CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Toyota

3 MIN

Toyota: fabricar diez millones de coches al año con más operarios y menos robots

David Villarreal | @davidvillarreal | 11 Abr 2014

Si hay algo que realmente impresiona al visitar una fábrica de automóviles, es la cantidad de robots que trabajan sin descanso, sin vacaciones ni demandas sociales, para lograr que un constructor como Toyota produzca – se dice rápido – diez millones de coches al año. La labor de los operarios se limita a supervisar máquinas, especialmente en las líneas que manejan las piezas más pesadas, como las de prensado de acero. Las únicas líneas en las que los humanos superan a los robots son aquellas que se dedican a ensamblar piezas pequeñas o algunos revestimientos interiores del coche.

Pero los robots también tienen motivos para rebelarse contra los humanos. Mitsuru Kawai, el máximo responsable de la producción de Toyota, asegura que en los últimos años han trabajado para preservar la tarea de los maestros de antaño. Aquellos que, en palabras del propio Akio Toyoda, eran reconocidos antaño como “Kami-Sama”, dioses en japonés, por su habilidad para construir lo que fuera necesario.

Pero tras esa convicción utópica de la fábrica controlada por maestros artesanos, también existe un razonamiento lógico que debería mejorar la eficiencia de sus plantas.

En algunas líneas se ha aumentado la productividad sustituyendo a las máquinas por operarios y se han reducido los residuos en un 10%.

Toyota ha modificado la dinámica de trabajo de sus factorías en Japón para introducir cien nuevas tareas manuales que hasta ahora habían sido adjudicadas a las máquinas. Akio Toyoda quiere operarios que desarrollen habilidades manuales que vayan más allá de suministrar piezas a la línea de producción, pulsar botones y controlar posibles errores.

Esa experiencia de los operarios se traduce en una mejora continua de la calidad de la producción y, curiosamente, en procesos más eficientes. Uno de los ejemplos que menciona Mitsuru Kawai apunta a las líneas de Honsha en las que los trabajadores, martillo en mano, conforman los cigüeñales. Las innovaciones que se han llevado a cabo en estos años han mejorado la productividad de la línea respecto a las máquinas precedentes y los residuos derivados del proceso se han reducido en un 10%.

Toyota quiere que todas estas mejoras se apliquen en mayor escala en la nueva generación de Toyota Prius.

Toyota

Que Toyota esté recuperando ciertas tradiciones, casi artesanas, de antaño, no quiere decir que los operarios vayan a sustituir la labor de las máquinas. Sin ir más lejos, algunas de las fábricas en las que se está poniendo en práctica esta nueva estrategia, como la de Motomachi en Japón, emplean hasta 760 robots dedicados a la práctica totalidad del proceso de producción de un coche.

Esta filosofía también pretende lograr avances significativos en el proceso de kaizen, de mejora continua, el envidiado modelo de producción que promulgó Eiji Toyoda, el Toyota Production System.

Fuente: QZ | Bloomberg
En Diariomotor: Eiji Toyoda, el artífice del gigante Toyota y su envidiado modelo productivo, ha fallecido a los cien años

Toyota