Fórmula 1. El MR03 de Marussia completa la parrilla a falta del E22 de Lotus

 |  @josetellaetxe  | 

La panopila de vehículos que veremos esta próxima temporada quedaba casi completada ayer tarde con la puesta de largo del MR03 de Marussia en Jerez, toda vez que el vehículo representante de Lotus, el E22, se mostrará oficialmente con ocasión de las segundas pruebas de pretemporada que se celebrarán entre el 19 y el 22 de febrero en Bahrein.

A pesar de que estaba previsto verlo este lunes pasado, algunos problemas surgidos a última hora pospusieron el estreno del MR03 hasta ayer mismo, lo que originó que sin ni siquiera tiempo para hacer una sesión de fotos promocionales, el monoplaza de Dinnington saliera a carretear por la pista andaluza con Max Chilton al volante.

El MR03 es un coche de final de parrilla, como el Caterham CT05, lo que nos sitúa en que no deberíamos esperar grandes novedades porque el grueso del presupuesto para este año se lo ha llevado la compra de la unidad de potencia Ferrari. Así las cosas, el Marussia cumplía con creces las expectativas porque a primera vista parece un somero pasado a limpio de su antecesor el MR02, convenientemente armado para cumplir con la normativa vigente esta temporada.

Excesivamente rotundo en su zona central, sus pontones son más pequeños que los del CT05 malasio debido al menor espacio que requiere el propulsor de Maranello frente al galo (Renault) que monta Caterham. No obstante, su torneado parece algo más trabajado que en el caso de su más inmediato rival, sobre todo en su parte terminal (las aberturas de aireación son generosas para lo que cabría esperar), que atiende a un acabado en el que el cubrecapot y la finalización de los sidepods se funden con prontitud para permitir que la zaga sobre el fondo plano quede bastante liberada de estorbos.

Destaca de esta parte posterior del monoplaza anglo-ruso el aparatoso monkey seat que aparece dispuesto sobre la luz de lluvia, que rodea la salida del escape único y de cuya parte superior surge el soporte central del ala trasera.

Con un drag inevitablemente alto (la rotundidad de los pontones y las aberturas de los mismos así lo insinúan), Marussia ha tratado de paliarlo dotando a su MR03 de un morro que partiendo de un volumen horizontal algo más alto en su inicio que los 1.200 mm. previstos para el cénit del comienzo de la célula de seguridad que protege el habitáculo, concluye en una nariz en cuña muy pronunciada que termina en el ya conocido apéndice nasal distintivo de esta sesión.

En líneas generales estamos ante un vehículo convencional que ha hecho de tripas corazón para ajustarse al reglamento, y del que no cabe decir nada más al menos hasta que comencemos a verlo desenvolverse en pista, pero recordando siempre que el MR03 no optará a victorias ni a grandes logros, sino a pelear de tú a tú con Caterham por ver si evita de nuevo terminar último en la tabla general de constructores.

 

En Diariomotor: Pretemporada de Fórmula 1. Jerez día 3, con Renault y Red Bull como protagonistas

Lee a continuación: Pretemporada de Fórmula 1. Jerez día 3, con Renault y Red Bull como protagonistas