comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Varios

6 MIN

Pastor Maldonado será «hombre de negro» en 2014

El puesto dejado en Lotus por Kimi Raikkonen será ocupado definitivamente por el piloto venezolano Pastor Maldonado de cara a 2014, según ha transcendido esta misma tarde, con lo que se da por zanjada una de las luchas más cerradas por un asiento de este final de temporada.

La escudería de Enstone no pasa por un buen momento económico y desde que Iceman afirmara en público que no había cobrado un dólar de su nómina, amenazando con no disputar el Gran Premio de Abu Dhabi, los acontencimientos se precipitaban en el seno del equipo de Gerard López, de forma que los frentes se abrían a su alrededor con pasmosa celeridad.

Por un lado, el finlandés campeón del mundo de 2007, después de estar menos de una vuelta en pista en la prueba de los emiratos tras tocar con su vehículo el Caterham de Giedo Van Der Garde y verse obligado a retirarse, abandonaba el circuito de Yas Marina sin que la prueba hubiera cubierto su primer tercio, en lo que se consideró en su momento un grosero toque de atención a la por entonces su escudería. Posteriormente, satisfechos al parecer parte de los desencuentros entre la británica y su piloto, éste anunciaba antes de la celebración del Gran Premio de los EE.UU. que no disputaría lo que quedaba de sesión porque debía ser intervenido quirúrgicamente de un problema de espalda, lo que dejaba el camino expedito a Fernando Alonso y Lewis Hamilton en la lucha por el segundo puesto en el Mundial de Conductores, amén de pulverizar las expectativas de Lotus en su intento de lucha por la segunda o tercera plaza en el de Marcas.

Enstone pensaba entonces en Nico Hulkenberg como sustituto, ya que el alemán tampoco estaba cobrando en Sauber lo estipulado en su contrato. El grupo Quantum parecía estar dispuesto a pagar los gastos para que la llegada del de Emmerich Am Rhein fuese inmediata, pero ante la acumulación de retrasos en las negociaciones, aparecía el nombre de Pastor Maldonado sobre la mesa como firme opositor a llevarse el segundo habitáculo de Lotus, mientras Ferrari entraba en liza pagando a Hulkenberg lo debido por la suiza y abriendo así la posibilidad de que Nico se incorpore a La Scuderia en 2015. El equipo que dirige deportivamente Éric Boullier, a la espera de acontecimientos, contrataba a Heikki Kovalainen para lo que quedaba de temporada, dejando a Davide Valsecchi, tercer piloto, con la miel en los labios.

Con la sesión concluida, hoy hemos conocido por fin que la propuesta de Quantum no ofrecía garantías y que Lotus contrata definitivamente a Pastor Maldonado para que junto a Romain Grosjean defienda la vitola de Enstone el año que viene. El de Maracay, fuertemente apoyado por la petrolera PDVSA —que a su vez abandona también Williams para sumarse a Genii y Total (veremos cómo se resuelve este punto) en el soporte económico a la escudería inglesa—, era la opción más segura, y por tanto, la finalmente elegida.

Sea como fuere, Pastor, un piloto cuya conducción ruda y viril choca con el paladar más europeo aunque a decir de algunos recuerda a la del colombiano Juancho Montoya, se convierte con muy poco a su favor en el sustituto de Kimi Raikkonen en el proyecto Lotus’14, toda vez que como sabemos de sobra, el finlandés comenzará a compatir escuadra dentro de unas semanas con Fernando Alonso en la de Maranello. Lo que no quita que el venezolano sea a día de hoy el último hombre que ha dado una victoria a Williams.

Sucedió en el Gran Premio de España de 2012 hace ya bastantes meses, en la que sin duda ha sido su mejor temporada de las tres que ha permanecido en Grove. Se estrenó, recordemos, en 2011, haciendo pareja con el brasileño Rubens Barrichello, para al año siguiente, tras el despido de éste, defender los colores de Williams junto al también brasileño Bruno Senna.

2013 no ha sido un buen año para el de Maracay. Junto a Valtteri Bottas, finlandés como Raikkonen, Maldonado comenzaba a sufrir muy temprano las carencias del FW35, un coche lastrado por las prohibiciones que hizo en pretemporada la FIA sobre su diseño original y posteriormente, por una inestabilidad que ha comprometido la mayoría de sus actuaciones.

Pero a lo que íbamos, Bottas ha pulverizado a Maldonado y ésta ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia del venezolano. El nórdico ha salvado la cara con algunas actuaciones francamente meritorias, como la que le llevó a salir tercero en la parrilla del Gran Premio de Canadá o meterse en la Q3 del de los U.S.A., para partir nono el día de carrera y terminarla en octava posición, lo que a la postre ha originado en los últimos compases de la temporada un enrarecimiento de las relaciones de Pastor con el de momento su único equipo, situación a la que sin duda a ayudado la confirmación de Felipe Massa como piloto de Grove en 2014.

Entre acusaciones más o menos directas al respecto de que se le estaba boicoteando, Maldonado ya había apuntado a que quería irse de Williams y a que Lotus podría ser su próximo destino. El momento ha llegado. Hoy conocíamos que el hombre que se ganó el cariño de buena parte de la concurrencia gracias a aquella imagen en la que sacaba a caballito a su sobrino del incendio que sufrió Williams precisamente en el Gran Premio que había ganado, en unos días abandonará el blanco y azul de su mono para convertirse en un «hombre de negro» la temporada que viene.

Desde aquí sólo le deseo que el E22 de Enstone para 2014 sea al menos parecido a aquel FW34 de 2012 en el que Pastor vivió su mejor temporada, porque en cuanto a números, tanto Lotus como Williams andan muy escasitos de pasta en los bolsillos. En todo caso, suerte y a disfrutarlo.

En Diariomotor: Gran Premio de Abu Dhabi. Vettel vence de nuevo y Alonso se aferra al subcampeonato