Un conductor rumano burla la ley conduciendo sin carnet durante 39 años

 |  @sergioalvarez88  | 

Gheorghe Ungureanu es un ciudadano rumano de 63 años. Tras trabajar desde hace años en Francia, volvía a su tierra natal hace unos días para pasar sus vacaciones de verano. Lo que nadie sabía es que desde que le retiraron su carnet de conducir hace 39 años, siguió conduciendo sin temor alguno, desempeñando labores como conductor profesional – de pasajeros y de mercancía -. ¿Cómo demonios se ha salido Ungureanu con la suya durante casi cuatro décadas?

Nunca la policía le paró ni nadie le pidió su documentación. A esto se le llama suerte.

Al parecer, en el lejano año 1976 fue interceptado por la policía de – la entonces república de la órbita soviética – Rumanía. Visiblemente ebrio de vodka, se le retiró el carnet de conducir. Ungureanu podría haber solicitado un nuevo permiso de conducción, pero por razones desconocidas, nunca lo hizo. Fue entonces cuando su carnet de conducir fue revocado. Esto coincidió con su emigración a Francia, en busca de un trabajo mejor.

En Francia mintió a sus empleadores diciendo que había perdido su documentación, y que era un trabajador honesto que simplemente quería dar un sustento a su familia. De la segunda parte no dudamos, pero los franceses deberían haber dudado de la primera parte. No tuvo problema para obtener un permiso en Francia, o más bien, nadie le pidió el carnet de conducir. En sus múltiples trabajos como conductor.

Ungureanu cree que su conducción modélica ha evitado ser parado por la policía durante casi 40 años.

La historia es surrealista. Parece casi imposible que durante casi 40 años no fuese nunca multado ni su documentación fuese solicitada en un control rutinario. Supongo que eran también otros tiempos. Tampoco sabemos si obtuvo un permiso en Francia – la noticia no lo dice – pero digamos que en aquella época ninguna administración de tráfico contrastaba su información con la de agencias de otros países.

Sea como fuere, fueron los tiempos modernos los que terminaron con la huida hacia delante de Ungureanu. En unas vacaciones en su tierra natal un radar oculto le cazó a 25 km/h sobre el límite de velocidad de la vía. Fue parado por la policía y se descubrió el pastel rápidamente. Ahora Ungureanu se enfrenta a una enorme multa y posible prisión de tres años. Casi nada.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor: El pack completo: borracho, manco, fumando, sin carnet y sin seguro

Lee a continuación: Te digan lo que te digan, el peligro no son los “palos-selfie”

  • von Stanberg

    Interesante publicidad sobre el Dacia Sandero y el Dacia Duster…

  • Gtyu

    Parece que los gitanos hacen lo mismo en Rumania que en España, ¿a alguien le sorprende?.

  • Mike Gonzalez

    y cuantos como este pájaro no habrá por nuestras carreteras….