Probamos el Volkswagen Passat Alltrack y te damos siete razones para comprar, o no, un familiar campero

Hay vida más allá del SUV. Los familiares camperos se convierten en una opción interesante para quien necesita mucho espacio, cualidades dignas de una buena berlina de carretera y aptitudes fuera de pista. Te contamos por qué en esta prueba del Volkswagen Passat Alltrack.
 |  @davidvillarreal  | 

Reconozco que es realmente complicado no dejarse llevar por la moda del crossover, el atractivo de esta suerte de compactos sobreelevados que todas las marcas se han apresurado a lanzar, incluso algunas que hasta antes de ayer solo fabricaban deportivos. Pero, por suerte, existen multitud de alternativas que bien podrían encajar en las necesidades de ese cliente que busca mucho espacio, practicidad en carretera y agilidad fuera de pista y en terrenos deslizantes, alternativas incluso mejores a la del SUV al uso que tanto se ha popularizado en los últimos años.

Bajo esa filosofía, la del familiar venido a más para salir del asfalto, se presenta el Volkswagen Passat Alltrack de nuestra prueba. Y esa es precisamente la excusa que hemos aprovechado para hablaros a fondo de este modelo, con un formato de prueba atípico y un esquema que esperemos sacie la curiosidad no solo del cliente que en su decisión de compra se esté planteando un Passat Alltrack, sino también la de aquel que quizás no había pensado que existe vida más allá del SUV.

El espacio del familiar derivado de un gran sedán, una receta que funciona

La razón fundamental para adquirir un familiar de este tamaño, esté enfocado o no en su conducción más campera, es el espacio.

Bien es cierto que hoy en día los crossover gozan de maleteros muy voluminosos, prácticos y accesibles. Pero si nos ceñimos a las meras cifras, ninguno de ellos es capaz de compararse con la capacidad de un familiar de la categoría del Passat. En el caso concreto de este Passat Alltrack estaríamos hablando de 588 litros contando con un doble fondo de 90 litros en el que sí puede alojar una rueda de repuesto de emergencia. Si optamos por una versión de tracción delantera, el volumen crece muy ligeramente, a 603 litros. Un Volkswagen Tiguan se queda en 470 litros y un Touareg en 520 litros, ambos con rueda de repuesto de emergencia de serie.

Ten en cuenta que algunos SUV prescinden de rueda de repuesto para garantizar un mayor volumen de carga. Y aunque los kits de reparación de pinchazos o los neumáticos de tipo run-flat sean más que suficientes para lidiar con la mayoría de pinchazos que sufriremos en carretera, deberíamos tener en cuenta que en un vehículo que se sobrentienda deberá cumplir fuera de pista, el riesgo de sufrir desllantados o reventones serios, que exigen la sustitución completa del neumático, es muy superior.

La banqueta posterior del Passat Alltrack es abatible en dos piezas, accionando un tirador automático instalado en el maletero. Abatiendo los asientos traseros, el espacio de carga crece hasta los 1.731 litros. De serie también incluye una bandeja flexible plegable en diferentes posiciones.

No es una solución económica, pero sí una interesante alternativa

La diferencia económica entre un Alltrack y el familiar del que se deriva es importante. Solo debemos escoger el primero si valoramos sus mejoras camperas o su extenso equipamiento de serie.

Soy de los que opina que un crossover solo debe escogerse siempre y cuando exista la necesidad de utilizar el coche por vías sin pavimentar, o por rutas de campo. En el caso de un familiar campero como este, el caso es aún más claro y llamativo, entre otras cosas por el hecho de que este tipo de automóviles suele gozar de una gama más limitada, centrada en motores potentes y equipamiento, por decirlo de alguna forma, más premium. Incluso con el mismo motor, las importantes promociones del Passat Variant hacen que un Alltrack equiparable sea incluso unos 5.000 euros más caro, tomando como referencia un 2.0 TDI de 140 CV con cambio manual y tracción delantera.

Promociones incluidas, un Passat Alltrack con motor diésel de 140 CV arranca en 33.740 euros. Es un precio nada desdeñable, ahora que un Tiguan con financiación, PIVE y motor diésel, está por 21.700 euros. Pero ya estaríamos hablando de un Passat Alltrack equipado de serie con llantas de aleación Canyon de 18” (vienen de regalo con la promoción actual), barras de techo cromadas, climatizador bi-zona Climatronic, control electrónico de velocidad Tempomat, detector de fatiga, freno de estacionamiento eléctrico con función AutoHold, arranque por botón, ordenador de a bordo con pantalla digital, equipo de entretenimiento con pantalla táctil TFT y cargador de 6 CDs y tapizados de tela y Alcantara.

