Gran Premio de Alemania. Rosberg triunfa en Hockenheimring

 |  @josetellaetxe  | 

La décima prueba del campeonato mundial 2014 concluyó siguiendo el guion previsto. Ni la prohibición del FRIC ni la insuficiente comprensión de las gomas Pirelli ante una meteorología casi impredecible durante todo el fin de semana, impidieron que un Mercedes AMG venciera en el Gran Premio de Alemania. Quedaba por ver, como casi siempre en lo que llevamos de temporada, si sería Nico Rosberg o Lewis Hamilton quien se subiría al primer cajón del podio, pero después del tremendo accidente sufrido por este último durante la calificación, en cierto modo las dudas habían quedado disipadas antes del inicio de la carrera.

Así las cosas, aunque el resultado final parecía bastante claro la arrancada no podía resultar más excitante e imprevisible pues a la postre originaría un tremendo vuelco en las quinielas, cuando en un lance de carrera en la primera curva, el McLaren MP2/29 de Kevin Magnussen golpeaba lateralmente al monoplaza de Felipe Massa, originando que este abandonara tras haberse arrastrado literalmente boca abajo durante una buena cantidad de metros, y que Daniel Ricciardo evitara el incidente perdiendo la ventaja que le daba haber conseguido el quinto puesto en calificación, para reincorporarse en la cola del pelotón, muy lejos de la cabeza.

La prueba se neutralizaba momentáneamente con Nico Rosberg al frente, seguido inmediatamente por Valtteri Bottas y por Sebastian Vettel y Fernando Alonso, respectivamente, y en el reinicio, el interés se depositaba en el segundo integrante del equipo Mercedes AMG, Lewis Hamilton, quien debido al incidente en calificación y al cambio de la caja de cambios de su vehículo, partía desde la posición 20 pero había sido capaz de desprenderse de tres rivales antes de la salida del Safety Car.

Como decíamos más arriba, la previsible remontada del piloto británico acaparó la mayoría de planos de la realización ya que efectivamente, Lewis Hamilton no estaba por la labor de permitir que Nico Rosberg ganara cómodamente.

Apoyado por la incontestable superioridad del W05 de Brackley, el campeón mundial de 2008 comenzó a recortar distancias sin apenas miramientos, lo que dio lugar a multitud de momentos vibrantes que silenciaron lo que estaba sucediendo en cabeza. No obstante, también Daniel Ricciardo protagonizaba una bonita sucesión de adelantamientos que le llevarían a estar en zona de puntos antes de que se realizara el primer paso por garajes, alrededor de la vuelta 12.

La relativamente baja temperatura del asfalto, casi 20º centígrados menos que el viernes de entrenamientos, comenzaría a sacudir las previsiones estratégicas, de forma que el Gran Premio de Alemania, inicialmente propuesto a dos paradas como medida más inteligente, acabaría recomendando a la mayoría de participantes tres pasos por boxes si querían llegar enteros a meta, circunstancia que dio lugar a que durante buena parte de la carrera, el tráfico fuese tan intenso en la zona media que acabaría comprometiendo cualquier intento de mejorar las posiciones aprovechando los cambios de compuestos. Pero no adelantemos acontecimientos.

Sobre la vuelta 20 Nico Rosberg controlaba perfectamente la prueba desde la primera posición, seguido por un sobresaliente Valtteri Bottas que estaba dispuesto una vez más, a llevar los colores de Williams hasta el podio. La lucha por el tercer puesto parecía cosa entre Sebastian Vettel y Fernando Alonso, pero había llegado ya Lewis Hamilton, para arrebatársela a ambos y para empezar a inquietar al piloto de Grove.

Pero no todo está escrito, ya que al inicio de la vuelta 48, a 19 del final, Adrian Sutil pierde el control de su Sauber al comienzo de la recta de tribunas, trompeando primero y viéndose incapaz de reanudar la marcha después, situación que dará lugar a que durante algunos minutos, la posibilidad de que salga de nuevo el Safety Car acarree más de un contratiempo a los muros de las escuderías a la hora de valorar correctamente si meter o no a sus hombres a realizar el último cambio de compuestos.

Sin nuevo Safety Car y con las posiciones de cabeza de la carrera bastante claras de momento, la lucha por el cuarto puesto entre el tetracampeón del mundo y el piloto de Ferrari duraría bastantes giros, concretamente hasta que en lo que muchos consideran un error estratégico, Ferrari llama a garajes al conductor del vehículo número 14, para devolverlo a pista detrás de un fantástico Daniel Ricciardo que comprendiendo perfectamente lo que supone trabajar en equipo, contendrá al asturiano de Maranello, mientras Sebastian Vettel asegura definitivamente la cuarta plaza.

Los compases finales del Gran Premio de Alemania no dan en apariencia para más. Nico Rosberg está llamado a vencer en casa y a seguir liderando la tabla del Mundial de Pilotos mientras que Lewis Hamilton se ve incapaz de superar a Valtteri Bottas, teniendo que contentarse a regañadientes con la tercera posición. Sebastian Vettel ocupa cómodamente la cuarta gracias a que las gomas del coche de Fernando Alonso no son capaces de dar más de sí y a que el Ferrari lleva unos giros corriendo en modo ahorro de combustible.

Daniel Ricciardo terminará sexto. Tras él lo harán Nico Hulkenberg y Jenson Button, con Kevin Magnussen a la cola del vehículo de su compañero. Y cerrando el reparto de puntos, Sergio Pérez.

En líneas generales, la décima cita de la temporada ha sido una de esas carreras que merecen un segundo vistazo para poder ser valoradas correctamente. Plena de sucesos y de acción en pista, sin embargo y como decíamos al comienzo de este texto, no cambiaba un ápice las constantes de esta temporada.

Mercedes AMG sigue al frente del campeonato haciendo gala de una superioridad descomunal. Williams se mantiene como la más firme candidata a empañar el domino de Brackley durante el periodo estival. Red Bull y McLaren parece que han mejorado algo y Ferrari empieza a dar serias muestras de incapacidad para subvertir la situación que atraviesa. Sahara Force India y Toro Rosso también comienzan a mostrar cansancio y del resto, cabría destacar acaso que Sauber lleva camino de firmar su peor temporada en Fórmula 1, toda vez que sigue siendo incapaz de plantar cara a Marussia, hoy por hoy su principal rival.


 

Fuente: Formula1.com / StatsF1.com
En Diariomotor: Fórmula 1. Mercedes AMG y Red Bull no usarán el sistema FRIC en Alemania

Lee a continuación: Fórmula 1. Mercedes AMG y Red Bull no usarán el sistema FRIC en Alemania

  • Sergio Rincón

    Ese incidente de Sutil en la recta de meta aparte de desafortunado para el piloto (admirado de mi parte), me pareció mal manejado por la organización del GP, ¿por qué no sacar el ‘safety car’ a pista? ¿acaso temían que Hamilton pudiera poner en entredicho el liderato de Rosberg? Lo digo por ser Rosberg alemán y estar corriendo en su país natal (que ya sabemos que su casa es Mónaco) y ojo que tanto Hamilton como Rosberg son excelentes pilotos, el último se ha ganado mi admiración en el presente año por sus excelentes actuaciones y su personalidad desenfadada, el primero pone sobre la mesa siempre un talento incontestable.
    Para terminar, el GP de Silverstone y el GP de Alemania han re-vivido por momentos esa F1 de dos o más pilotos luchando por una posición, con el talento como principal argumento y un vehículo superior según que ‘escuderías’; ojalá sigan así y mejorando, podría ser que el final de temporada se vuelva interesante.