Mercedes y el posible regreso de los motores 6 en línea

 |  @ClaveroD  | 

¿Qué tendrán los motores de seis cilindros en línea? Esa es la pegunta que se realizarán muchos aficionados al mundo del motor, entre los que me incluyo, pero la verdad es que tienen cierta magia. Entre sus muchos matices encontramos un carácter y contundencia que es difícil encontrar en los suaves y progresivos V6. Mercedes no es precisamente novata en el uso de motores 6 en línea, aunque actualmente no goza de estos diseños en su gama, pero esto podría cambiar dentro de muy poco con el lanzamiento de una nueva familia de motores de seis cilindros en línea diésel y gasolina.

El regreso de Mercedes a los 6 en línea

La idea de Mercedes es apostar por un diseño modular, capaz de adaptarse a todo tipo de configuraciones diésel, gasolina, híbridos, etc.

Esta nueva arquitectura podría contar con cilindradas comprendidas entre los 2,5 y 3 litros. En todo caso hablamos de mecánicas sobrealimentadas, dejando en el olvido cualquier posibilidad de conocer motores atmosféricos. Aquí el aspecto más interesante podría estar en la adición de un nuevo sistema de turbocompresores con accionamiento eléctrico, algo que brindaría un funcionamiento sumamente satisfactorio junto a los sistemas de sobrealimentación convencionales.

Mucho se ha hablado también del regreso de los compresores volumétricos a Mercedes-Benz, sistemas que no hace tanto tiempo eran seña inequívoca de sus propulsores gasolina. Por el momento parece que Mercedes-Benz prefiere apostar por los turbocompresores dada su mayor eficiencia, y su mejor respuesta en la zona media y alta de tacógrafo, aunque tampoco sería descabellado encontrar un sistema dual compuesto por compresor y turbocompresor.

A pesar de ello, el aspecto más interesante de esta nueva arquitectura estará en la posibilidad de ofrecer un diseño modular. Motores diésel y gasolina compartirían el grueso de sus elementos, gozando de un menor coste en desarrollo y fabricación. Al mismo tiempo, el empleo de un diseño modular brindará a Mercedes un punto de partida común para ofrecer una gama muy variada en cuanto a transmisiones, configuraciones de tracción e incluso hibridación.

Su disposición será obligatoriamente longitudinal, algo que en Mercedes no debería ser un problema, pero que sin duda requiere de nuevos diseños para el vano motor. El diseño compacto que es tan aplaudido en los motores V6, en especial para la disposición longitudinal, será sustituido por un esquema más complejo, aunque con importantes ganancias en tanto a su funcionamiento.

Fuente: Motoring
En Diariomotor: Mercedes AMG GT: es oficial, tendrá un V8 4.0 turbo de 510 caballos

Lee a continuación: Mercedes S 65 AMG Coupé: lujo, altas prestaciones y un enorme corazón de 12 cilindros

  • Abraham Busso

    Audi tuvo durante mucho tiempo interesantes motores de 5 cilindros (motorizaciones 2.2, 2.3, 2.6cc) atmosféricos. Eran progresivos, contundentes y sonaban que daba gusto!.

  • jose

    Nunca debió abandonarlos, BMW no lo hizo con buen criterio y siguen siendo de los mejores 6 cilindros. El actual 5 cilindros de Audi ( retomando la tradición ) es un motor impresionante.

  • ADN

    Interesante y siempre pueden usar una tecnología modular escalable compartida con los motores de 4 cilindros.
    Aunque lo que los soñadores deseamos pero sabemos es solo un sueño, es el regreso de los ocho cilindros en linea.

    • Sergio Rincón

      Un buen ‘straight eight’, en una carrocería roadster que esté bien y bellamente esculpida, sería un hit (comercial no sé, al menos como golpe de imagen)…

  • Alberto Piqueras Ramos

    Entiendo que recurrir a motores de seis cilindros en línea da la posibilidad de desarrollar motores modulares, donde un 6 cilindros provenga de una base de un cuatro cilindros donde la base de cada cilindro sea de 500 c.c.; de esta manera habría enormes ahorros de producción donde además se podrían intercambiar piezas.

    Saludos.

  • pepe

    Tanta tecnologia trae tambien desbentajas que eso poca gente lo piensa nada mas que los mecanicos