¿Qué ciudades han conseguido librarse de los atascos? #huyedeltrafico

 |  @ClaveroD  | 

Cada vez más ciudades ven en la elevada congestión del tráfico, y en la contaminación que esto acarrea, un problema que requiere de importantes medidas para encontrar una solución. Son muchas las ciudades que han impuesto o comienzan a implantar diferentes iniciativas en pos de limitar los atascos y de mejorar sus niveles de contaminación ambiental. Son principalmente grandes ciudades europeas las que han dado el primer paso con iniciativas cuyos resultados hablan de éxito rotundo. Diferentes formas de abordar un problema en común, pero todas soluciones que han permitido reducir los atascos en las ciudades? Una entrega más de nuestra iniciativa Huye del Tráfico.

Los casos de éxito que ya funcionan en Europa

Varias ciudades europeas limitarán el acceso de algunos coches a su interior en función de su etiqueta energética.

Londres es uno de los casos más representativos en tanto a la aplicación de medidas contundentes para limitar la congestión de su entorno urbano. A través de la implantación del sistema Congestion Charge Zone, Londres ha conseguido reducir la presencia de automóviles en determinadas zonas de su núcleo urbano. Este sistema parte de un peaje aplicado a cada coche que quiera circular por la zona restringida, contando con exenciones para vehículos especiales o más eficientes, pero también penalizando a aquellos que no son residentes. Estocolmo es, desde 2007, otra de las grandes ciudades europeas que aplica un sistema muy similar al Congestion Charge Zone de Londres, destinando todo el dinero recaudado con los peajes asociados al acceso regulado al mantenimiento y construcción de carreteras.

En Alemania se introdujo en 2008 la obligatoriedad de instalar una pegatina en el parabrisas que indicara el impacto ambiental de nuestro vehículo. Con esta medida se puso en marcha una iniciativa en la que las grandes ciudades alemanas como Berlin o Munich delimitarían el acceso a sus núcleos urbanos según el color del etiquetado. Con este sistema se ha conseguido que solo el transporte más eficiente o de máxima ocupación pueda circular por las calles de las ciudades, llevando al extrarradio aquellos transportes menos eficientes. El sistema cuenta además con sanciones económicas, e incluso pérdida de puntos, si un coche no instala el identificativo o no circula por la zona delimitida para su uso.

Madrid ya blinda su centro al tráfico y muy pronto extenderá el Área de Prioridad Residencial.

Pero existen iniciativas que además de la delimitación de zonas de circulación, imposición de sanciones o el lanzamiento de medidas extraordinarias como la alternancia de matrículas para limitar la congestión del tráfico en las grandes urbes, también pretenden reinventar la forma en que nos movemos. Uno de los casos más representativos y actuales lo encontramos en la ciudad de Grenoble, Francia, donde se ha buscado entender el transporte como una herramienta conectada que permita cumplir las exigencias de movilidad a partir del uso combinado de diferentes sistemas de transporte.

A través del uso de una aplicación en la que introducimos el origen y destino de nuestro trayecto, la herramienta nos recomienda el uso combinado de diferentes sistemas de transporte público como autobús o metro, añadiendo el uso de sistemas car sharing con microcoches eléctricos y bicicletas eléctricas para poder llegar a destino. Esta solución permite dar un nuevo enfoque al transporte público para optimizar su uso, pero al mismo tiempo alivia a las grandes ciudades de la presencia permanente de coches privados en sus carreteras.

El futuro a corto plazo nos dibuja una Europa donde las iniciativas descritas anteriormente irán a más para reducir la elevada presencia de coches en nuestras calles. Madrid, sin ir más lejos, ya ha aprobado la restricción de tráfico en determinadas áreas de su núcleo urbano de cara a reducir los niveles de contaminación que adolece la ciudad. Asimismo, medidas paralelas como las zonas de aparcamiento regulado según la edad del automóvil y su grado de eficiencia, también buscan limitar la circulación de los vehículos menos eficientes en las zonas de mayor volumen de tráfico.

En Diariomotor: Se restringirá la circulación por matrículas pares (e impares) en episodios de contaminación: las 5 claves del protocolo de Madrid | Madrid blinda su centro al tráfico y extiende el Área de Prioridad Residencial

Lee a continuación: Mercedes-Benz ya vende más que Audi: así queda el Top 3 mundial de los premium alemanes

  • Oliver

    Resumiendo: se suprimen los atascos no a base de una gestión del tráfico más eficiente o de aparcamientos disuasorios, sino por el método de “muerto el perro, se acabó la rabia”. Así yo también acabo con muchas cosas en esta vida.

  • Luis

    Que los ricos con coches eficientes podrán circular por donde quieran mientras que los que no se puedan permitir un coche nuevo solo podrá circular por el extrarradio.
    Siempre la misma hostoria.
    Que dejen pasar a las nuevas energias renovables nunca parece una solución viable por los intereses de los grandes

  • Almafuerte

    Pero si se eleminan los atascos incitando a q no circulen vehículos, a quien beneficia que no haya atacascos? Esta claro, si no quiero estar en un atacasco con el coche en Barcelona pues no voy en coche. Esto es solo una medida recaudatoria. Siendo optimista una medida contra la contaminación.