Volkswagen ya tiene la solución para sus motores diésel afectados (no será rápida, ni sencilla). Foto 1 de 2.