Österreichring vuelve al calendario del Mundial de Fórmula 1

 |  @josetellaetxe  | 

Con las imágenes de la película Rush (Ron Howard, 2013) todavía frescas en nuestras retinas, sería fácil imaginar a Niky Lauda y James Hunt en pleno duelo sobre el circuito de Österreichring durante 1976, pero ese instante jamás se produjo porque tras el brutal accidente que sufrió el piloto de Ferrari en Nürburgring, la siguiente prueba que se disputaba aquella temporada correspondía precisamente al Gran Premio de Austria.

Con el conductor austriaco en el hospital luchando por su vida, la de Maranello decidió no participar en aquella carrera cuya victoria acabaría llevándose John Watson (Donohue-Penske), quien estaría acompañado en el podio por Jacques Lafitte (Ligier) y Gunar Nilsson (Lotus). James Hunt terminaría en cuarta posición, a 12 segundos del vencedor.

Anécdotas aparte, Österreichring es un nombre que goza de un gran afecto por parte de los aficionados al motorsport. Levantado en 1969 cerca de la localidad de Spielberg, en el típico enclave paisajístico del centro de Europa rodeado de montañas verdes y bosques que distingue a otros circuitos emblemáticos, como los viejos Hockenheim y Nürburgring, por ejemplo, Österreichring se utilizó para disputar el Gran Premio de Austria hasta 1987, prueba terminal de su primera etapa que comenzaba un viernes con el aparatoso atropello de un ciervo por parte de Stefan Johansson (McLaren), y concluía el domingo siguiente acumulando un restraso de hora y media sobre las previones debido a dos accidentes, que sin consecuencias reseñables, delataban que el trazado se había quedado sencillamente viejo y resultaba peligrosamente inseguro.

A pesar de que Österreichring seguiría albergando diferentes pruebas automovilísticas y de motos, no sería hasta después de la remodelación acometida entre 1995 y 96, que volvería a acoger el Gran Premio de Austria para mantenerse en el calendario desde 1997 hasta 2003 bajo la denominación de A1 Ring, alusiva al patrocinador A1 Mobilkom.

Con una cuerda original de 5.911 metros, con la incorporación en 1977 de la chicane en Hella-Licht al final de recta de tribunas (allí había muerto en dos años antes el piloto Mark Donohue), alcanzó los 5.942, pero después de la remodelación que hemos comentado y que supone la primera intervención de Hermann Tilke en la Fórmula 1, se redujo hasta los 4.323 metros perdiendo una de las partes más emblemáticas de su recorrido, que terminarían siendo 4.326 después del último retoque hecho a su diseño con la intención de ampliar las escapatorias y mejorar así la seguridad (2002), intento que se demostraría insuficiente porque al año siguiente, 2003, se celebraba el hoy por hoy último Gran Premio de Austria ya que al año siguiente, el A1 Ring quedaba desterrado del calendario de Fórmula 1.

Pero Österreichring seguía siendo Österreichring para los aficionados a pesar de los sucesivos remozos y la nueva denominación, porque es el lugar en las entrañas de Austria donde se han vivido momentos en cierto modo únicos, como aquella apretada victoria de Elio de Angelis (Lotus) sobre Keke Roberg (Williams) en 1982 y por tan solo 5 centésimas, que pasa por ser la ventaja más reducida de la historia de la F1 en un paso por meta; o el duelo entre Mika Häkkinen y Michael Schumacher de 1998; o aquel suceso de 2002 en el que Rubens Barrichello suelta el pedal de su acelerador a escasos metros del banderazo final, para dejarse pasar por Michael Schumacher porque el muro de Ferrari así se lo había ordenado…

Como decíamos hace unos párrafos, el Gran Premio de Austria de 2003 supone la última presencia del estado centroeuropeo en el Mundial de Fórmula 1 aunque no así en otras disciplinas. Quizás por ello y porque Dietrich Mateschitz, propietario de las escuderías Red Bull y Toro Rosso, es también austriaco y quería devolver a su país al primer plano del deporte del motor, la empresa Red Bull compra definitivamente el circuito a finales de la década pasada.

Anunciando su intención de retornarlo al calendario del Mundial, se pretendía inicialmente recuperar parte del trazado original aumentando su recorrido, pero al final se desistió de este empeño tras encontrarse demasiados problemas en el camino. Concluidos todos los trabajos y conseguidos los permisos administrativos y el placem de la FIA, Österreichring vuelve a la Fórmula 1 aunque con el nombre de Red Bull Ring (anillo o circuito Red Bull), para que su asfalto soporte el paso de los monoplazas que disputarán el Gran Premio de Austria de Fórmula 1 que se celebrará el fin de semana del 20 al 22 de junio próximos.

 

En Diariomotor: Fórmula 1. Los equipos llegan a un acuerdo que modifica la calificación de los Grandes Premios

Lee a continuación: Fórmula 1. Los equipos llegan a un acuerdo que modifica la calificación de los Grandes Premios

Ver todos los comentarios 1
  • Helmut

    Me alegro de que vuelva un circuito en el cual han acaecido sucesos, como mínimo, poco corrientes.

    Parece que a partir de ahora, este circuito será la “casa” de Red Bull como lo es Monza de Ferrari, por ejemplo, aunque compartiendo la escudería algo más que la nacionalidad con el trazado.

    Saludos.