendría eficazmente al asturiano hasta casi la finalización de la carrera.

No osbtante, el primer paso por garajes para cambiar de compuestos, supuso entre las vueltas 8 a 20 que las posiciones sufrieran algunos cambios nos demasiado sustanciales, mientras Sebastian Vettel seguía gobernando con mano firme la cabeza de la prueba, y que a partir de ese momento y hasta el final, las cuatro primeras plazas y por tanto el podio, ya estuvieran otorgadas.

Sebastian Vettel, Mark Webber, Nico Rosberg y Romain Grosjean, y por ese orden, estaban llamados a firmar el Gran Premio de Abu Dhabi desde tan temprano como la mitad de la prueba, situación que dejaba el 5º puesto bastante caro para los pretendientes que en ese momento peleaban por su posesión. En este sentido, cabe destacar la extraña voracidad mostrada por el paulista de Maranello, quien en su lucha con su compañero Fernando Alonso (nono en ese instante, tras Nico Hulkenberg), dio buena cuenta de Lewis Hamilton en pista en un trepidante adelantamiento, para superar a Adrian Sutil en el primer y tardío cambio de gomas del alemán en la vuelta siguiente.

A partir de ese momento y con el asturiano de La Scuderia a la estela del cansado W04 de Hamilton, todo indica que uno de los Ferrari ocupará la 5ª posición ya que el ritmo impuesto por Romain Grosjean desde la 4ª parece inasequible, pero aún deberán transcurrir bastantes vueltas, concretamente en la 45, para que Fernando Alonso se haciera definitivamente con ella en una salida de garajes con el pie a fondo cuando llegaban Jean-Éric Vergne y Felipe Massa, que puso a los aficionados con los pelos de punta, que originó una investigación que no acarreó sanciones y que terminó con el de Oviedo en el hospital debido a que el salto sobre los pianos al que se vio obligado para reincorporarse a pista, le propinó un trallazo vertical tasado en 15G, que por fortuna no tuvo consecuencias.

Sebastian Vettel triunfaba de nuevo. Le acompañaban en el podio su compañero Mark Webber en segunda posición y Nico Rosberg en la tercera. Romain Grosjean volvía a firmar una estupenda carrera y acababa cuarto. Tras él, Fernando Alonso, quien se afianzaba así en la segunda plaza del campeonato de pilotos, y después del asturiano, acabarían Paul Di Resta, Lewis Hamilton, Felipe Massa quejándose de su estrategia de gomas y responsabilizando a su equipo, Sergio Pérez, y cerrando el reparto de puntos, Adrian Sutil.

Las claves:

—La salida.

—El abandono prematuro de Kimi Raikkonen.

—Las estrategias muy previsibles.

 

Lo mejor:

—Sebastian Vettel.

—Fernando Alonso.

—Romain Grosjean.

 

Lo peor:

—La importancia que se dio al abandono del circuito de Raikkonen.

—Felipe Massa acusando a Ferrari.


 

Fuente: Formula1.com / Statsf1.com
En Diariomotor: Gran Premio de India. Sebastian Vettel asegura su cuarto mundial y el de marcas para Red Bull

Lee a continuación: Gran Premio de India. Sebastian Vettel asegura su cuarto mundial y el de marcas para Red Bull

  • zeptkon

    Hay algun video en la red donde se vea el salto de Alonso? En la prensa dicen que el batacazo fue de 28G.