La Ford Transit más potente de la historia: así ayudó a Jaguar a desarrollar el XJ220

 |  @sergioalvarez88  | 

Corría el año 1990, y Jaguar y Tom Walkinshaw (TWR) unieron sus fuerzas en una alianza llamada Jaguarsport. Además de desarrollar máquinas de competición, colaboraron en el desarrollo del Jaguar XJ220, uno de los más icónicos superdeportivos de los años 90. Tras la crisis financiera de principios de los 90, Jaguar tuvo que abandonar su idea original de crear un superdeportivo con motor V12, y se unió a TWR para el desarrollo del nuevo motor. Es donde entra en acción una de las Ford Transit más especiales de la historia.

Una inesperada mula de pruebas para el motor del Jaguar XJ220, un 3.5 V6 de 550 CV de potencia.

Esta Ford Transit de batalla larga comenzó su vida en 1989 como una simple furgoneta blanca más. Una de tantos miles que cada día circulaban por las calles de Reino Unido. Completamente anónima. Por ello, era el vehículo ideal para probar en las calles el motor que se estaba creando para el Jaguar XJ220. Como quizá supierais, el motor del Jaguar XJ220 tiene su origen en el MG Metro 6R4. Una bestia del Grupo B que apenas llegó a estrenarse en competición: tuvo la mala suerte de competir sólo en sus últimos compases.

Jaguarsport trabajó duramente para convertir el V6 en la bestia biturbo de 3,5 litros y 550 CV que terminó bajo el capó trasero del Jaguar XJ220. Como el chasis del Jaguar XJ220 no estaba aún completo, necesitaban una mula en la que comprobar el funcionamiento y realizar las pruebas necesarias en el desarrollo de un grupo motopropulsor. La parte trasera de la Ford Transit era el lugar perfecto: había toneladas de espacio para trabajar sobre el motor y estaba completamente oculto de las miradas indiscretas.

Las barras de techo y una escalera pretendían desviar la atención de lo que se cocía en su interior.

El motor fue conectado a una caja de cambios transaxle, situada sobre eje trasero. La refrigeración era cortesía de varios radiadores instalados en torno al motor, mientras que la admisión fue cuidadosamente escondida. Para añadir más confusión al viandante o el competidor celoso, instalaron en el techo unas escaleras y unas barras para que se asumiera que el vehículo tenía un uso comercial. Sólo dos detalles llaman la atención: el primero es la presencia de dos tubos de escape discretos en la zaga. Pasable.

El segundo, son las brutas llantas del Jaguar XJ220. Sobre la trasera, quizá con neumáticos tipo slick. Aún así, era una furgoneta capaz de pasar muy desapercibida. La furgoneta ahora pertenece a Don Law Racing, una empresa especializada en Jaguar clásicos y en concreto en el XJ220. Creían que esta furgoneta era un mito, hasta que visitaron TWR y descubrieron la furgoneta en la parte de atrás, cubierta de musgo y prácticamente abandonada. Don Law no podía irse de TWR sin ella, pero la empresa no estaba dispuesta a venderla.

Su velocidad máxima es de 295 km/h, sin modificaciones aerodinámicas. Simplemente terrorífico.

¿Cómo consiguieron ser los nuevos dueños? Mintiendo, de forma piadosa quizá. Les dijeron que necesitaban un motor urgentemente, y mediante esa artimaña, lograron obtener la furgoneta, comprometiéndose a desguazarla en cuanto el motor estuviese fuera. Lo primero que en Don Law Racing hicieron fue ponerla a punto, y salir a rodar con ella por las carreteras británicas. Evidentemente, no iban a dejar que una furgoneta con tanta significación histórica cayese en el olvido de semejante manera. Menos mal que aún hay almas caritativas.

Lo bueno empieza en 1:31.

Al parecer la velocidad máxima que han alcanzado con esta furgoneta es de 295 km/h, en el oval de Millbrook y sin modificaciones aerodinámicas de ningún tipo. Su motor no entrega 550 CV, lo han potenciado hasta los 640 CV, y es capaz de acelerar hasta los 100 km/h en menos de 5 segundos. No parecen prestaciones increíbles, pero pensad que es una Ford Transit a todos los efectos. Don Law Racing también cambió su esquema de suspensiones, y ahora es una máquina mucho más responsiva: antes sólo subviraba de forma crónica.

En el futuro, Don Law Racing planea modificar su sistema de dirección y quitar peso. Propongo desde aquí unir esta Transit al club de las Super Van.

Fuente: Crank & Piston
En Diariomotor:

Lee a continuación: Ford Transit M-Sport: la locura del día, el RS de las furgonetas Ford Transit

  • ***t!tO@rDoY***

    Esta es la que usaron en un capitulo de top gear para competir con unos australianos??

    • Daniel Aguilar

      esta fue

  • Paco Tce

    Salvando las enormes diferencias, me recuerda a la Nissan Vanette drift burgalesa, con un V8 de BMW, jejejejej. Absurdamente bonito y lo más sorprendente con la aerodinámica que tiene que tener la Transit es todo un prodigio de la velocidad punta, no me imagino ir pie a chapa con un Boxster por ejemplo y que me llegue un furgón así y me adelante…