Gran Premio de Mónaco. Nico Rosberg recupera el liderato

 |  @josetellaetxe  | 

El Gran Premio de Montecarlo iba a dar comienzo con el ambiente bastante caldeado por el enfado de Lewis Hamilton ante la falta de penalización a Nico Rosberg, por lo que el británico consideraba la fea jugada de su compañero durante la calificación del sábado [Calificación para el G. P. de Mónaco. Nico Rosberg consigue con polémica la «pole»], lo que en buena medida eclipsaría el gran problema previsto para la carrera: los neumáticos Pirelli.

Las quejas sobre el comportamiento de los compuestos superblandos y blandos (vitolas roja y amarilla, respectivamente) sobre el piso del Principado se habían hecho escuchar por boca de buena parte de pilotos y equipos desde el inicio de los entrenamientos del jueves anterior, lo que sumado a que la presencia del granizo y el agua durante la segunda sesión de los mismos impidió que se probaran adecuadamente, originó que la mayoría de participantes empezara la prueba con serias dudas sobre sus prestaciones y sobre el resultado de la elección de las estrategias.

Así las cosas, la sexta cita del calendario oficial de Fórmula 1 veía cómo el semáforo se ponía en verde a la hora prevista con Pastor maldonado renunciando a participar en ella y con el poleman Nico Rosberg manteniendo la cabeza de la parrilla seguido a cortísima distancia por Lewis Hamilton. Así mismo, Sebastian Vettel adelantaba a Daniel Ricciardo poniéndose tercero, mientras que aprovechando la situación, Kimi Raikkonen adelantaba limpiamente a Fernando Alonso y al piloto australiano de Red Bull para situarse a la cola del vehículo conducido por el tetracampeón del mundo.

La dificultad para calentar convenientemente las gomas y la temperatura baja del asfalto, originarían que Sergio Pérez perdiera el control de su Sahara Force India a la salida de Mirabeau Haute golpeando las protecciones y dando por terminadas sus aspiraciones, con lo cual, Dirección de Carrera deplegaba el primer Safety Car de la jornada y provocaba la temprana neutralización.

Antes de la reanudación, Sebastian Vettel comenzaba a sufrir problemas en su RB10, lo que le llevaría a abandonar definitivamente a los pocos giros, y Kimi Raikkonen se convertía así en el único piloto capaz de tentar a la suerte de inquietar a los dos hombres de Mercedes AMG, cosa que se vería pronto que resultaría totalmente inútil por cuanto que Lewis Hamilton, desde la segunda posición, no iba a dejar de presionar a Nico Rosberg durante casi 4/5 partes de la carrera, lo que imprimiría a la misma un ritmo endiablado que solo se vio mitigado cuando al piloto alemán de Brackley se le pidió por radio que controlase el consumo de su monoplaza mientras mantenía a raya a su fogoso compañero.

La carrera discurría con la normalidad propia de Mónaco: escarceos, algunos adelantamientos y por supuesto también abandonos, como el de Daniil Kvyat, que se sumaba así a los de Pastor Maldonado, Checo Pérez y Sebastian Vettel. Y en el giro 23, a la salida del túnel Adrian Sutil perdía el control de su monoplaza y provocaba el segundo Safety Car del día, estrenando de paso una jornada bastante negra para Sauber.

La neutralización duraría desde la vuelta 26 a la 30 y en ese intervalo, mientras los coches doblados recuperaban sus posiciones, Max Chilton arruinaba las posibilidades de Kimi Raikkonen al tocar con su Marussia el Ferrari del finlandés, mandando a este a garajes y obligándole a salir en mitad del tráfico y en el puesto catorce.

Sin el número 7 de la de Maranello en posiciones punteras, el espectáculo se trasladaba a la zona media de la parrilla toda vez que la lucha entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg parecía cada vez más un empate técnico, con el alemán de Brackley gestionando inteligentemente su pequeña ventaja y con su compañero británico manteniendo la presión para provocar un error de Nico Rosberg, pero sin capacidad real para modificar la situación. Tras ellos pero ya a cierta distancia, Daniel Ricciardo y Fernando Alonso circulaban con comodidad en la tercera y cuarta plaza respectivamente.