Como buen alemán, también goza de un catálogo de extras extensos, a tener en cuenta el control de crucero adaptativo ACC (840€), muy cómodo en viajes en carretera y embotellamientos; paquete en promoción – a precio de ganga – AllTrack Plus con faros Bi-Xenon con luz de curva y luz de día LED, Park Assist 2.0 y techo panorámico corredizo completo (630€); navegador (550€); y cuero Vienna (2.390€), entre otros.

La promoción actual para la versión 2.0 TDI de 177 CV, además de llantas de 18”, incluye de serie faros bi-xenon, cámara de aparcamiento trasera y asistente Park Assist 2.0 y asistente de cambio de carril Side Assist.

No es un todoterreno, pero sí una solución socorrida para salir del asfalto

No está pensado para afrontar pruebas complicadas, pero fuera del asfalto cumple gracias a la tracción total, al programa de conducción off-road y, de equiparlos, a los neumáticos M+S.

Un familiar campero no es generalmente económico y exige cierto interés por nuestra parte en requerir unas mínimas cualidades offroad. En este aspecto, familiares camperos, como el Passat Alltrack de nuestra prueba, no tienen nada que envidiarle a muchos SUV, en cuanto a confort y seguridad por terrenos resbaladizos. Sus cotas serán las que más nos limiten para sortear obstáculos importantes, pero en general ni un familiar como este ni un SUV están muy preparados para afrontar esas pruebas.

Entre otras cosas que lo diferencian de un Variant, el Alltrack equipa el programa de conducción off-road, con un botón que podemos accionar a baja velocidad, hasta 30 km/h, muy útil para afrontar algún obstáculo o pisar un firme muy deslizante, nieve, hielo, barro…

Con el cambio automático notas rápidamente la acción de este modo de conducción campestre, el tacto del acelerador cambia y es más sencillo dosificar la fuerza del motor, pero cuando aceleras a fondo el modo automático del cambio tarda más tiempo en engranar la siguiente marcha y si seleccionamos el modo manual dejará que corte inyección antes de engranar la siguiente marcha. Al descender una pendiente superior al 10%, entrará en funcionamiento automáticamente el control de descenso de pendientes y el ABS y el control de estabilidad se adaptan a la posibilidad de encontrarnos con un terreno deslizante.

La tracción 4MOTION: un buen aliado dentro y fuera del asfalto

Ficha técnica del Volkswagen Passat Alltrack 2.0 TDI 177 CV DSG 4MOTION

  • Motor: diésel, 1.968 cm3
  • Transmisión: DSG, 6 velocidades
  • Potencia: 177 CV @ 4.200 rpm
  • Par máximo: 380 Nm @ 1.750-2.500 rpm
  • Maletero: 588 litros
  • Precio: 40.600€

  • Aceleración (0 a 100 km/h): 8,7 segundos
  • Velocidad máxima: 211 km/h
  • Tracción: total, 4MOTION
  • Consumo oficial: 5,9 l/100 km
  • Emisiones de CO2: 155 g/km

Datos del proporcionados por ¿Qué coche me compro?

El 2.0 TDI de 177 CV con tracción 4MOTION arranca en 40.600€, pero a cambio nos llevamos un diésel potente, automático, con tracción total y un equipamiento muy extenso.

Nosotros optamos por probar una versión potente, pero equilibrada, un 2.0 TDI de 177 CV que ya está dotado de serie con DSG y tracción a las cuatro ruedas, denominada comercialmente como 4MOTION. Muy equipado, con todo el equipamiento imprescindible en un coche de su calibre y llantas de 18”, arranca en 40.600€, incluyendo las promociones actuales.

Lo interesante de esta, es que se trata de un sistema de tracción permanente con un embrague de acomplamiento electrohidráulico. En condiciones normales, el AllTrack es un tracción delantera al uso, repartiendo solo un 10% del par disponible al tren trasero. Bajo demanda, el reparto se modifica para lidiar con una pérdida de tracción en el tren delantero o incluso anticipándose a que se produzca esta.

Un sistema de tracción total que trabaje realmente bien, como este, es tremendamente útil en carretera. Con un 2.0 TDI de esta potencia, en otros modelos de la casa con tracción delantera es fácil encontrar el punto en el que al abrir gas con el volante ligeramente girado, el tren delantero no es capaz de transmitir toda esa potencia al asfalto. Eso es algo que con este 4MOTION no te va a ocurrir.

Piensa que para enfrentarte a pruebas complicadas, firmes deslizantes, la tracción 4MOTION es importante, pero aún lo es más la elección de un neumático M+S.

En cuanto a dinámica, es cierto que los SUV, incluso con una batalla más corta y una carrocería generalmente más alta, son cada vez más ágiles y no presentan un comportamiento demasiado torpe en carretera. Pero generalmente, este AllTrack hereda la buena pisada en carretera de un sedán como el Passat, incluso teniendo en cuenta que es algo más blando de suspensiones y gana balanceo al elevarse las suspensiones. La altura libre al suelo crece de 135 mm a 165 mm y sus ángulos de ataque y salida, crecen hasta unos meritorios 16º y 13,6º. Sigue sin ser un todoterreno, pero puede salir de apuros con solvencia.

