Foto a foto, a solas con el Porsche 911 GT3 RS: botón Pit Speed y otras 16 curiosidades

 |  @davidvillarreal  | 

Un botón. Un mísero botón en la consola central dice más acerca de este coche de lo que jamás hubiéramos podido imaginar. Un botón con la escritura Pit Speed que nos recuerdo que cuando entremos a boxes hemos de activarlo para no superar los límites de velocidad establecidos en cada circuito. Una norma de obligado cumplimiento, siempre por cuestiones de seguridad. Una regla que de incumplirla nos podría costar ser sancionados en competición. Un botón habitual en cualquier deportivo de carreras que se precie de serlo. Pero, ¿acaso hemos olvidado que el Porsche 911 GT3 RS sigue siendo un deportivo de calle?

El Porsche 911 GT3 RS es un deportivo de carreras homologado con la excusa de que, entre tanda y tanda, puedas llevarlo de casa al circuito por carreteras públicas.

No, no lo hemos olvidado. De lo que tampoco nos hemos olvidado es de que a su lado, en el stand del Salón de Ginebra 2015, posaba el nuevo Porsche Cayman GT4, uno de los deportivos de Porsche que más expectación ha generado en nosotros en muchos años. Y por si alguno aún pensaba que ese Cayman pudiera restarle protagonismo a cualquier otro 911, baste la presentación de uno de los 911 más picantes que hayamos visto nunca, como para que el nueve once regrese por sus fueros demostrando quién manda en casa.

El botón Pit Speed, por cierto, se puede configurar fácilmente para que nos sirva como limitador de velocidad, ajustándose a los límites de los boxes de cada circuito.

Lo primero que llama la atención es su gigantesco alerón. Pero en este caso vamos a fijarnos en la salida de aire de refrigeración del motor, de fibra de carbono, rematada en negro, como prolongación de la luneta trasera y de un techo que, por cierto, ha sido ensamblado en magnesio.

¿Os he dicho ya que su alerón trasero me ha enamorado?

Alerón que, por cierto, es ajustable.

Hablando de materiales ligeros, su capó ha sido ensamblado en fibra de carbono.

Otro detalle de una de las tomas de refrigeración de los radiadores en su frontal.

En las aletas traseras cuenta con tomas de aire para refrigerar el motor, parecidas, aunque evidentemente no exactamente iguales, a las utilizadas por los Porsche 911 sobrealimentados.

Estas salidas tan espectaculares de los pasos de rueda delanteros tienen dos funciones, la de mejorar la refrigeración de los frenos y la de aliviar la presión aerodinámica que genera el giro de la rueda en el interior del paso de rueda. Soluciones poco habituales en un deportivo de calle.

Llantas de aleación ligera y frenos cerámicos.

Nunca sabes cuando tendrás que hacer un cambio rápido de ruedas completas. Ante la duda utiliza siempre llantas de tuerca central.

Los neumáticos, unos Michelin Pilot Sport Cup 2. Sus medidas, simplemente espectaculares. El Porsche 911 GT3 RS utiliza detrás un neumático 325/30 ZR 21 sobre llantas de 12,5J x 21.

RS, por cierto, son las siglas del alemán Rennsport. Deportivo de carreras.

He aquí el detalle de sus salidas de escape centrales.

La experiencia no sería completa sin el paquete Clubsport, que en el Porsche 911 GT3 RS es de serie. Fíjate en los asientos delanteros de competición, y la jaula antivuelco homologada. Los arneses con anclaje de seis puntos, el extintor y la instalación para desconexión de batería, son opcionales.

No te quepa la menor duda, el ahorro de peso es algo que los creadores de este coche no se han tomado a la ligera. Un cordel siempre pesará menos que un tirador de plástico.

Aún así, el Porsche 911 GT3 RS cuenta con todas las comodidades de un deportivo moderno, equipo de entretenimiento, climatizador, revestimientos de piel y Alcantara, etcétera.

En Diariomotor: Porsche 911 GT3 RS, todos los detalles: del circuito a casa ahora más rápido que nunca

Porsche 911 GT3 RS

Lee a continuación: Este domingo no habrá Top Gear: Jeremy Clarkson suspendido por la BBC

  • nuevoenesto

    Mientras no den rienda suelta al Cayman, este es el p… amo.

  • Daniel Aguilar

    que bichazo

  • TeboMazda

    Creo que lo que debería hacer Porsche es subir la potencia del 911 hasta los 500-650 cv segun versión, y luego dejar al Caiman entre los 350-500. Así dejarían al 911 en una posición mas de superdeportivo y con un precio mas elevado.. total igual lo van a comprar y hacer pelea en ese rango de potencia.

    Con eso también haría que despeguen las ventas del Cayman… que aunque sabemos que es un excelente coche, no lo llega al 911 por ser obvio.. dejo abierto el debate.

    PD: No soy muy de porche, pero este GT3 RS, con esas llantas y alerón me lo ponen dificil.

  • AndresR52

    “Solo” una maravilla mas.