Sobre el giro 50 la tensión de la prueba apunta a Kimi Raikkonen, Esteban Gutiérrez y Valtteri Bottas, con los dos primeros intentando desembarazarse del tercero ya que el W36 del finlandés ha comenzado a sufrir problemas en cuanto ha mostrado intención de contener a sus rivales. En la 55 la unidad de potencia del Williams dice basta y Gutiérrez y Iceman tienen el camino expedito para prosperar en la zona de puntos, pero en la 59 es el mexicano quien abandona tras golpear con su vehículo la curva de La Rascasse y el hombre de Ferrari quien tiene ante sí la posibilidad de enmendar el incidente sufrido vueltas antes. No lo conseguirá. Un adelantamiento demasiado arriesgado a Kevin Magnussen en Loews, provocará que Kimi Raikkonen acabe terminando la carrera en la duodécima posición.

Delante las cosas tampoco están tan fáciles como se prometía. Lewis Hamilton afloja porque no ve bien por un ojo y Daniel Ricciardo empieza a recortar distancias para quitarle el segundo cajón del podio, circunstancia que no sucederá porque en las últimas vueltas el estado de los neumáticos manda y se hace necesario proteger lo conseguido.

El Gran Premio de Mónaco finalizaba con Nico Rosberg en cabeza, quien recuperaba así el liderato en el Mundial perdido a manos de Lewis Hamilton en España, con este en segunda posición y con Daniel Ricciardo en la tercera. Fernando Alonso concluía en la cuarta plaza, por delante de un magnífico Nico Hulkenberg sobre un excelente Sahara Force India.

Jenson Button terminaba en sexta posición firmando un bonito fin de semana para McLaren. Felipe Massa sería séptimo y Jules Bianchi, octavo, aunque el piloto francés debería ceder su plaza a Romain Grosjean al ser penalizado con 5 segundos por haber cumplido una pena similar con el segundo Safety Car en pista. Y cerrando el reparto de puntos aparecería el segundo McLaren, con Kevin Magnussen al volante.

En líneas generales el Gran Premio de Mónaco resultó ser una carrera bastante entretenida para los estándares del Principado. Si bien nada parecía poner en duda el dominio de Mercedes AMG, la lucha entre sus dos pilotos oficiales supuso una aliciente digno de disfrutar aunque como decíamos hace unos párrafos, el espectáculo se depositaría en la zona media de la parrilla, lugar donde las estrategias tuvieron mayor influencia y donde al fin y al cabo, existió más lucha entre los diferentes vehículos.

La próxima cita será dentro de dos semanas, el Gran Premio de Canadá, carrera que rompe el calendario europeo de la temporada pero que dado las numerosas novedades técnicas que han anunciado llevar las escuderías, promete mantener en vilo un campeonato que cada vez tiene más sabor Mercedes AMG.


 

Fuente: Formula1.com/ Statsf1.com
En Diariomotor: Fórmula 1. Caterham podría estar a la venta

Lee a continuación: Fórmula 1. Caterham podría estar a la venta

  • Alberto Piqueras Ramos

    Estimados Todos:

    Varios días sin comentar por largo viaje que seguirá hasta el 12 de junio, disfrutando entre otras cosas el Caribe por 20 día.

    Los horarios complicados de estos lares y la no transmisión directa, me hicieron perder la carrera en directo y sólo verla en diferido a partir de la vuelta 58, por lo cual fueron sólo 20 las vueltas que pude ver.
    Esas vueltas no me parecieron entretenidas y me dio la impresión que si Hamilton no cambia su cabeza, se le puede empezar a complicar el campeonato; y a llorar al cuarto de atrás, que eso no es de hombres de bien y Nico es todo un caballero.

    Saludos.

  • EL MAS INCOGNITO

    Entre los berrinches del niño hamilton y la actitud caballerosa de rosberg en pista y fuera de ella , pero que preferira mercedes un campeon aleman con un coche aleman ,o alguien tan controversial como hamilton … muchas cosas en juego mercedes sabe que tiene un super coche que hasta con checo perez ganarian ajajaj , mercedes es mi equipo y la situacion no me gusta nada ! ni el comportamiento anti-deportivo de hamilton .