La tracción 4MOTION es importante en ciertos casos, por ejemplo al movernos por firmes muy deslizantes, como barro o nieve. Pero en este caso es importante puntualizar que casi tan importante como contar con tracción a las cuatro ruedas, el hecho de utilizar un neumático adecuado para nuestra conducción. Incluso en coches de tracción delantera, un buen neumático M+S es habitualmente más que suficiente para salir de pistas cubiertas de nieve o barro.

Hablemos de consumos

Con el tamaño de este Passat y el lastre de la tracción total, los consumos son elevados con respecto a un Passat diésel de tracción delantera, pero para nada descabellados.

La tracción a las cuatro ruedas, con el peso añadido que supone y su reparto permanente – aunque en una proporción muy pequeña – en el tren trasero, también supone un incremento en los consumos a tener en cuenta. Sobre el papel, con un consumo homologado de 5,9 litros/100 kilómetros, este Volkswagen Passat Alltrack consume técnicamente lo mismo que un Tiguan con la misma potencia, tracción 4×4 y DSG.

En la práctica, los consumos promedio en ciclo mixto siempre estuvieron por encima de los 6 litros/100 kilómetros. En carretera, vimos cifras por debajo de los 6 litros/100 kilómetros en las rutas que utilizamos habitualmente para nuestras pruebas de consumo. Recordemos que esta prueba de consumos la realizamos sin más carga que un servidor como conductor, a 120 km/h de marcador constantes, con poco tráfico, y en recorridos de ida y vuelta entre 100 y 150 kilómetros. No es una cifra descabellada para un gran familiar con tracción a las cuatro ruedas, pero sí aproximadamente un litro superior a las que hubiéramos logrado en condiciones similares con un Passat de tracción delantera.

Útil y seguro para cargar con un remolque

Otra razón importante para recurrir a un Alltrack frente a un Variant estaría en la necesidad de cargar habitualmente con un remolque. Gracias, entre otras cosas, a la tracción total, su capacidad de remolcado crece significativamente hasta las 2,2 toneladas, por no hablar de la seguridad que aporta contar con tracción en las cuatro ruedas. Si es tu caso, el Alltrack cuenta con un dispositivo abatible mediante un sistema de desbloqueo eléctrico, desde un botón en el salpicadero, con un coste añadido de 925€.

Un vistazo a sus rivales

Si definitivamente hemos decidido que el familiar campero es nuestra opción, hay que tener en cuenta que existe una oferta cada vez mayor de modelos de estas características. Incluso configurándolo con tracción delantera, el de Volkswagen penaliza frente a rivales generalistas por su elevado precio, ofreciendo a cambio un equipamiento realmente completo de serie. El Passat Alltrack resulta interesante sobre todo si tenemos un presupuesto holgado y queremos un coche con una dotación de equipamiento de serie muy extensa.

El precio de este modelo, con la combinación escogida para nuestra prueba, sería comparable al de un Peugeot 508 RXH (39.800€), que además de diésel es híbrido. También sería comparable a un Opel Insignia Country Tourer, que con el 2.0 CDTI 4X4 Manual está en 38.260€ y con el 2.0 CDTI Biturbo 4×4 Automático en 42.705€. Otro que tampoco puedes olvidar es el Subaru Outback, que con menos equipamiento y calidad apercibida es uno de los más efectivos fuera de pista y actualmente arranca en 30.700€ con tracción total y motor bóxer diésel de serie.

Y por último, foto a foto, un vistazo a algunos detalles de este Volkswagen Passat Alltrack.

Las plazas traseras del Volkswagen Passat Alltrack son realmente holgadas, incluida la central, muy ancha pero incómoda por el mullido.

Los acabados no decepcionan, en la línea de Volkswagen. Este Passat Alltrack además cuenta con detalles de calidad muy a tener en cuenta, como los tapizados de piel y las inserciones de aluminio cepillado.

El alféizar de las puertas está decorado con la denominación Alltrack.

Pero en el plano estético, lo que marca la diferencia es el exterior, con detalles como el difusor posterior y las protecciones de plástico en las defensas, los bajos y los pasos de rueda.

Lee a continuación: BlueMotion Concept: la antesala del Volkswagen Passat BlueGT

El Passat es una de las referencias del segmento por calidad de acabados y gama de propulsores. Sus alternativas más próximas son el Ford Mondeo y el Opel Insignia.

  • ADN

    Todos sabemos que los “SUV” actuales (que son en su mayoría crossover) ya ni siquiera se esfuerzan en gran medida por tener capacidades fuera del asfalto. Familiares alzados como este cubren de sobra las necesidades requeridas en caminos sin pavimentar, sin recurrir al costo extramque conlleva un supuesto SUV. Lamentablemente están mas de moda que los familiares camperos.