Bentley Dominator: el SUV que Bentley no quiere que recuerdes

 |  @sergioalvarez88  | 

El Bentley Bentayga está al caer. Su presentación podría acaecer en el Salón de Frankfurt, en apenas un par de meses. Este SUV de superlujo será presentado como el primer y revolucionario SUV de la marca británica. Te querrán hacer olvidar que ya ha existido un Bentley todoterreno. Se llama Bentley Dominator. Un nombre mucho más apropiado que Bentayga, en mi opinión. No fueron coches de producción en masa, fueron máquinas muy especiales encargadas en los noventa por el Sultán de Brunei. Esta es su desconocida historia.

Se cree que el coste por coche fue de unos tres millones de libras. Calderilla para el Sultán.

Corría el año 1994 y Bentley presentaba en el Salón de Ginebra el Java Concept. Un descapotable de líneas modernas y lujosas, que anticipaba parte de los códigos de estilo que Bentley pensaba introducir al mercado en los años 90. Al Sultán de Brunei le gustó tanto el coche que encargó una flota de descapotables, berlinas y familiares basados en este diseño. El Sultán encargó seis unidades de cada, además de seis SUV basados en el prototipo. Los seis fueron entregados en 1996, bajo el sugerente nombre de Bentley Dominator.

El proyecto fue realmente secreto. Todos los coches fueron entregados con la máxima discreción y las únicas imágenes existentes fueron captadas mientras los vehículos eran embarcados en aviones de carga. Aún así, nos han permitido apreciar convenientemente estos exclusivos SUV, hasta donde se sabe entregados en colores amarillo, negro y rojo. Centrándonos en los Dominator, se cree – con fundamento – que estaban basados en la plataforma del Range Rover de segunda o tercera generación, con un carrozado e interior especiales.

Una unidad fue fotografiada en un aeropuerto inglés en 2011. Posiblemente necesitase alguna reparación.

Fueron construidos cuando los Range Rover cambiaban de la segunda a tercera generación, por eso no se sabe a cuál de las generaciones pertenecen. Y Bentley nunca aclarará nada sobre este proyecto, pero de eso hablaremos en breves momentos. Los Bentley Dominator tenían un aire de familia muy característico: su frontal era muy similar a los Arnage de la época. Sus llantas cromadas no tendrían más de 16 o 17 pulgadas, pero eran muy elegantes, con el logotipo de Bentley enmarcado en color rojo.

En la zaga se podía observar un portón que se abre en dos partes. El cristal por una parte, y la parte inferior por otra. Ideal para sentarse a observar la colección de coches, habría pensado el Sultán. Unas ópticas y escape discretos y elegantes remataban un vehículo de cuya mecánica o prestaciones nada se sabe. Ni siquiera sus números de bastidor se parecen a los de otros Bentley: son vehículos únicos y creados bajo un enorme secretismo, posiblemente bajo órdenes expresas del propio dignatario.

Al Sultán le encantaban los Bentley. Su colección tiene muchos más Bentley únicos creados a su gusto y medida.

Si hacemos un ejercicio de imaginación, podemos imaginar que monten un propulsor V8 Land Rover de potencia moderada bajo el capó, pero también podrían equipar el brutal 6.75 V8 de doble turbo de los Bentley de la época. El Sultán nunca escatimaba en gastos, y estos SUV fueron adquiridos en el punto álgido de su despilfarro automovilístico. El Sultán y su hermano llegaron a gastar hasta 14.000 millones de dólares en coches especiales durante los años noventa, según Bentley Spotting informa.

Bentley no quiere que sepas nada de este coche

Bentley no admitirá haber creado este coche públicamente, o al menos no dará bombo a su historia. El impacto mediático del Bentayga es necesario, pero por otra parte, se cree que el pedido de 24 coches especiales del Sultán de Brunei mantuvo con vida a la empresa. Bentley estaba al borde de la quiebra a mediados de los noventa y este pedido – por valor de cerca de 80 millones de libras de la época habría salvado a los de Crewe de la desaparición. Pero el Sultán era un hombre controvertido.

Su colección de coches se ha financiado mediante los ingresos del petróleo, en un país en el que es el despótico líder único desde hace décadas. Se han recogido abundantes declaraciones de violaciones de derechos humanos, en un país que sigue siendo muy opaco para el resto del mundo, a pesar de estar englobado en una de las regiones más pujantes del mundo en la actualidad. Quizá Bentley no quiera admitir que un monarca totalitario les salvó de la quiebra, y les permitió ser comprados por Volkswagen un año después.

Fuente: Hooniverse | Bentley Spotting | Bolride
En Diariomotor: Superdeportivos clásicos km 0, el Sultán de Brunei está de liquidación | Sultán de Brunei, su espectacular colección de coches

Lee a continuación: Cinco deportivos clásicos franceses que atraparon nuestro corazón con el exotismo y la originalidad por bandera

  • ADN

    “Quizá Bentley no quiera admitir que un monarca totalitario les salvó de la quiebra, y les permitió ser comprados por Volkswagen un año después.”

    Auch, pero cierto.

  • SLE96

    Pues mas feo no puede ser

    • nuevoenesto

      Es tan feo como parece que será el Bentayga. Un auténtico despropósito.

  • Daniel Aguilar

    habrá en el mundo algún coche que no haya tenido el tío este?