CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Renault

3 MIN

Renault homenajea a Le Corbusier con un elegante prototipo de inspiración modernista

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 22 Oct 2015
renault-le-corbusier-prototipo-portada
renault-le-corbusier-prototipo-portada

El arquitecto suizo Le Corbusier es una de las figuras claves de la arquitectura del Siglo XX. Hoy se cumplen 50 años de su muerte, y Renault quiere rendirle homenaje con un elegante prototipo de inspiración modernista. Le Corbusier quería mejorar las condiciones de vida de los trabajadores, y fue uno de los mayores adeptos de la integración del automóvil en la planificación urbana. El homenaje de Renault es un prototipo inspirada en la época dorada del automóvil francés, los años 30 del pasado Siglo XX.

Villa Savoye es una de las construcciones más famosas de Le Corbusier, inspiración para este concept sin nombre.

Aunque el legado de Le Corbusier no haya producido los efectos deseados - su arquitectura rayaba el brutalismo y era carente de espíritu - y muchas tendencias actuales vayan en contra de sus ideales, no podemos negar su influencia en la arquitectura moderna. El prototipo de Renault es un coupé de generosas dimensiones y aspecto elegante, pero sobrio. Lo mejor es que no se parece a ningún Renault actual al ser un puro ejercicio de diseño, que nos hace imaginar otras direcciones estilísticas para los galos.

La calandra es puro art decó. Cromada, de aspecto ovalado y flanqueada por dos ópticas LED muy afiladas. El capó parece no tener fin, ocupando más de la mitad de la longitud total del coche. Junto a los pasos de rueda delanteros se han habilitado unos huecos carenados donde se pueden almacenar objetos mediante unas maletas especiales. Un habitáculo para cuatro personas de aspecto minimalista se sitúa en una posición muy retrasada, completamente cubierto de cristal, aportando gran luminosidad al coche.

En la zaga se despliega un espectáculo visual compuesto por una tira LED muy ancha. En los pasos de rueda traseros también hay espacio de almacenamiento, ya que el habitáculo anula parte del maletero. Las puertas del habitáculo se abren de forma suicida, pero hacia arriba. Una configuración curiosa y efectista, pero conservando la elegancia. Este prototipo nunca llegará a producción, es un ejercicio de diseño "recreacional" de los equipos de diseño de Renault, una simple golosina visual para el resto de mortales.

Con todo, habría sido interesante ver un coupé así con un gran motor de seis u ocho cilindros en nuestras carreteras.

18
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: